Formal y no formal

“En donde hay orden hay carácter”; Doménico Cieri Estrada, escritor mexicano.

      Clasificar cualquier tema es un método eficaz para manejarlo con criterio. En lo referente a nuestra imagen, resulta igual de necesario que ordenar las prendas en el interior de nuestro armario. Fundamental. Sigue leyendo

Cómo vestirse para hacer deporte

como-vestirse-para-hacer-practicar-deporte-00“El deporte tiene el poder de transformar el mundo. Tiene el poder de inspirar, de unir a la gente como pocas otras cosas…Tiene más capacidad que los gobiernos de derribar las barreras sociales”; Nelson Mandela

      El vestuario durante la práctica del deporte debería ser una extensión de nuestro estilo fuera del terreno de juego.

      Existen deportes cuyo vestuario se presta más a la ropa elegante como lo son el golf, la equitación o el tenis, y otros menos como, quizá, el piragüismo. Sin embargo como la educación es saber estar y comportarse en cualquier situación, bastará con conocer la indumentaria de cada disciplina y seguirla de la manera más discreta posible para lucir como nos corresponde.

      Resulta imprescindible utilizar la ropa específica para cada actividad. Así, practicar running con un maillot de ciclismo sería como jugar al bádminton con un bate de beisbol. Las prendas deportivas deben corresponderse con la actividad que se realiza. Lo contrario resulta absurdo.

      Menos es más, la sencillez es la máxima sofisticación… las reglas de siempre también sirven a la hora de vestirnos para hacer deporte.

      Cuando acudimos a nuestro club deportivo, instalaciones o gimnasio hacerlo vestidos de calle es lo preceptivo, y cambiarnos antes del ejercicio y después de la ducha. El vestuario para dentro de la pista de juego no puede coincidir con el de fuera, porque pasear un chandal por la calle, no refleja el estilo de ningún hombre elegante.

      Entre los deportistas encontramos estilos muy destacados. Tenistas como Roger Federer, no solo con su técnica de golpe, sino además en su vestuario han sido un ejemplo. Otros como Jordan o Zidane, lo demostraron con su estético juego. Sigue leyendo

Tejido Cambray, el casual ligero

chambray-cambrai-denim-tela-tejido-calor-00“El futuro es incierto… pero esta incertidumbre está en el corazón mismo de la creatividad humana”; Ilya Prigogine, ingeniero belga.

      Quien quiere siempre encuentra una manera; quien no, argumenta disculpas. Además, aprender ayuda para dar con soluciones. Sobrellevar los rigores del calor con buen estilo, incluso invirtiendo pocos recursos económicos, es fácil si sabemos cómo hacerlo.

      El Cambray es una tela ligera y de estilo casual muy apropiada para las fechas veraniegas. Y Chambray lès Tours la localidad situada en el norte de Francia que le da nombre porque fue allí donde se originó este sencillo tejido.

      Esta sarga resulta del más básico ligado de hilos, el tafetán, que simplemente consiste en alternar la urdimbre y la trama –uno a uno- por arriba y abajo. Precisamente como el hilo de la trama suele ser blanco y el de la urdimbre de otro color, generalmente azul, entre ambos confieren el característico color blanquecino al conjunto similar al del denim.

      Al también conocido como cambrai le podemos considerar como “el lino del pobre”, debido a que tiene unas aplicaciones muy parecidas, pero con un coste bastante inferior. El tejido cambray resulta tan fino que se utilizó para las prendas interiores durante los dos siglos pasados, y aunque por norma general se realiza con algodón, también se puede utilizar la seda o el propio lino.

      El peso de este paño oscila entre las 4.5 y 7.5 onzas (125/210 g.) por metro cuadrado, mientras que el vaquero está entre 7.5/14 oz. (210/400 g.). Característica que le hace muy indicado para la confección tanto de camisas como de bermudas. Aunque también se confeccionan con ella trajes y complementos (corbatas, pañuelos de bolsillo, etcétera).

      El efecto que producen las camisas de este tejido es tan de sport que de no ser utilizado para situaciones relajadas como el campo o la playa, ayuda para completar nuestra imagen acompañarla -si no de una chaqueta sin forro- si cuando menos de un sencillo jersey anudado graciosamente sobre los hombros. Pero no ambas cosas. Sigue leyendo

Cazadora Harrington; otro clásico

cazadora-harrington-baracuta-g9-g4-07“Todo llega para el que sabe esperar”; Henry Wadsworth Longfellow, poeta estadounidense.

      Siempre hay un momento para todo, y cada prenda de ropa tiene el suyo propio para ser vestida.

      Muchos somos los que preferimos la chaqueta frente a cualquier otra prenda para sobreponer en nuestro torso, pero lo cierto es que hay ciertas circunstancias en las que resulta más apropiado el uso de la cazadora. Momentos como el de dar un paseo por el campo, acudir a un evento deportivo, ir de compras al hipermercado un sábado por la tarde, asistir a una entrañable comida familiar u otras actividades similares -tan cotidianas como relajadas- resultan acertados para su utilización.

      La clásica cazadora del tipo Harrington se diseñó por el mismo motivo por él que lo fue el jersey: para liberar de toda incomodidad a los movimientos en la cintura. El suéter se concibió como una prenda de abrigo -cómoda- para el torso de la clase trabajadora cuando realizaba sus labores, y esta cazadora se creó para las actividades deportivas como el golf. Ésta ha sido la razón de ser en ambas prendas, dejar libres de los molestos faldones de las chaquetas por debajo de la cintura durante estas prácticas.

      Esta clase de cazadora en concreto, al ser diseñada para jugar al golf, tiene un especial diseño. De acuerdo para este deporte los bolsillos son grandes para albergar las pelotas, disponen un botón para que no se caigan y son cortados en ángulo para facilitar el meterlas y sacarlas. Además su tejido es extraordinariamente ligero para la mejor ejecución del swing. Sigue leyendo

Chaquetas con bolsillos tipo parche con fuelle y/o carteras abotonadas

“No podemos hacer cosas comunes y esperar resultados extraordinarios”; Mike Barbis, coach norteamericano.chaqueta-bolsillo-tipo-parche-fuelle-cartera-tapeta-pliegue-00

La opción del derrotismo no debe ser contemplada. Cuando nos salimos de la norma –porque la dominamos- solo cabe lugar al éxito; O acertamos o aprendemos como no confundirnos de nuevo. Sigue leyendo

El clásico jersey blanco de pico para hacer deporte

jersey-blanco-rayas-pico-deporte-tenis-cricket-sweater-021“Si se trata de brillar que sea siempre para alumbrar”; Álvaro Fraile, cantante.

Algo tendrá el agua cuando la bendicen, se dice por ahí. Así le debe ocurrir a nuestro protagonista de hoy, ya que ha sido vestido, y con él han posado, los clásicos más elegantes de distintas épocas: Grant, Gable, Cooper… o el mismísimo Roger Federer, uno de los deportistas más elegantes dentro de la pista de juego en el momento actual.

No parece que pase el tiempo por este sweater de estilo un tanto preppy por el que siguen apostando -colección tras colección- las genuinas firmas de ropa y las más prestigiosas: Ralph Lauren, Brooks Brothers, Hackett o la todopoderosa Nike, que no dejan de otorgarle un protagonismo que año tras año no decae.

Nacido para el tenis, es empleado para otros juegos de pelota sobre el césped como el golf, el cricket o el polo. Igualmente ha sido muy utilizado en los deportes marítimos de vela. Además, resulta muy apto para vestir con un estilo muy deportivo y acompañarlo con unos jeans u otro pantalón sport de algodón.

Historia
En cuanto a su origen, parece ser que se remonta a los años 20 del siglo pasado cuando la clase alta británica comienza a vestirlo para realizar sus actividades lúdico-deportivas. Ya sabemos que para el resto de ocupaciones era preceptivo el uso de la chaqueta. El color blanco es exclusivo de esta clase, la más elitista, ya que para la trabajadora era demasiado fácil de ensuciar en este color, y por lo tanto luego difícil de eliminar. Entre sus primeras referencias se encuentran el tenista Bill Tilden. Sigue leyendo