Tejido de lana Covert

“La libertad del espíritu tropieza con la resistencia que le opone la necesidad”; Nikolái Berdiáyev, filósofo ruso (1874-1948).

covert-tela-tejido-lana-00

      Un buen profesor inspira. Ayer coincidí, por casualidad, con uno mío de álgebra lineal. Habían transcurrido veintidós años desde la última vez que recibí una lección suya, y coincide con que hace unos instantes acabo de cruzar algunos mensajes privados por Instagram con Bernhard Roetzel, otro maestro, tras algunos meses sin coincidir. Como las buenas amistades, los mejores profesores lo son siempre por mucho tiempo que transcurra sin contacto. De ambos aprendí que aparte de inspiración, para tener sabiduría, hemos de adquirir grandes dosis de conocimientos.

      El tejido Covert data de antes de 1800, y proviene de la palabra francesa couvrir (cubrir). Se trata de una tela muy usada para pantalones, abrigos y el vestuario de caza. Viene a ser como una sarga, aunque mucho más gruesa y compacta. Tanto que con pesos en torno a los 440 gramos por metro (pudiendo llegar a los 550 g/m) es prácticamente indestructible.

      Propia de una climatología fría, a esta tela de batalla se la reconoce por su color moteado. Liso. Sólido. Rústico. Pero sobre todo por la forma de sus características nervaduras inclinadas y jaspeadas, lo que además le confiere un efecto algo enturbiado.

      Al Covert le sientan bien los años. Su textura se hace más bella con el paso de las temporadas debido a que su aspecto inicial ya es envejecido. Resulta muy sufrido ante la suciedad, cuestión para la que se diseño. Es decir, para disimular el polvo del terreno y el pelo del caballo al montar.

covert-tela-tejido-lana-11

      Sus cualidades no se acaban aquí puesto que tampoco se arruga fácilmente, y se limpia de manera sencilla en seco con un cepillado enérgico.

      Este paño Covert se realiza de forma habitual con lana, aunque también se utiliza el algodón para ello. Se presenta en tonos cálidos, difuminados y de colores naturales como el verde oliva, el marrón pardo o el gris ceniza. Firmas como Vitale Barberis Canonico, Fox Flannel o Drapers disponen de numerosas versiones en sus muestrarios.

      Similar a la franela, el Covert es inconfundible por sus nervios acanalados y su presencia formidable. Me gusta.

      Muchas gracias y buena suerte,

David García Bragado

Si deseas recibir de forma cómoda nuestras publicaciones, déjanos tu e-mail de contacto y te haremos llegar -periódicamente- una actualización con nuestros últimos artículos. Estamos a tu disposición. Muchas gracias y buena suerte

O consulta todos nuestros artículos desde la página de archivo