Zapatos. Cuando utilizar cada tipo de calzado.

calzado-zapato-hombre-cordonos-cuando-usar-00“He aquí el camino, y lleva siempre consigo, impecable, numerosos mañanas”; Ko Un, poeta coreano.

      Saber vestir es saber comportarse. Por lo tanto nuestra imagen es educación, o mejor escrito una parte de ella. Ni más ni menos importante que cualquier otra característica de nuestra personalidad, pero -seguramente- tan necesaria como cualquiera.

      Todos conocemos a profesionales dedicados un sector determinado que afirman que la característica de su producto -o servicio- es lo más importante. Así, en el mundo de la comunicación algunos afirmarán que saber transmitir es lo más importante. Es decir: tener una buena oratoria, correcta dicción, el lenguaje no verbal de los gestos pertinente, etc.

      Los maestros nos enseñaron que cultivar nuestra mente era vital, los abogados nos asesoran que debemos tener todos los documentos en regla para nuestra tranquilidad, los médicos nos aconsejan sobre los beneficios de una vida saludable y los entrenadores deportivos nos invitan a hacer un ejercicio físico constante, entre algunos ejemplos. Cada uno arrima el ascua a su propia sardina. No en vano, promocionar los beneficios de un producto es velar por los intereses del propio negocio. De acuerdo.

      Si seguimos todos estos consejos de manera metódica, y nos formamos en todos ellos, los profanos en las distintas materias nos encontraremos sin tiempo -prácticamente- durante toda nuestra existencia para tanto como hay qué hacer para estar a la altura. Mantenernos idealmente saludables, cultos, con buena presencia y sin problemas legales, entran dentro de un largo etcétera de compromisos que lejos de mejorar nuestra calidad de vida nos abocarán, estresados, a abandonar muchos empeños.

      No debiera ser para tanto, y conviene ser más natural. Lo que se espera de nosotros solo es que seamos nuestra mejor versión, no expertos en todo. Por lo que conviene asimilar reposadamente los conceptos más básicos, integrarlos, tomarlos con calma, relativizar y, sobre todo, resumir y consolidar unos pocos.

      Ahora que me siento animado tras comprobar que los -actuales- novios siguen demandando el chaqué para vestir el día de su boda, como me aseguró esta semana Placido Iglesias (sastre de Oviedo), y que incluso llevan recortes de prensa para diseñar estos trajes de ceremonia acordes a sus gustos. Resumamos someramente cuando usar cada tipo de zapato, no sin antes advertir dos observaciones fundamentales:

      La primera cuestión no se reduce a si los zapatos han de ser con cordones o sin ellos para el uso con traje o no, sino que el grado de formalidad que tenga el conjunto de nuestro atuendo sea equilibrado. Donde existe el reducido margen que corresponde a la naturalidad de un estilo personal elegante, como segunda observación.

      Si dejamos de lado los zapatos –tan bellos como inusuales- de etiqueta como lo son el Oxford de charol, los botines tipo Balmoral o las zapatillas Opera Pumpsslippers. Todos en color negro. Para el traje de oficina oscuro más regio corresponde el zapato negro de cordones, también tipo Oxford más sencillo. Y en función de que este traje se vaya haciendo más informal, por color y/o corte, el zapato también lo tendrá que hacer proporcionalmente. Tendiendo a clarear su tono hacia marrones más oscuros, incluso variando el color a un azul marino o rojo cereza picota, añadir dibujos en forma de agujeros o grabados, incorporar hebillas, tornar a modelos Derby y terminar por los más relajados de piel vuelta o incluso mocasines para los conjuntos de chaqueta.

      Sin mayores complicaciones y siempre en la máxima calidad.

      Como las reglas de la imagen no son tan exactas como las de las matemáticas, no todos luciremos cual Cary Grant tan pronto conozcamos éstas u otras normas. Sin embargo, nos ayudarán hasta tener el suficiente control sobre las mismas como para saltárnoslas -tras mucha práctica y dedicación- y lograr con éxito hazañas tales como la de lucir un traje sartorialmente bien cortado con unas botas de montaña al estilo de Gianni Agnelli, y sentar cátedra.

      Muchas gracias y buena suerte,

David García Bragado
Fotografía galeria: © Jose Manuel Salgado

[mc4wp_form]

  • Anonimo

    Yo creo que lo mas importante a parte de todas las recomendaciones que nos das que son maravillosas. Es que el zapato de uso regulara sea lo mejor y mas cómodo posible ya que no hay nada peor después de un día de trabajo, llegar a casa con los pies molidos por un mal calzado. Un saludo y gracias por tus consejos.

    • vestirseporlospies

      Gracias a ti por tus comentarios estimado, los cuales valoro igual de acertados, ya que no hay mejor prueba para ver la calidad de un zapato que ver como envejece o como nos dejan los pies al final de la jornada.
      Un saludo cordial,

  • Amore

    Completamente de acuerdo con lo comentado. El primer aspecto que hay que cuidar con el zapato es que sea cómodo, después la estética. Se dice que si uno los zapatos que calza es porque son malos (incómodos, primero que nada). Qué excelentes ejemplos de calzado has presentado. Gracias.

    • vestirseporlospies

      Gracias a ti estimado Amore y a tu disposición.
      Son todos los modelos de nuestra propia colección VP y realizados por las firmas (de arriba hacia abajo): Meermin, Crownhill Shoes, Vass Shoes, Vass Shoes, Vass Shoes, Carmina y Meermin; respectivamente. Siento no haberlo advertido antes, me confié al dedicarles a cada uno en su día un artículo específico.
      Un abrazo amigo,

  • jacobo

    Hola David. Me parece de una condescendencia innecesaria decir que el bueno del Sr. Agnelli va dando cátedra con esas botas de montaña. Puedo llegar a admitir incluso que el Sr Agnelli haya sido uno de los hombres más elegantes de su tiempo, pero de ninguna manera podemos ampararnos en la arbitrariedad de que derrochaba estilo para justificar el uso de esas botas, que esta completamente fuera de lugar. Harias mucho mejor, en mi opinión, en señalar que esta foto del Sr Agnelli es la excepción que prueba la regla, o dicho de otro modo, que al mejor cazador se le escapa la liebre.

    • vestirseporlospies

      Estimado Jacobo, buenas noches y muchas gracias por tu comentario.
      La verdad es que me encanta este debate.
      En mi opinión, creo que es mucho más elegante -por gusto- personajes como Matteo Marzotto o Luca Cordero de Montezemolo, de lejos. Además mucho más afines al estilo que aquí defendemos.
      Ahora bien, que L´avoccato sea considerado como uno de los hombres más elegantes a pesar de haber traspasado fronteras que a muchos de nosotros -simples mortales- nunca se nos ocurriría como el tema de las botas, usar botones en los picos de las camisas con corbata o estridencias como el tema del reloj por encima del puño de la camisa, meter la corbata por dentro del pantalón, entre otras muchas, que conocéis tan bien como yo, tiene un gran mérito.
      Su gran logro -entiendo- es haber sentado cátedra con temas suyos tan personales como por ejemplo: lucir el extremo estrecho de la corbata por debajo, “crear” camisas como las poleras, … Aunque en el fondo fue su fama y sus hitos empresariales lo que hicieron de él lo que fue. El poder del dinero también ayudan.
      Muchas gracias por crear este debate con tu -para mi- acertada opinión.
      Saludos cordiales,
      PD. Por cierto, me quedo por apuntar en el artículo que luego hombres como Ralph Lauren le copiaron en el tema de las botas, lo que pasa es que perdí la foto y no la encuentro por más que la busco. Cuando aparezca os la muestro.

      • Jaime Romero-Requejo

        La verdad es que estoy con Jacobo. Pero incluso iría más lejos, para mi Agnelli más que elegante podríamos decir que tenía estilo. Por más que veo fotos y fotos, no veo la elegancia por ningún lado. Considero que hay (o hubo) gente con un don especial para saltarse las normas y sentar cátedra, debido a su depurado buen gusto (como el duque de Windsor), pero personalmente considero que en el caso del italiano son más bien excentricidades. La prueba está en que muchas de las aportaciones del duque de Windsor han sentado cátedra, y en cambio las de Agnelli no. Nadie usa botas de montaña con un traje, y en cambio sí usa oxfords con picado. En cualquier caso, muy interesante el artículo y genial que genere puntos de vista y opiniones. Un abrazo David.

        • vestirseporlospies

          Muchas gracias a ti estimado Jaime.
          Creo que has centrado muy bien el debate y resumido con acierto la diferencia entre ser un líder que crea tendencia en un antes y después de él -el duque- y alguien con un don para llamar la atención sobre sí al que se imita (Giovanni).
          Un fuerte abrazo para ti también,

  • Consejos Bon Vivant

    Buenas noches. Llamadme clásico pero creo que un Oxford negro siempre acierta en las ocasiones más formales. Yo particularmente soy un amante de los monkstraps (hevillas) en cualquier color y un detractor de los mocasines. Saludos a todos

    • vestirseporlospies

      Muy buenos días, estimado CBV, yo mismo me considero un clásico, clásico 🙂 y gran amante de todo tipo de calzado clásico 🙂
      Un abrazo y muchas gracias por tu comentario,