Traje gris de franela; y cinco maneras de alegrarlo

“Ninguno desea darse tristeza a sí mismo”, Seneca

traje-clasico-franela-gris-hombre-portada-00

      El traje de franela gris resulta como un día nublado. A ambos hay que aceptarlos como son porque no se les puede cambiar, pero es que además son necesarios y nos pueden dar grandes satisfacciones.

      Vestido con la máxima discreción, el básico traje gris a muchos nos parece sensacional. Sirva como ejemplo las imponentes imágenes que muestran los clásicos ataviados de esta manera. Grant, Connery, Peck, Agnelli y tantos otros mitos lo elevaron a la máxima categoría con suma elegancia.

      Sin embargo no es apropiado resignarse muchos días con una imagen tan sombría, y lo debemos iluminar. Veamos como:

Con el pañuelo de bolsillo
Aportándole el máximo color posible al complemento indispensable para el bolsillo de la chaqueta. Aquí todo vale.

traje-clasico-franela-gris-hombre-pañuelo-06

Calcetines
Con un color sólido fuerte en los calcetines (por ejemplo el rojo o el verde) o combinándolo con el tono predominante de uno del resto de los complementos. De esta manera resaltará como un sutil matiz dentro del conjunto.

      Este detalle es imposible que pase desapercibido porque al menor movimiento dejaremos entrever los calcetines con la bella impronta que tienen estos detalles fugaces.

traje-clasico-franela-gris-hombre-calcetines-01

Corbata
En la corbata reside la coquetería del hombre así que para acompañar a este grisáceo traje también valen casi todos los colores para este complemento. Lo dijimos en alguna que otra ocasión anterior… malo de aquella corbata que no le siente bien a los trajes marinomarengos.

traje-clasico-franela-gris-hombre-corbata-07

Camisa
Las rayas y finos cuadros aportan mucha vida, pero cuidado porque es el punto más complicado. Si en los complementos es difícil confundirse, aquí -en la camisa- lo que resulta complejo es acertar.

traje-clasico-franela-gris-hombre-camisa-06

Estampados
Para la tela del traje -en detrimento del liso- existen multitud de motivos como la raya diplomática, el cuadro marco de ventana y los variadísimos tweed (espiga, sal y pimienta, etc.) que le aportarán tanta personalidad como acierto. Este Príncipe de Galés – de la fotografía de abajo- es de mis favoritos.

traje-clasico-franela-gris-hombre-estampado-05

Corolario
En defensa del buen gusto no deberíamos arriesgarnos en todos los complementos a la misma vez. Más bien, y de forma personal, abogo por ir solo de uno en uno. Y en el caso de poner color en más de uno seguir la regla: cuantos más colores, más parecidos entre si y menos llamativos. De modo contrario conseguiremos un efecto poco discreto.

      A mal tiempo buena cara. Así que quien no luce con una sonrisa durante un día plomizo es como quien no brilla con el traje gris, porque no se lo propone.

      Muchas gracias y buena suerte,

David García Bragado

[mc4wp_form]

  • Anonimo

    Para mi es el color de traje que siempre aciertas, si no sabes como ir, por eso es mi favorito. Intentaremos darle un poco de color y vida con tus consejos.

    • vestirseporlospies

      Muchas gracias estimado. Ayer pensaba yo que de este color tengo la mayoría… al final los básicos se imponen.
      Saludos cordiales