Tercer –falso- botón y el bonito vuelo en la solapa

portada-tercer falso-boton-con-sutil-vuelo-solapa-00“Hay que fijarse en los detalles. Ellos siembran nuestra vida de las piedrecitas que nos guían”; Katherine Pancol, novelista francesa.

     No hay dos sin tres, se dice. La mayoría de nuestras chaquetas -actualmente- lucen con la hilera sencilla en el frente y con una pareja o trío de botones para su cierre (las menos con solo uno y contadas con más). Sin embargo, existe un híbrido entre ambas opciones, y son aquellas que se denominan del tipo de tercer “falso” botón, es decir, que existe pero que no se usa.

     La diferencia estriba en que se utilice o no el botón superior, y ésto lo proporcionará fundamentalmente el planchado que se le dé a la prenda. Favorecido por el picado de su solapa, el flojo que se superpone y como se vuelven los cantos, todo será importante.

     Está operación con calor imprime un sutil detalle de calidad dándole vuelo al giro de la solapa.

     Cuando el botón superior es practicable la solapa arrancará desde él. Sin embargo en el caso contrario hará una espectacular, prolongada y bonita onda desde el centro en el caso de ser planchado con oficio desde la zona inmediatamente superior al botón central, por ambos lados y hacia afuera. Nunca sobre ella aplastándola.

     Otra opción utilizada es cuando este botón o su ojal no existen, es decir, que no se cosen. Así la curvatura en el interior de la solapa se hace más natural en ese punto y no se produce ningún quiebro, forzado ni anti estético, a causa de la pequeña pieza de nácar o del agujero del pasador. Al ser meramente estéticos y no utilizarse, no se echan en falta.

     Coincidiremos en que resulta muy favorecedora esta ondulación de la solapa, ya que la suave doblez producida (y no la brusca transición -aplastada- más común) le confiere un detalle de gracia y de cuidado a la prenda.

     Muy sartorial, deja entrever un delicado gusto y recuerda al volumen de la corbata cuando sus extremos -laterales- no son aplanados, sino naturalmente doblados, con lo que tanto gana la apariencia de este complemento.

     El arte es lo que dejas salir, dijo Andy Warhol, y estos detalles –por nimios que puedan parecer- si los cuidamos, marcarán la diferencia entre lo bueno y lo mejor.

     Muchas gracias y buena suerte,

David García Bragado

Fotografía portada: © Khaled Nasr

[mc4wp_form]

  • vestirseporlospies

    Agradecer a Agustín García Montero de la Sastrería Serna me corrigiera en un tema tan necesitado de asesoramiento profesional.

    • Agustín García

      Muchas gracias a ti, David, sabes que es un placer hablar de sastrería.
      Abrazos.
      Agustín García

      • vestirseporlospies

        Un abrazo amigo Agustín.

  • Carlos G

    Muy interesante. ¿Es un corte especial o se puede hacer con una chaqueta de tres botones?

    • vestirseporlospies

      Estimado Carlos, las dos cosas.
      Puedes rectificar una de tres botones para pasarla a dos (planchándola y llevándola al sitio) o puede haber sido confeccionada ya así. El problema suele venir precisamente por la posición que ocupa el tercer botón (el superior). Pero siempre está la opción de si molesta, como no se usa, quitarlo.
      Saludos cordiales,