Visita al Massimo Dutti de Juan Flórez en La Coruña

“La verdadera grandeza consiste en hacer que todos se sientan grandes”; Charles Dickens.

massimo-dutti-personal-tailoring-concept-store-00

      La condición humana se dignifica en función de la libertad que disfruta. De forma personal y desde mi doble ejercicio laboral, como autónomo y como trabajador por cuenta ajena, valoro la independencia que proporciona la primera faceta profesional con la ventaja de gozar de la protección de la segunda.

      La tentación de tener a escasos kilómetros de mi residencia particular la primera tienda Massimo Dutti Personal Tailoring, estandarte del concepto, era demasiado fuerte para resistirme a conocerla. Mi intención había sido la de acudir a esta tienda con mi fotógrafo y realizar un reportaje personalizado, pero no me fue posible obtener la autorización pertinente por parte de la firma a pesar de mis numerosos intentos durante los últimos meses.

      Hablé telefónicamente con su responsable de comunicación -Covadonga Alonso- en varias ocasiones, y le hice llegar mi intención desinteresada por escrito repetidas veces. Pero a pesar de tener cierto contacto -y un pequeño aval- con Rafael Medina, no lo logré. Así que decidí visitar la sede sartorial de la multinacional de Amancio Ortega a nivel particular, el pasado viernes por primera vez, para compartir con vosotros mis impresiones.

      La tienda que se aloja en el número 18 de la calle de Juan Flórez de La Coruña (Galicia-España) esta decorada con tan buen gusto como corresponde a las grandes posibilidades que disponen. Su estilo me recuerda a los primeros años de MD cuando acudía asiduamente a comprar mi ropa, en la década de los años 90, antes de que evolucionara hacía un estilo tan relajado que se distanciara del mío. Tanto en calidad como en afinidad.

      La tienda coruñesa de sastrería personalizada con sede central en Arteixo dispone de ropa acabada en confección semi industrial, como ellos mismos afirman, y se individualizan en función a los patrones de las prendas. No de acuerdo con las medidas tomadas sobre el cliente. Es decir, el comprador se prueba una serie de chaquetas, pantalones y camisas de diferentes tallas y en función de cual le asienta mejor a su cuerpo, le confeccionan la ropa elegida.

      El tiempo de ejecución es de una semana para las camisas y tres para los trajes. No hay pruebas intermedias, pero si las lógicas rectificaciones finales si fueran necesarias.

      Los precios oscilan entre los 400 y 800 euros para cada traje en función de los tejidos elegidos. Vitale Barberis Canonico, Loro Piana y Scabal, de menor a mayor precio, son los catálogos de las firmas de telas a disposición. 100 euros, aproximadamente, más si se trata de un traje de tres piezas con chaleco. La versión cruzada tiene idéntico precio que el de hilera sencilla.

      Las camisas están en el rango de precios de 70 y 80 euros con telas de la firma Ashton Shirtings. Disponen, para personalizar, de ocho modelos standard de cuellos y otros tantos de puños entre otras típicas opciones (ajustes, letras, etc).

      Me sorprendió de forma grata ver modelos de calzado tan vanguardistas como los Belgian loafers aunque por supuesto disponen de todos los clásicos Oxford, Monks, etc.

massimo-dutti-personal-tailoring-concept-store-04

      Hugo, que así se llama el sastre que me atendió con la amabilidad de un profesional de la venta, realiza en la trastienda los ajustes más pequeños a las prendas. Única estancia que no pude ver. Aunque las prendas se confeccionan en su totalidad en talleres ubicados en Portugal, como me aseguraron y figura en su etiqueta.

       Además la tienda dispone de un amplio probador con grandes espejos y una sala con máquinas de coser. Más decorativas que efectivas.

      Lo que más me gustó fue el estilo que destila. Uniforme. Coherente. Ponible. Donde el gris y el azul monopolizan las estanterías, con algún destello puntual en contados colores más vivos como el fucsia o malva de los jerséis. Pocos son los detalles genuinamente sartoriales pero alguno hay como que la entretela no va termo fijada, sino cosida (pero no picada), o que utilizan el crin de caballo para armar el pecho de las chaquetas.

      Lo que menos fue de mi agrado es que la excelencia brilla por su ausencia. Casi todos los artículos se corresponden con replicas de lo ya conocido. Como ejemplo citaré que tanto el chaleco como la chaqueta del traje más extraordinario que vi (un gris marengo de raya diplomática dispuesto en la entrada -abajo- a la derecha ambos cruzados) lucen solapas en punta idénticas a los que muchos utilizamos desde hace años.

      En conjunto resulta un primer intento loable -por la relación entre el precio y el producto- de la marca para aquellos que se quiera introducir en la confección semi industrial ajustada al cuerpo individual, pero que media aún años luz de la sastrería artesana tradicional. Por otro lado, parece encomiable el esfuerzo de la todopoderosa INDITEX por copar -también- el mercado de la medida, y el servicio individualizado, pero resulta igual de natural para el ojo habituado que un hipopótamo del Serengeti bailando el Lago de los Cisnes en el teatro Bolshoi. Eso si, con un gusto difícil de superar.

      Muchas gracias y buena suerte,

David García Bragado
Todas las fotografías son propiedad de Massimo Dutti y tomadas de su web.

[mc4wp_form]

  • Jose Luis Fernández

    Buenas tardes, David y Compañía.
    A mí me gusta visitar este tipo de tiendas y con frecuencia encuentro artículos que, dentro de una moda clásica, son innovadores y atrayentes. A éste tipo de tiendas les debemos cierta parte del gusto juvenil por la moda clásica Me gustan la decoración, el trato de su personal y, por qué no decirlo, algunas de sus combinaciones que también son muy acertadas.. Si buscas algo más auténtico o vamos buscando una prenda clásica concreta como gabardina o abrigo Chesterfield…, este no es el sitio. Me sorprendió la reacción de un vendedor cuando le pedí una corbata de lazo negra (por supuesto sin nudo) o que me mostrase los tipos de pañuelo de bolsillo (había dos unidades).
    Saludos

    • vestirseporlospies

      Estimado José Luís muy buenas tardes y gracias por tu comentario.
      Efectivamente, son las únicas tiendas en donde se puede encontrar prendas ponibles para el hombre clásico, y su decoración es preciosa.
      Apuntas una cosa que es más que interesante y que me enseñaron a un curso de ventas, al que asistí hace poco…. se debe de vender lo que el cliente demanda y no lo que el comercio pretende (o quiere)… 🙂
      Saludos cordiales,

  • Jordi V

    Buenas noches David,

    Un gusto leerle. Quisiera preguntar qué lugar (relación calidad-precio) es la mejor en cuanto a trajes a medida de carácter semi industrial?
    Resido en Barcelona y me discuto entre los de Massimo Dutti, Señor o Toni Barceló. Incluso me había planteado la opción de Tailor4less (vía web)!
    Cualquier sugerencia, bienvenida será!

    Muchas gracias de antemano.

    • vestirseporlospies

      Muchas gracias querido Jordi y feliz día.

      En relación calidad precio Massimo Dutti, o incluso Mangas, no están nada mal. Sin embargo, me permito aconsejarte los otros extremos. O Ready To Wear industrial pura y dura de Cortefiel por ejemplo o Bespoke… en un sastre tradicional. Las medias tintas no son la mejor opción muchas veces, y en esta oportunidad de los trajes a medida tampoco.

      Señor o Toni Barceló, no le puedo decir; pero me consta que Jose María Blasi es todo un referente.

      Tailor4less, no te lo aconsejo. Tienen mucho y buen estilo, es divertido pero la calidad del producto no me dejo -nada- satisfecho… Aún utilizo de manera habitual unos pantalones suyos, pero no repetiría.

      Saludos cordiales y a tu disposición,