Velada entre relojes de lujo en un entorno mágico

“La educación y la cortesía abren todas las puertas”; Thomas Carlyle, historiador escocés.panerai-reloj-lujo-cena-caballeros-01

Una de las ventajas que tiene escribir un blog es que te llueven las invitaciones. Para compensar, esta la desventaja que mis obligaciones casi nunca me permiten acudir.

En la ocasión que comparto ahora las condiciones me fueron favorables para que pudiera disfrutar de la amable invitación de Andrés Calvo, administrador de la cadena de joyerías que llevan su apellido. Me convocó Miguel A. –su responsable de marketing– para que conociera los relojes de la firma PANERAI de primera mano.

Entorno
Este evento se celebró en un espacio de auténtico lujo -recién estrenado- de nombre La Finca Montesqueiro. A buen seguro que se convertirá rápidamente en un lugar de referencia hostelera.

Dirigido por Lucia Cidón es un alarde de buen gusto. Está creado con un estilo absolutamente moderno, pero sin restar un ápice de comodidad ni de clasicismo.

Como detalle comentaré que durante la visita guiada que me dispensó María, perteneciente al personal de servicio, nada más llegar, me informó que el techo del salón principal está decorado con 85.000 varillas de vidrio. Todas y cada una fueron colocadas a mano de forma independiente. Resulta un espectáculo el presenciarlo en vivo.panerai-reloj-lujo-cena-caballeros-00

Relojes
La firma florentina de relojes PANERAI que co-promocionaba el encuentro -al que por cierto acudieron destacados empresarios- nunca ha sido una de mis favoritas debido a que su estilo y tamaño no se ajustan a mis gustos. Sin embargo, fueron varias las anécdotas que descubrí y me harán valorar esta marca relojera en mayor medida a partir de ahora.

La mejora de sus características técnicas originales vinieron motivadas por las necesidades de la armada italiana durante la segunda guerra mundial. Así, los primeros modelos de patillas finas y soldadas a la caja para alojar el pasador de la correas, tuvieron que ser reforzadas y sustituidas por otras más gruesas que formaran parte del bloque. Este avance haría que los relojes soportaran las altas presiones que se alcanzaban, y cumplir así con las condiciones demandadas por el ejercito transalpino.panerai-reloj-lujo-cena-caballeros-02

Por idéntico motivo, se tuvieron que reforzar -estos primeros modelos- con un mecanismo de presión en forma de media luna alrededor de la corona de leva. El auténtico talón de Aquiles en la impermeabilización de todo reloj sumergible.

Los submarinistas italianos -para los que fueron ideados modelos específicos- requerían la mejor visibilidad de la hora, y su reloj debería satisfacer esta necesidad. Por esta circunstancia algunos relojes PANERAI disponen de una gran fosforescencia, y números muy grandes. Tal llego a ser esta luminosidad que cuando los soldados de la armada estaba en tierra, tenían que tapar su reloj (con barro o su manga) para no ser descubiertos por el enemigo.

PANERAI auna modernidad y la tradición. Lo primero porque desde 2005 dispone su primer movimiento de manufactura propio. Y lo segundo porque cuatro años antes, durante 2001, habían adquirido y rehabilitado el taller donde se fraguaron los comienzos de la firma, en la Piazza San Giovanni de Florencia durante los albores del siglo XX, a modo de boutique-museo.panerai-reloj-lujo-cena-caballeros-04

Conclusión
Transcurrió la cena de manera muy amena y disfruté de una agradable compañía. No conocía a nadie pero fue un placer descubrir tanto en tan poco tiempo: caballeros, entorno, joyería, firma relojera…

He de reconocer que lo que me asombró no fue la caja del muestrario de relojes -que bien podría albergar un valor de facturación superior al millón de euros- sino la atención y el trato amable que me dispensaron los representantes de las tres firmas –relojera, joyera y hostelera- con su mejor versión. ¿Qué más se puede pedir?

Muchas gracias y buena suerte.
Fotografía: © Joyería Calvo.panerai-reloj-lujo-cena-caballeros-03