Trump; Donald Trump.

“La peor arrogancia es aquella producto de la ignorancia”; Jim Rohn (1930-2009), empresario estadounidense.

      Al recién estrenado presidente de los Estados Unidos de América la ropa le viene como el cargo. Grande. El desproporcionado largo de su corbata, así como la desmesura en la talla en sus trajes evidencian una personalidad complicada de hacer entrar en razón.

      En el debe de Trump está que estas prendas el norteamericano medio las suele vestir amplias. Aunque no tanto. Los ciudadanos de Norteamérica no visten tan entallados como los italianos, aunque existan honrosas excepciones. Sin ir más lejos el anterior inquilino de la Casa Blanca. Barack Obama. Pero lo que ya no tiene ninguna disculpa son los tejidos que utiliza el neoyorquino para trajes y corbatas. Tan satinados y arrugados que deslucen.

      Casi nunca se abotona la chaqueta, y eso tampoco tiene pase. Menos aún cuando la situación es tan formal como la de su juramento como presidente en el Capitolio.

      De carácter soberbio e intimatorio, el magnate de las comunicaciones muestra una imagen simplona con una incapacidad manifiesta para variar. Como sí de su política sobre inmigración se tratara.

      La presencia de Donald Trump es unívocamente de nuevo rico, y demuestra con su ejemplo que la elegancia no se puede comprar por más dinero que uno disponga. Todos sabemos que es una cuestión de educación y esfuerzo que requiere también de cierta dosis de humildad. La imprescindible para saber reconocer los fallos propios.

      Esta imagen no está implícita en su posición, puesto que en la elección de los recientes presidentes de los estadounidenses hubo algunos ejemplos de estilo razonable como el mencionado de Obama, el fresco de JFK o el tradicional de Ronald Reagan.

      Donald John Trump, por su puesto, se ha ganado viajar en un avión con la última tecnología disponible – el Air Force One– o en un Cadillac blindado antimisiles. ¿Cómo se explica que sea incapaz de mantener su traje con unos niveles mínimos?.

      Lo menos malo son sus zapatos de cordones negros, aunque sus sempiternos calcetines a juego seguro que son otro imposible.

      Me sorprendió haberle visto utilizar en alguna ocasión un pocket square en el bolsillo de su chaqueta. Igual haya esperanza después de todo, porque podría estar en un punto digno con ligeros matices.

      El matiz de la talla, el matiz del brillo de la tela, el matiz en su peinado, el matiz de la longitud de su corbata, el matiz de… todo. Porque todo está en los matices.

      Muchas gracias y buena suerte,

David García Bragado
Foto portada Archivo EFE

[mc4wp_form]

  • Leo

    Buenos días, querido David:
    Siempre se ha dicho que la política hace extraños compañeros de cama, pero la elegancia no está entre ellos, por desgracia. Si bien Obama lucía bastante bien (Brooks Brothers), no recuerdo ahora mismo a ningún otro que merezca mencionarse. En España me gustaba Antonio Asunción (ex-ministro del PSOE) pero era más por lo cuidado de su pelo y su barba que por su vestuario. Sería un debate interesante proponer políticos elegantes.
    A alguien se le ocurre alguno?
    Un cordial saludo y buen fin de semana.

    • vestirseporlospies

      Feliz día, estimado Leo:

      En su día ya hicimos alguna introducción… yo siempre me he quedado con Adolfo Suarez (además de que como persona fue una nuestras grandes figuras). Actualmente me parece bastante acertado el líder de Ciudadanos, al que sigo, si bien el tuerto es el rey en el país de los ciegos. Hablando de Rey y en esto si que he sido explícito. Para mi, en elegancia, el nuestro es también en eso el primero de los españoles 🙂

      Animo al resto de lectores a que nos dejen sus preferencias. Gracias por abrir tan interesante debate amigo Víctor.

      Saludos cordiales e iguales deseos de que tengas un gran fin de semana,

  • Jose Luis Fernández

    Buenas tardes, equipo de VP y lectores.
    Lo peor no es la arrogancia, intransigencia, prepotencia y educación deficiente en la tarjeta de presentación de un señor, creo que lo peor está por llegar y es el ejemplo que transmite a muchas personalidades débiles o ávidas de un líder asentado en su poder al que imitar y del que aprenden los modales ( es mucho más difícil aprender los correctos). Me temo un temporal de “Trumps” en las carreteras, en las empresas, equipos de dirección, y lo que es peor, en los gobiernos..etc… Creo que la elegancia siempre y absolutamente siempre estará en el interior de una persona, es algo tan completo que trasciende a la ropa, se transmite con los movimientos, la apariencia, los gestos, el tono de la voz, la escritua, el orden , la equidad… y por supuesto, también en la forma que alguien se coloca un sombrero, da la mano a un semejante o viste una ropa.

    • vestirseporlospies

      Muchas gracias por tu reflexión querido Jose Luis, no podemos estar más de acuerdo contigo…. La elegancia es un valor interior; claro que si.

      Me asusta y preocupa, por eso quiero compartirlo con vosotros, que a estos sujetos los elige la mayoría de la población. Luego son el reflejo de la sociedad, al menos de la inmensa mayoría… Los que creemos en que mayor educación es posible y necesaria. Básica. Debemos de persistir en las buenas formas, puesto que el ejemplo es lo único que nos puede salvar de épocas pasadas, felizmente superadas, de mediocridad y adoctrinamiento. De sociedades siguiendo a ciegas a su líder fanático y radical, por que le falta la cultura, la educación y la valentía suficiente para tener criterio independiente y superior.

      Muy agradecido, estimado amigo, entiendo que das en el clavo de lleno. Felicidades.

  • José Peña

    “Muéstrame cómo haces el nudo de corbata y te diré cuan buen político eres”

    Saludos

    • vestirseporlospies

      No es nada mala reflexión estimado José, puesto que muestra el cuidado de los detalles…

      Saludos cordiales y muchas gracias por tu comentario, feliz sábado.

  • J.A.S.

    Buenas tardes.
    En primer lugar, pido disculpas si mi comentario está obsoleto, ya que observo como el debate fue abierto por Don Víctor hace varios días.

    Quería opinar sobre políticos elegantes. Me viene a la mente el nombre del político vasco Iñaki Oyarzabal como político elegante.

    Como reza en el subtítulo de este interesante blog, la elegancia es un valor interior. Es la persona la que dignifica a la ropa y no al revés. De ahí que haya caballeros vestidos de esmoquin que no trasmiten elegancia y otros con un vaquero y una camiseta blanca nos parecen elegantes. Por tanto, bajo mi modesto punto de vista, es lo que sale de dentro del caballero, es decir, sencillez, discreción, prudencia, humildad, respeto, afabilidad, saber estar, buenas maneras, buen trato…etc., lo que hace al hombre elegante y distinguido.

    Un cordial saludo para todos,

    José Antonio

    • vestirseporlospies

      Feliz tarde también para ti querido José Antonio y nada que disculpar. Un placer el contar con tu comentario.

      Gracias por hacer alusión a nuestro lema, es algo que me encanta. 🙂

      Dices bien, la personalidad ha de sumar a la imagen, sino es como si fuéramos desnudos o aún peor. Si mencionáramos a San Agustín: “Ama (sé bueno) y haz lo que quieras”… pues sé educado y viste como quieras… seguro que da gusto.

      Me viene, por otro lado, a la memoria una conversación que tuve en cierta ocasión con JM Reillo en la que le recuerdo comentar algo así como… “si es el hombre el que le aporta al traje es que no va bien vestido, el traje tiene que aportar…”.

      Un saludo muy cordial y mucha gracias por tu educado, y valoro como acertado, comentario.

    • Manuel Peña Torres

      Aunque con algunas horas de retraso también, mi total adhesión a la línea de tu comentario José Antonio. Da al más humilde mendigo la ocasión, fíjate en lo digno de su porte, repara en sus ademanes o dale la palabra. Si hay en él un caballero… ¡brillará al instante! Ni los más humildes harapos ni el más ajado atuendo son capaces de ocultar por mucho tiempo al gentleman que los porta y que esa persona lleva dentro. Los vaivenes de esta vida pueden hacerte descabalgar a veces, perder rumbo y andar desorientado durante un tiempo. ¡Nunca conseguirán apagar el aroma de una educación refinada y de unos principios firmes que dan ese “savoir faire” esa “charme” que acompañan a un caballero durante todo su recorrido vital!. Cordiales saludos a los tertulianos y mis parabienes para este excepcional blog que es casa de todos y que, particularmente, empieza a resultarme ciertamente entrañable. Buena jornada a todos.

      • vestirseporlospies

        Querido Manuel, AMEN!!! y buenas tardes.

        Gracias por hacerlo grande. Porque si este blog es como dices, solo lo es por vuestra presencia sin la cual carece de sentido. Es más, muchas veces pienso que iría igual de bien o mejor sin mi… me considero su moderador, coordinador, impulsor… cual JL Balbin o J. Hermida en sus debates/tertulias. Cómo me gustaban como dirigían sus programas de La Clave y Hermida y cia… todo un ejemplo.

        Me encanta leeros, y aprende mucho de vuestros comentarios. Gracias por ellos.

        Pero a lo que vamos que sino divago, que es viernes por la tarde y aún queda mucha faena. Gracias Gracias y Gracias…. La elegancia, señores, es un valor eminentemente INTERIOR 😉

        Un honor, abrazos y saludos cordiales para todos.

  • No sé si son ideas mías o qué, pero me recuerda a “Don Francisco” el de Sábado Gigante ¿no, ustedes que dicen?

    http://i2.cdn.turner.com/money/dam/assets/150919170136-sabado-gigante-don-francisco-780×439.jpg