… y como tercer traje ¿cuál?

“Mi visión estaba clara: yo quería apartar todos los artificios en el vestir”; Giorgio Armani.

      Aprender y desaprender. No queda otra. La formación consiste en adquirir conocimientos así como descartar aquellos que ya no resultan válidos. El tiempo, cuando se aprovecha, nos confiere la experiencia para saber discernir unos de otros.

      Tras el traje azul oscuro con chaleco y el cruzado gris medio, aunque bien podía valer al revés pero nos decantamos por esta opción por gusto particular, se amplia el abanico de trajes de forma ostensible.

      Contamos con la gran ventaja de la tranquilidad que confiere tener estos dos primeros modelos. Ya que son tan completos que podremos acudir a la mayoría de nuestras obligaciones con nota, por lo que solo resta ir completando. Me atrevería a aseverar incluso que tenemos cubierto un 80% de las ocasiones, salvo raras excepciones.

      El tejido del tercer traje dependerá mucho de las circunstancias particulares de cada uno en cuanto a hábitos, lugar de residencia y, por supuesto, obligaciones o estilo de vida y trabajo. Si en el peso de los anteriores estábamos en torno a los 240-280 gramos, es el momento de aligerarlo en los más claros.

      Sobre el color descartaría totalmente el negro, antes un esmoquin, o por supuesto el traje gris marengo puesto que lo suple con mejor gusto.

      Ir hacia los tonos verde oliva, marrones (chocolate, tabaco así como cremas), grises claros o azules vivos es todo un acierto. En estos colores me decantaría por un estampado liso y dejaría nuevos motivos, de los fil a fil u ojo de perdiz elegidos en los anteriores, como espiga o pata de gallo para los colores más discretos.

      Aún no creo llegado el momento para los audaces dibujos de cuadros, marcos ventana o listados diplomáticos. De momento, y para el tercero, me mantendría en el equilibrio de un color audaz liso o un tono diferente sobre otro motivo discreto.

      El corte de inspiración clásica sigue siendo la inversión más rentable. Los patrones de mediados de siglo pasado, al igual que las películas, lecturas y muchas de las artes, aún no han sido superadas en la actualidad. Como tampoco soportan mejor el paso del tiempo.

      Los dos primeros trajes nos habrán dado la experiencia necesaria para decantarnos por el cruzado o la hilera sencilla como prioridad. Así como la certeza de que las dos características fundamentales de todo traje son el ajuste y la composición de su tela. Que junto con la calidad en la ejecución y los detalles, completan las características fundamentales.

      En esta oportunidad no he definido cuál sería y lo he dejado abierto a propósito para que cada uno ideé, y si lo desea comparta, cuál sería el suyo. Muchas gracias y buena suerte,

David García Bragado

[mc4wp_form]

  • Hastur Jr.

    Hola, buenas tardes.

    Totalmente de acuerdo con el artículo. Personalmente, como tercera opción me decantaría por un traje gris claro -de hilera sencilla si el otro gris es cruzado y viceversa,aunque yo prefiero la hilera sencilla- y de un tejido ligero. En un clima más frío y si las obligaciones personales permiten un toque más casual, otra posibilidad sería un buen traje de tweed (yo optaría por un Donegal de casi cualquier color).

    Por lo que se refiere a los colores más atrevidos, yo esperaría a tener unos cuantos trajes más en el armario. Verse obligado a repetir ciertos colores con muy poca separación puede ser peligroso.
    https://uploads.disquscdn.com/images/6f414194adb05b92d5df80b923e97468a53a64b8d6643dbef901218c9c24bf14.jpg
    Atención, pregunta con trampa: ¿te pondrías esto más de una vez al año?

    Hay que HUIR de los trajes negros. Dejando aparte el mundo del espectáculo, solo son idóneos para un entierro, y si eres el muerto (o el asesino de la mafia que se ha ocupado de él). Tres referencias del traje negro que debemos tener en cuenta: Antonio Ferreras -y encima con polo negro de manga corta, ya para hacer daño- Joan Tardá y las bodas gitanas.

    https://uploads.disquscdn.com/images/d4dd0692e6459a6dc1afc1e37492feaa116a9815af89713ebfa3e4031bd17df3.jpg

    https://uploads.disquscdn.com/images/1f177f32c2e51a192c1b4bab9e292ca464ecc5d05d07dc4a70cdf05b2ac7b074.jpg

    https://uploads.disquscdn.com/images/da61729504a93626a4ddeb0099b225f7c7377a6bebcde4935b3e652db5770e5c.jpg
    Ya está dicho todo.

    Para terminar, ya sé que esta serie de posts se dedica a los trajes, pero yo no desdeñaría el clásico blazer (y en este caso con pantalón gris): bien llevado, puede ser tan correcto como un traje en la mayoría de las ocasiones.

    Un saludo
    Hastur Jr.

    • vestirseporlospies

      Muchas gracias por tu aportación querido Hastur y feliz tarde también para ti.

      Muy de acuerdo con tus consideraciones… tan genialmente documentadas gráficamente. Qué puntos más buenos 😉

      A lo largo de los pasados artículos venimos comentando en la misma dirección que apuntas y la experiencia nos enseña cuan acertados con tus valoraciones.

      Por supuesto, que el conjunto por antonomasia de navy blazer con pantalón gris es un clásico compite en elegancia, estilo y clase a muchos conjuntos monocolores. Algunos señores incluso en situaciones de cierta formalidad le sacan mejor partido que otros a un traje.

      Saludos cordiales y muy agradecido por tan valiosas aportaciones amigo,

  • Alfonso

    Estimados,

    Una vez cubierto el azul y el gris, yo me decantaría por un traje verde oliva muy discreto, si bien y como señala Hastur preferiría de modo personal, por un conjunto de chaqueta-pantalón, sin necesidad de ser el elegante azul y gris.

    Existen alternativas muy interesantes, de chaqueta-pantalón, que muestran el buen gusto de su portador, aún con más acierto que el traje de oficina.

    Un saludo

    • vestirseporlospies

      Muchas gracias querido Alfonso por dejarnos tu impresión.

      Que buen gusto, y originalidad, denotan el verde y marrón oscuros para los trajes y que poco se dejan ver…
      Efectivamente estamos antes el “nuevo” traje con el conjunto de chaqueta, ya que el uniforme monocolor cada vez será más relegado para actos “formales”.

      Saludos cordiales también para ti,

  • Leo

    Buenas tardes, estimados David y compañeros:
    Yo basaría la decisión según la estación en la que vayamos a comprarlo. Si es en verano, a mí me gusta el azul tinta (mi primer traje fresquito fue en ese color).
    https://uploads.disquscdn.com/images/82b3fca9e7620e2d84c50af0733f331dc26077727af7b27c675cfb7bfe8156ca.jpg
    Y si es otoño-invierno, me decantaría por el gris ojo de perdiz (ese fue mi tercer traje y el primero que tenía chaleco).
    https://uploads.disquscdn.com/images/8977e95ea472ce1f05720f31e601038b05bf80148605475082f43f28cd87d1ec.jpg
    Quizás sean opciones “conservadoras”, pero creo que sobre todo al comienzo no hay que volverse loco. Ya habrá tiempo de innovar y arriesgarse cuando tengamos el armario lleno.
    Un cordial saludo.
    P.D: Llevo cuatro años trabajando de sport o casual y echo muchísimo de menos trabajar con traje. Me voy a llorar a una esquina. Saludos.

    • vestirseporlospies

      Buenas tardes querido Víctor, como te encuentras.

      Sin duda ese modelo que presentas de Ede & Ravenscroft (https://www.edeandravenscroft.com) es tan bueno que algunos pensamos que le han pasado por el “photoshop” :-). Gran elección también la segunda. Gracias.

      Cuanta razón tienes en cuanto al traje… pero hay que hacer algún “pinito” de vez en cuando y a la menor ocasión… zasca: el traje. Yo trabajé en un vertedero (Complejo Gestor de Residuos) durante 10 años… y ya te puedes imaginar…. Sin embargo en cuanto tenía la menor oportunidad de un congreso, conferencia, alguna visita de cierto calado, etc…. no lo dudaba y me “entrajaba” JAJAJAJAJA

      Saludos cordiales,

      • Leo

        No te falta razón, querido David.
        Seguro que hay algún nombre científico para esto, pero cuando visto traje (bodas, comuniones y demás eventos festivos) me siento más digno y civilizado. Esto lo digo con el máximo respeto a los que nunca llevan traje. Es una sensación mía, nada más.
        Aunque también agradezco ir a trabajar con un polo de manga corta y unos chinos ligeros cuando es verano por la tarde. Je, je!
        Un fuerte abrazo.

        • vestirseporlospies

          Es así, estimado Victor. El hábito no hace al monje pero ayuda a reconocerlo… y que bobada, el emplicharse siempre ayuda -cual coraza de dignidad- a ensalzarse 🙂

          La comodidad es la ventaja de contrapartida, todo en la vida tiene su lado amable …. JAJAJAJA

          Otro abrazo enorme para ti, amigo 🙂

          • Hastur Jr.

            Cierto, el hábito no hace al monje.
            Pero sobre esa cuestión hago mía la máxima de Clint Eastwood en “El sargento de hierro”:

            “Cuando empecéis a parecer marines empezaréis a sentiros marines, y dentro de poco, maldita sea, comenzaréis a comportaros como marines.”
            https://uploads.disquscdn.com/images/dbcc0ac633db8b151c8e04251e4d9a19dd59dd22201755f4851caacb8d5fc7aa.jpg

          • vestirseporlospies

            Qué buena frase estimado Hastur Jr. Nada mejor para comenzar un nuevo día en la oficina…. 🙂

            Feliz jornada y un cordial abrazo,

            PD. Clint Eatwood, todo un mito…. y desde que es director mucho más 😉

  • Vicenç Grau Sanjuan

    Teniendo dos trajes la opción para mi seria un conjunto,chaqueta con un dibujo una espiga o cuadro muy pequeño y pantalón liso, colores un poco alegres.

    • vestirseporlospies

      Muchas gracias por tu propuesta, estimado Vicenç. Nos gusta.
      Saludos cordiales,

  • Jordi

    Punto para el gris claro y medio punto para el azul tinta, o ese azul que no llega a ser marino ….De hecho es lo que hay en mi armario. También hay un traje negro, que ciertamente pocas veces lo llevo.

    Buen domingo a todos.

    • vestirseporlospies

      Muchas gracias por compartir tu opinión y experiencia con todos nosotros estimado Jordi.

      Saludos cordiales y feliz Domingo también para ti,