Visita a la fábrica de zapatos Carlos Santos Shoes. 2ª Parte.

“Nuestra inspiración es nuestro cliente. Pensamos en su estilo de vida: atemporal, sobrio y elegante”; Ana Santos, responsable creativa.carlos-santos-shoes-factory-fabrica-calzado-500

… continuación (del anterior artículo).
La producción diaria de esta planta es aproximadamente de unos 450 pares de zapatos para los más de 125 operarios. Lo que da una idea de su cuidada manufactura. Artesana y de excelencia.

Las fases se suceden como en una carrera de relevos. De manual. Éstas son desarrolladas por experimentados maestros con verdadero arte. Apoyándose en las máquinas que hacen el esfuerzo, mientras ellos le imprimen su alma al calzado con todo el arte que disponen.

La operación que más me va a sorprender de todas, es también la fase de mayor responsabilidad. Aquella que tan solo realizan los operarios más experimentados y que consiste en darle la forma definitiva a la pala. Aplicando un puntual “calentón” local a zonas muy localizadas de la pala, y ejerciendo inmediatamente presión con el martillo para dotarle de su volumen final.

Así modelan -uno a uno- todas las curvas de cada calzado: Puentes de cada pie y algún otro quiebro más -que no acierto a identificar en detalle- como por ejemplo el de la zona del empeine exterior. Esculpen el zapato con calor y presión. La retratamos en la foto 2 mientras la realiza el Sr. Joao.

En cuanto a la suela viene con su singular forma -dotada de un talón- con la tela pegada en forma de pestaña (llamada del hendido), que no es más que es un surco de relieve positivo, para facilitar el cosido de la vira. Este ingenioso sistema permite que las puntadas se pueden dar en oblicuo y no en perpendicular para unir: suela, vira y pala. Lo vemos realizar en la foto 1. El sobrante interior del cerquillo por supuesto se corta, y apura, antes del montado de la planta.carlos-santos-shoes-factory-fabrica-calzado-600

A continuación, la para mi es una de las operaciones más decisivas para la comodidad y estabilidad final de un zapato, viene la fase cuando se rellena el hueco que deja el interior de la vira con un cambrillón y pasta. Ésta decisiva pieza plana, de sección similar a la un pulgar de la mano, es de madera de pino, la mejor opción. Y la viscosa amalgama compuesta de resina y serrín (caliente que se alisa con una plancha calentadora) de la que Carlos Santos dice que es como la fórmula de la Coca-Cola: nadie parece conocerla. Corresponde con la foto número 4.

El enganche de la suela o plantilla, que se coloca sobre ésta pasta, está muy impregnada en ambas caras por una uniforme capa de pegamento. Sobre ella, se coloca la última y definitiva suela de cuero.

¿Más detalles? Durante estas operaciones últimas operaciones, cada zapato ha sido previamente envuelto en un fino plástico para protegerlo y que no se ensucie. Se puede apreciar en la foto 3.

Además, entre cada dos pasos hay puntuales instalaciones intermedias, como: unas con vapor caliente que mantienen las condiciones óptimas para terminar su conformación o una encapsuladora al vacío para dicho plástico… para mantener las condiciones óptimas del producto a trabajar. No hay interrupciones (ni improvisaciones) en la producción.carlos-santos-shoes-factory-fabrica-calzado-700

El detalle que más espero, incluso tenemos que alterar la producción durante un instante puntual por este motivo, es cuando está totalmente montada la suela -y antes del segundo cosido de la vira (el de fuera)- tiene que ser rebajo y levantado todo el contorno de ésta. En un perímetro de un centímetro aproximadamente, para que no se vea la costura. Lo vemos a partir de la foto 6 de la galería.

Esto se realiza en una máquina, con gran esfuerzo del operario, el Sr. Pina en este caso, entre los cuales levantan cual labio un ancho suficiente para dar la costura.

Posteriormente se cose, todo el contorno exterior que le acredita con el nombre Goodyear Welted, y acto seguido con pegamento, presión y lijado se vuelve al sitio para dejarla totalmente oculta.

Carlos Alberto Santos reconoce sin complejos que no hace bespoke. Sin embargo, su firma solo elabora calzado de la más alta calidad. Capacidad a buen seguro que no le faltaría, pero ni falta que le hace el intentarlo. Él es un empresario, y del mejor calzado.carlos-santos-shoes-factory-fabrica-calzado-800

Nuestra estancia en la fábrica fue un auténtico descubrimiento, de cada puesto de trabajo. Tuvimos la oportunidad de estudiar cada fase de producción, en un número que no baja de las 40 puntos de ejecución en perfecta sincronía y solapamiento.

Algún paso sencillamente sería el de pintar el canto de la suela, algún lijado o timbrado, el grabado del logotipo u otros más complejos como el abrillantado final. Que constaba a su vez de otras cinco sub-fases realizadas por 5 operarios diferentes. Cuya sucesión de limpieza, hidratación, brillo, tintado y acabado, remataban la joya de calzado.

Cada una de estas operaciones es realizada con tal mimo y personalización -en su conformado- como si todo el calzado fuera creado por un solo artista. Se transmite en el zapato mismo. Pronto -no me cabe la menor duda- tendremos oportunidad de probar algún modelo y os contaremos nuestra experiencia.

Muchas gracias y buena suerte,
Fotografía: © Jose M. Salgado

  • Luis Arnau

    Fantásticos artículos! Mil gracias por ellos. Una pregunta: ¿dónde pueden encontrarse zapatos de Carlos Santos a la venta en España? ¿Ellos hacen o piensan hacer venta on-line?

    • Amoreno

      Estimado Luis, muchas gracias a ti porque sois vosotros los que nos hacéis posible.
      Puedes gestionar la compra a través de su página, oficial: http://www.santosshoes.com/. Me aseguraron que estaban trabajando en la página de venta “on line”. En España no tienen punto de venta oficial… Pero estoy seguro que si vas de nuestra parte te tratarán como mereces. Su vocación por el cliente es absoluta.
      Saludos cordiales,