Trajes de tres piezas con distintos colores

Traje de tres piezas y dos colores caballero

“Existe al menos un rincón del universo que con toda seguridad puedes mejorar, y ese eres tú mismo”, Aldous Huxley.

Traje tres piezas; mono o multicolor.

Si excepcional es ver hoy en día trajes de tres piezas, temerario podría serlo vestir en dos colores. Sin embargo entiendo que es sumar elegancia y diferenciación al que -ya- de por sí lo es en mayor grado, junto con el cruzado. Y en caso de lucirlo, algún caballero, no habría duda que lo realzaría.

Lo sorprendente es que no solo se puede usar para las ocasiones más ceremoniales sino que -dependiendo de los estampados y colores, podemos -perfectamente- usarlos en alguna ocasión algo menos especial, como en una conferencia o un día de oficina –casi- cualquiera.

Así mismo vemos todas las posibilidades en las fotos de la galería, del genio de los estampados, siempre tan arriesgado como acertado. La firma de Ralph Auriemma, nos demuestra que podemos variar, con idéntico buen gusto, tanto el color del pantalón, como el del chaleco o de la chaqueta en la uniformidad del traje.

Tenemos, por lo tanto, más posibilidades aún de innovar nuestros trajes del día a día, aunque cierto sea que si con los monocromáticos trajes informales, ya se requiere un cierto control de la combinación para los tonos y motivos (topos, estampados, rayas, etc.), este añadido podría complicarlo aún más. Pero incluso esto es fácilmente superable, yo diría que si se relacionan correctamente las tres piezas -entre sí- del traje y lo hacen, por otra parte, los complementos: corbata, camisa, calcetines y pañuelo. Solo tenemos que observar que entre ambos grupos “no se maten”.

En el traje que nos ocupa hoy, la pieza principal es la de menor tamaño, el chaleco. Por lo que puede ser el que más suele ver cambiar de este matiz, no obstante modificar las otras dos partes me parecen, también, para nota: sobresaliente.

Solo comentar como último apunte que, eterno se puede hacer el caballero que dispusiera de las tres piezas de distinto pigmento. Lo que por otra parte me parece una más que acertada forma de relajar un punto la formalidad del conjunto.

Muchas gracias y buena suerte.