Tarjetero COCUAN

“Las ideas son capitales que sólo ganan intereses entre las manos del talento”; Antoine Rivaroli (1753-1801), escritor francés.

      Un hombre de talento realiza su trabajo de manera, casi, instintiva. Proyectando su propia personalidad en aquello que hace, pues de esta manera resultará imposible que nadie le supere.

      El grado de acabado y detalle en los productos de COCUAN, resultan una prolongación de la forma de proceder de su fundador. Detallista, práctico, sencillo. Luis Roldan, con su trabajo metódico y disciplinado trae un nuevo aire a la marroquinería. Minimalista y actual.

      Este artesano de Barcelona, siempre, me invita a probar sus productos. Todos. Solo me insiste en que sean aquellos que utilice con asiduidad y de manera habitual. Porque desarrolla cada complemento asentándose en dos premisas fundamentales: estilo propio y servicio al cliente.

      Luis quiere que su diseño resulte útil, cómodo y que sus creaciones se hagan necesarias. Que de ningún modo el uso suponga un engorro que descarte su utilización.

      Desde hace mucho tiempo vengo utilizando tres tipos de carteras. Un monedero con forma de tacón, un tarjetero y una cartera, mixta, para billetes y tarjetas. La segunda es la que más tiempo me acompaña, con diferencia, por su pequeño volumen y porque para la mayor parte de ocasiones es necesaria y suficiente. Éste fue el motivo de solicitarle uno de su firma.

      El simple tarjetero de COCUAN viene preparado para albergar un número de tarjetas que idealmente comprendería entre cuatro y nueve unidades. Entre ellas, además, se pueden guardar algunos billetes o pequeños tickets.

      Resulta resistente y básico a partes iguales. En un principio me pareció que pudieran caerse por el lado que queda libre, pero esto no es posible gracias a que la presión que ejerce la goma que lo rodea crea una fricción entre ellas que lo evita.

      El catálogo y las instrucciones de uso particulares que adjunta a cada caja de cartón rellenada con paja y dentro de su correspondiente bolsa de tela, justifica lo comentado en el segundo párrafo.

      Como toda la serie, este tarjetero, está fabricado con cuero natural de grano lleno. Curtido, con productos vegetales, en Igualada (Barcelona – España) cuyas variaciones en la superficie del cuero son la evidencia de una piel verdadera. Legitima.

      Otro producto que presentamos de la firma catalana de una serie de tres que vendrán. Todos con la misma esencia; un talento natural.

      Muchas gracias y buena suerte,

David García Bragado
Fotografía Jose M. Salgado

Si deseas recibir de forma cómoda nuestras publicaciones, déjanos tu e-mail de contacto y te haremos llegar -periódicamente- una actualización con nuestros últimos artículos. Estamos a tu disposición. Muchas gracias y buena suerte

O consulta todos nuestros artículos desde la página de archivo