Tonos tostados

“Los colores hablan de ti”; Philippe Starck, diseñador francés.

      Alguien, sabio, dijo una vez que el estilo era un camino para hablar de nosotros mismos sin la necesidad de utilizar palabras. Esto también vale para él que mostramos a través de nuestro vestuario.

      Cuando aparece el calor, con la viva luz primaveral, los colores oscuros deben dejar paso a otros más adecuados. Los intermedios y claros. Uno de los más estilosos para estas estaciones son los tonos crema.

      Las tonalidades tostadas son a esta época del año como los grises y azules oscuros (marengo-marino) al frío. Propios.

      El tejido broceado presenta una ventaja fundamental frente al blanco; que no quema. Es más suave. Además de mayor resistencia frente a la suciedad, también se integra mejor con otros colores pastel propios de la luz y el buen clima.

      El color granate le va muy bien, así como todo tipo de marrones. En cuanto al resto de colores casa con aquellos que son muy pálidos.

      Un tono tan aporta estilo a prendas como cazadoras, trajes, chaquetas, pantalones o algunos complementos como fulares. Es fetiche de gabardinas o chinos, y solo lo omitiría para los calcetines. No sientan nada bien tan claros.

      Tampoco quedan demasiado favorecidos los polos y las camisas de este color pastel; pero por otro lado son un verdadero must (imprescindible) para las bermudas.

      Las telas que mejor se adaptan son, cómo no, las propias del verano. Algodones, sedas y linos tejidos con estructuras como la del seersucker, la tricotina, el solaro, la gabardina, etc. También son ideales para las pieles de tipo gamuza. En todo caso, siempre, de grosores livianos.

      Los factores determinantes de una prenda son su composición y su color; que junto con la calidad de su confección la definen. En muchas oportunidades, el tercer factor tiene arreglo. Los dos primeros nunca. De ahí que su importancia resulte vital

      Muchas gracias y buena suerte,

David García Bragado

[mc4wp_form]

  • Santiago

    En las latitudes en que me muevo habitualmente,imprescindible.¡Anda que no me ha sacado de apuros mi chaqueta sahariana!Con pañuelo de cuello de algodón en estampado vistoso,y pantalón de pinzas de tono adecuado,ni Stewart Granger,ni Clark Gable,ni John Wayne,ni David Niven ni Charlton Heston o el propio Hemingway se sustrajeron a su encanto.Si una cosa me chirría de la moda italiana es ese amor que profesan en verano por los colores chillones,y que en un hombre me parecen afeminados.Además,un estilo que nunca pasa de moda.
    Un saludo.

    • vestirseporlospies

      Que buenos comentarios nos regalas, querido Santiago. Muchas gracias.

      Documentados y con tu experiencia personal. Es un placer leerlos, y te invito a que en alguna oportunidad nos dejes una foto…. aunque sea de manera anónima 🙂

      Los clásicos mandáis, y este color tan relajante es un remanso de paz para el ojo ajeno y entendido. Discreto y con clase. Pero como no llama la anteción sino de una manera discreta, a los “pavos reales” no les parece suficiente. 🙂

      Saludos cordiales y buenos días,

  • Estimado, a mi juicio ese color “tan” o un tono color “piel”, no los veo ni versátiles ni que engalane mucho a la persona; en especial si es de etnia blanca con color “tan” no sé, no se ve “tan” bien. Al menos así lo veo Yo; si hablamos de un color clarito, para mí este es el perfecto:
    http://lsco.scene7.com/is/image/lsco/Levi/clothing/191510046-front-pdp.jpg?$2500×2000$
    ¡Tampoco creo que la combinación del joven con esa camiseta sea la más acertada, pero bueno!

    • vestirseporlospies

      Muchas gracias por compartir tus gustos con nosotros estimado César. Sobre éstos no hay nada que objetar, tan solo opinar.

      Saludos cordiales y feliz jornada,