Visita a Daniel Yusty en su sastrería. Yusty 1914.

“Detrás de cada viaje hay una razón”; John Irving, escritor estadounidense.

      La forma de consumir ha cambiado. Podemos adquirir en pocos segundos un libro a través de la web para leerlo en nuestro dispositivo electrónico, u optar por las sensaciones que genera dirigirnos a una librería tradicional y comprarlo en formato papel.

      El tiempo disfrutado en un comercio privilegiado, como pudiera ser el de Lello en Oporto (Portugal), el olor del papel o el tacto de las hojas al leerlo para finalmente decorar nuestra biblioteca con el nuevo volumen aporta experiencias únicas.

      En cuestiones de vestuario, sucede igual. Las adquisiciones se pueden valorar como experiencias únicas.

      Si hacia tiempo que no visitaba la capital del Estado no era por falta de ganas sino de motivación. Conocer a Daniel Yusty y su sastrería me saco del letargo. Visitar la boutique de Serrano 54 en Madrid, es obligatoria para todo amante del buen vestir.

      Daniel Yusty, camino de los 42 años, es la tercera generación sartorial. Él no es sastre como su abuelo y fundador, José Yusty Morales, lo suyo es la gestión y su sastre Mario. El padre y tío de Daniel, Germán y José, tomarían el relevo.

      Quedé con Daniel a las cuatro de la tarde en su espacio diseñado por el interiorista catalán Lázaro Rosa-Violán. Pleno de clase dispone de una primera zona, en la entrada a pie de calle, dedicada a las firmas más vanguardistas como Etro o Moncler. Me llamaron la atención unos mocasines totalmente de plástico de la firma Swims de los creadores de las calzas.

      Detrás de ésta primera dependencia, dispone una segunda estancia donde los zapatos fueron, también, mi predilección. John Lobb, Edward Green y Crockett and Jones, lo mejor de cada casa, son las firmas disponibles donde además hay prendas sport y complementos.

      Las dos siguientes estancias, en el nivel inferior, ofrecen un servicio personalizado. La planta intermedia está dedicada a la linea ReadyToWear y MadeToMeasure. Y como la cuestión va “in crescendo” la joya de la corona se sitúa en el sótano donde se atiende bajo cita.

      En esta última zona, destinada al servicio bespoke, con mullidas alfombras y decorado de madera dispone de un pequeño mueble bar en un reservado decorado con chimenea para que el cliente se encuentre como en casa.

      Es la estancia que marca la verdadera línea de distinción exclusiva de la firma, y donde se concentra la quintaesencia de toda su historia. En las cavernas de la boutique. El resto lo puede lograr casi cualquiera, pero este reducto de artesanía cada vez será más limitado y exclusivo.

      En la antesala de la sastrería se acoge al cliente para diseñar el encargo y en una segunda estancia, tras las puertas, más reservada fuera de toda mirada se ubica el salón destinado para pruebas y medidas.

      A partir de esta planta nos acompaño en la visita su sastre Mario. Mario Zafra (08-12-1973) es sastre desde casi al nacer ya que su padre lo era. Ejerce como tal desde los 19 años así que anduvo entre costuras toda su vida.

      La primera oportunidad se la dio el propio Daniel Yusty cuando aún cursaba formación en la escuela de La Confianza. Permaneció durante trece años con él y fue recomendado para el puesto por el profesor D. Artiel. Una eminencia a juzgar por el joven sastre. Luego estuvo en El Corte Inglés durante otros nueve años hasta que recaló de nuevo con Daniel del que ya no se ha separado.

      Con él vimos la muestra de una camisa enteramente realizada de manera artesanal. Rondando los 300 €uros era pura exquisitez con cada puntada realizada a mano sobre un tejido de algodón de Giza.

      Además, me enseñaron la prueba de una chaqueta que estaba realizando. El picado de las solapas lo hacen a máquina por defecto aunque si se solicita tienen capacidad para realizarlo a mano. Sin embargo, prefieren de esta manera porque opinan que quedan mejor.

      El bordado de los ojales de la chaqueta del sastre me parecieron sensacionales, lo que saltaba a la vista que fueron cosidos por unas manos expertas. Luego coser, en Yusty, lo saben hacer así que si no lo hacen en los delanteros será porque cada maestrillo sigue su librillo.

      Si un sastre pica a mano, a máquina o termofija la entretela es problema de cada cual, y de su cliente. Lo que se debe hacer es decir, siempre, la verdad.

      Tras echarle un vistazo a fondo a todo el local, nos desplazamos a la tienda que disponen en Ayala 20 enteramente dedicada a la firma CANALI. En cuyos bajos disponen el taller de sastrería -descomunalmente grandes- donde trabajan, actualmente, cuatro oficialas. Una de las cuales ejerce labores de sastre.

      Por cierto que en cuya inauguración de 2014 asistieron entre otros: D. Jaime Gallo, D. Luis Sans (con el que hemos quedado visitar en septiembre), D. Paolo Canali y, por supuesto, el propio Daniel.

      En el almacén se acumula un gran stock de tejidos destacando telas vintage que se almacenan como vinos reserva.

      Observe entre los pedidos de su clientela, donde se encuentran lo más granado de la sociedad incluidos máximos mandatarios, poco riesgo. Aunque logré coincidir con algún traje verde y otro marrón en tejidos propios del calor que eran dignos de destacar.

      La relación CANALI YUSTY se mantiene desde siempre sustentándose sobre sus dos pilares. La base del conocimiento del tejido y el corte como sastres que les hacen valorar dichas características y ser fieles a un sector de la población- muy segmentado- de la más alta posición económica.

      Como muestras: saben reconocer y aprecian una prenda totalmente terminada a mano o guardan la intimidad de sus clientes más exclusivos con un garaje privado.

      Yusty es un lugar de peregrinación del turismo de las compras de lujo, pero también de los amantes a la buena costura. No en vano va en su ADN.

      Dos horas de visita que disfruté en la compañía de Daniel que expande un negocio centenario cultivando la esencia sartorial.

      Muchas gracias y buena suerte,

David García Bragado
Fotos © Alicia Nacenta

Si deseas recibir de forma cómoda nuestras publicaciones, déjanos tu e-mail de contacto y te haremos llegar -periódicamente- una actualización con nuestros últimos artículos. Estamos a tu disposición. Muchas gracias y buena suerte

O consulta todos nuestros artículos desde la página de archivo