Tejidos cómodos; para viajar y el calor

“La educación tiene por objeto la formación del carácter”; Herbert Spencer (1820-1903), sociólogo inglés.

      Formación y fortaleza. Con dos efes para recordarlo fácilmente, constituyen los pilares fundamentales sobre los que crecer en cualquier faceta de nuestra vida. Formación para asimilar los conceptos apropiados, y fortaleza para persistir en la labor sin despistarse ni dejarse contaminar.

      Al final, todos somos conscientes de que hemos de conjugar nuestros gustos con las circunstancias. Pues nos puede gustar mucho nuestro abrigo Loden de 500 gramos, que está muy bien, pero para acudir a un arenal en verano es una locura. Cada cosa para lo que está es elegante.

      En situaciones tales como viajes o épocas de mayor calor se impone ser práctico. Tejidos confortables y ligeros que no provoquen acusadas arrugas recordando nuestra imagen a una chufa.

      Las telas conocidas como traveller (viajeros) son las indicadas para estas oportunidades. Estos paños son tejidos con hilos muy finos y extra flexibles, con un fuerte acabado de torsión. Lo que les confiere una solidez con forma espiral que les permite recuperar su estado inicial de manera natural. Cual resiliencia.

      Las prendas confeccionadas con estos tejidos, al deformarse con mayor dificultad de manera definitiva, son aptas para llegar a nuestro destino -casi- como comenzamos el viaje tras largas horas sentados.

      En épocas estivales, además, necesitamos de máxima transpiración. Para que nuestro sudor no fije aún más las arrugas simulando el efecto del vapor de las planchas.

      Un pantalón de gabardina, con una chaqueta de micro cuadros tipo fresco, con una camisa azul clarita de algodón peruano y unos mocasines de piel con adornos puede ser una combinación tipo.

      Aparte de que no arruguen, para que sean cómodos los tejidos deben ser ligeros. Las fibras vegetales y la lana fria son muy apropiadas. El lino puro no sirve para estas oportunidades, pero el fresco (lana), el algodón (seersucker, gabardina o cualquier otra), la seda o diferentes mezclas sí.

      ¿Qué mezclas?. Algodón-cashmere (lana que por sus grandes condiciones de aislamiento térmico lo mismo valen para frío que para calor), algodón-lino, lana virgen-cashmere-seda o algodón-lana-seda.

      Las lanas vírgenes provienen de ovejas, merinas en el mejor caso, o de la camélida alpaca, que no la prohibitiva vicuña inaccesible para la mayoría de mortales, u otros animales como la cabra mohair.

      Muchas gracias y buena suerte,

David García Bragado
Zapato: Carmina. Pantalón y cinto: Massimo Dutti. Camisa: Pedro del Hierro. Chaqueta: Sastrería Olego. Pañuelo: Louise and Zaid.

Si deseas recibir de forma cómoda nuestras publicaciones, déjanos tu e-mail de contacto y te haremos llegar -periódicamente- una actualización con nuestros últimos artículos. Estamos a tu disposición. Muchas gracias y buena suerte

O consulta todos nuestros artículos desde la página de archivo