Terciopelo; Tejido digno de la más alta costura

“La única posibilidad de descubrir los límites de lo posible es aventurarse un poco más allá de ellos, hacia lo imposible”; Arthur Clarke, científico inglés.chaqueta-tejido-tela-terciopelo-velvet-00

En la variedad radica el buen gusto. Gran parte de nuestra distinción se deberá a que seamos capaces de aprovechar –al máximo- la diversidad que tenemos al alcance. Por este motivo, nuestra capacidad se verá incrementada –proporcionalmente- a como lo haga el conocimiento que tengamos de las diferentes opciones con las que contamos.

La cantidad de tejidos con los que se pueden tejer nuestras prendas es innumerable y todos ellos tienen como materia prima base: todo tipo de lanas animales (cashmere, alpaca, franela, tweed, etc.) o fibras vegetales (algodón, seda, lino, etc.) en sus más dispares variedades. (Nótese que es -absolutamente- causal que dejemos olvidadas las telas “artificiales”).

Una de las que menos es usada es el sedoso terciopelo sin embargo creo que merece tener su imprescindible espacio.chaqueta-tejido-tela-terciopelo-velvet-03

Generalidades
El terciopelo es una tela suntuosa, delicada y cálida. Apropiada para las épocas más frías -e incluso gélidas- durante el otoño o el invierno.

Resulta muy compleja de obtener debido a su dilatado proceso de fabricación y a que su base -esencial- es la seda.

Usos
Nuestra imagen se verá favorecida por la moderación y contención en su utilización. Es decir, si utilizamos este tejido para la chaqueta será mejor optar por otro –cualquier lana como mejor opción- para los pantalones. Además, en la inhabitual ocurrencia de usarlo para unos pantalones, no hacerlo al unísono con la chaqueta sería un acierto. Ya que si lo utilizamos en todo el conjunto, nuestra apariencia resultaría excesivamente vintage.

El velvet inglés es tan refinado que en cuanto se le adiciona cualquier mínimo detalle como forros en las solapas o pequeño adorno más como algún bordado o cordón, ya estaríamos entrando de lleno en la alta costura. Como en el caso en la prestigiosa prenda de las chaquetas o batas para fumar.chaqueta-tejido-tela-terciopelo-velvet-02

Características
Son los colores más oscuros del verde, azul, rojo, negro e incluso el marrón los más idóneos para acertar con las prendas de terciopelo. Hemos de evitar los más claros ya que al ser una prenda propia para las noches desentonaría aparatosamente.

Quizá como consecuencia lógica de sus propiedades, es fácil de asociar el vestir con terciopelo durante las fiestas de la Navidad.

Mi experiencia
Si en su día aludía a los pantalones chinos y al polo liso para el verano como algunas de mis prendas favoritas, mi chaqueta negra de las fotos -con su acertado color rojizo para el forro, bolsillos de tapetas inclinadas, botones nacarados grises y estrechas solapas rematadas en punta- lo es para situaciones frías.

De la firma CARAMELO y adquirida ya hace bastantes años, a pesar de resultar un tejido algo delicado y complejo de planchar, se conserva razonablemente bien con el paso del tiempo. Gracias a un somero cepillado tras -y previo a- su uso, y una limpieza profesional en seco a base de per-cloro-etileno, comúnmente conocido como “Perc” cada nueva temporada. Sigue mostrándoseme impoluta.

Muchas gracias y buena suerte.
Fotografía: © Xaime Cortizo

chaqueta-tejido-tela-terciopelo-velvet-01