El traje por excelencia para hacer buenos negocios: La raya diplomática

Cuando hacíamos referencia a las alternativas que tienen los básicos, indispensables – al menos uno – y convencionales trajes azul marino y gris marengo, dijimos que el traje que hoy nos ocupa debiera ser una opción imprescindible. Ya que no deberíamos monopolizar nuestros trajes solo con colores lisos y -ni mucho menos- con éstas dos tonalidades tan comunes y utilizadas.

     Para ello, todo vestidor masculino que pretenda ser completado este tipo debiera ser una firme apuesta. Lo adelantábamos en aquel artículo, que ofreceríamos distintas las posibilidades, y lo hacemos ahora. Uno de de ellos debería ser este: el indispensable traje de raya diplomática. Continuar leyendo “El traje por excelencia para hacer buenos negocios: La raya diplomática”

El traje de novio para el caballero: Chaqué o morning coat

Los primeros chaqué y su evolución

Ya tengo ganas de volverlo a vestir ya que desde de mi boda no lo hago, de eso hace ya más de una década. Y es que después del frac, – como hemos visto en anteriores artículos – el chaqué es el segundo traje por grado de formalidad y elegancia del caballero.

Especialmente indicado para bodas, recepciones y entierros. Es desde el siglo XIX – cuando fue el  uniforme que la aristocracia y los jinetes de la corte británica lo usaba a diario cuando montaban a caballo para realizar sus tareas rutinarias; caza y demás – el traje indicado para estas ceremonias. El chaqué para el novio es de obligado cumplimiento, así como para los padrinos, testigos y -si lo solicitan los novios- para el resto de los caballeros que lo deseen. Continuar leyendo “El traje de novio para el caballero: Chaqué o morning coat”

El esmoquin o smoking: el traje estrella para fiestas y celebraciones

Solo los grandes genios como Tom Ford, se les pueden permitir ... estridencias

El origen del dinner jacket se remonta a mediados del siglo XIX, y hemos podido informarnos en este enlace, que el primero en confeccionarlo fue la sastrería que ocupa el número 15 de Savile Row; concretamente para el duque de Windsor Eduardo VIII. Es la aristocracia inglesa que lo comienza a utilizar con asiduidad después de la segunda Guerra Mundial como sustitutivo al frac y motivado por la “relajación” del atuendo para la tarde noche durante las cenas.

Hoy el “tuxedó” se utiliza principalmente para bailes, fiestas sociales, estrenos, espectáculos como la ópera, recepciones, … y es especial y popularmente indicado para la Nochevieja. Como ya hemos visto en el artículo correspondiente a grados de formalidad, el traje que protagoniza este post corresponde a un modelo semiformal. Por lo tanto, no es apto para estas ceremonias (formales) como por ejemplo bodas; así como se puede permitir un mínimo de innovación y no como en el frac, formal absolutamente y felizmente encorsetado, pero ésta debe ser mínima no como con el informal traje que ya hemos visto. Continuar leyendo “El esmoquin o smoking: el traje estrella para fiestas y celebraciones”

La chaqueta que se confeccionó para fumar

Brown Velvet Smoking Jacket by Huntsman

Esta pieza de museo, y máximo gusto, es la chaqueta que usaba la aristocracia inglesa de la época victoriana, siglo XIX, para no impregnar sus ropas -formales (frac) y semi-formales (esmoquín)- habituales del olor a humo y así no molestar con el mismo a las damas, cuando se prestaban a deleitar con un cigarro.

Su uso actual y real, se puede considerar como un vestigio muy reducido y selecto, ya que no puede ser adquirida a menos que nos desplacemos a las mejores sastrerías europeas o contratemos su confección a los mejores sastres nacionales. Sin embargo, no es menos cierto, que su conocimiento aporta un punto de distinción al caballero. Continuar leyendo “La chaqueta que se confeccionó para fumar”

El frac: el traje más formal (e inusual) del vestidor del caballero

Guantes y bastón, blanco y negro,….

El frac -no admite discusión- es el traje que deber ser utilizado por el caballero en las ocasiones más relevantes y especiales. Queda relegado a oportunidades de la más alta gala; actos académicos, recepciones oficiales, cenas-bailes protocolarios, premios nobel, bodas, etc. del máximo grado de formalidad. Obligatoriamente por la tarde-noche y el lugares cerrados. Son ocasiones harto improbables para la mayor parte de los mortales, si bien es cierto, que entre los caballeros de la aristocracia era diario su uso hace menos de un siglo.

Parece que su origen se sitúa en la caballería militar y deja de ser diario su uso a partir de finalizada la 1ª guerra mundial.

Por su grado de formalidad y antigüedad no admite ninguna novedad o color que no sea el blanco y el negro.

Se compone principalmente de:

· Levita negra (o midnight blue) característica por su violento corte delantero a la altura de la cadera y cola larga y abierta en la parte trasera que nunca se abrocha.

· Pantalones negros lisos y de mismo género que la chaqueta con dos finas franjas costuradas de seda en los laterales y sujetos por tirantes. Continuar leyendo “El frac: el traje más formal (e inusual) del vestidor del caballero”

Media docena de alternativas a los clásicos trajes: El azul marino y el gris marengo

La raya diplomática
Elegantísimo traje de raya diplomática

En España, la inmensa mayoría de los caballeros, vestimos con gran asiduidad los dos colores por excelencia, los “azul marino- gris marengos” sólidos que son tan elegantes y versátiles como anodinos y comunes.

A veces con cierta monotonía y garantía de acierto, pero no arriesgando ni explorando otras infinitas opciones que nos ofrece la sastrería de la moda clásica y atemporal. Si bien es cierto, que tampoco la oferta es grande ni variada… El cliente manda y si no hay demanda, no hay oferta. Continuar leyendo “Media docena de alternativas a los clásicos trajes: El azul marino y el gris marengo”