Nuestros pilares del vestidor de ropa masculino

Combinación excelente
Tweed by Manolo Costa

Siempre se ha representado el número doce como el de la globalidad, la totalidad, etc. Los doce apóstoles de Jesús de Nazaret, los doce meses del año, los doce países fundadores de la CE y las estrellas de su bandera, las doce horas de la mañana/noche, etc. Son claros ejemplos.

Pues con estos doce pilares de los básicos de un vestidor masculino, podremos decir que se puede construir el sensacional y completo vestidor de caballero clásico…. de toda la vida. Continuar leyendo “Nuestros pilares del vestidor de ropa masculino”

Media docena de alternativas a los clásicos trajes: El azul marino y el gris marengo

La raya diplomática
Elegantísimo traje de raya diplomática

En España, la inmensa mayoría de los caballeros, vestimos con gran asiduidad los dos colores por excelencia, los “azul marino- gris marengos” sólidos que son tan elegantes y versátiles como anodinos y comunes.

A veces con cierta monotonía y garantía de acierto, pero no arriesgando ni explorando otras infinitas opciones que nos ofrece la sastrería de la moda clásica y atemporal. Si bien es cierto, que tampoco la oferta es grande ni variada… El cliente manda y si no hay demanda, no hay oferta. Continuar leyendo “Media docena de alternativas a los clásicos trajes: El azul marino y el gris marengo”

Las mil … y una maneras de adornar el ojal de la chaqueta del caballero

Cuenta la leyenda que fue en la primera mitad el siglo XIX, el príncipe Alberto de Sajonia, marido de la Reina Victoria I del Reino Unido, hombre sumamente elegante, cuando agasajado por esta, de novios, con una rosa, y como además debía ser muy detallista, se hizo un agujero en la solapa de la chaqueta que llevaba puesta para adornarse con dicha flor. Dando creación a lo que hoy es el ojal superior de la solapa.

Doble ojal, bordado color contraste

Aunque en realidad, nuestra chaqueta actual proviene de la militar (casaca o guerrera) abotonada en su totalidad y con cuello vertical, la evolución de esta hasta nuestros días derivó en que al desabrochar desde arriba los primeros botones. Así el cuello (vertical) se apoyaba en todo el contorno de la parte trasera del cuello y los hombros, y las aberturas superiores al apoyar en el torso dieron lugar a las actuales solapas.

Al subir los cuellos de la chaqueta y meter las solapas de nuestra actual chaqueta nos podemos hacer una idea de la involución de esta. El ojal superior de las actuales chaquetas, resulta ser un vestigio del primer agujero para abrochar el botón del cuello, el cual ha desaparecido pero no así su agujero; aunque algunos modelos o abrigos aún lo mantienen para cerrarla a la altura del cuello.

Este se cose en el lado izquierdo, el hilo debe recubrir la totalidad de la tela sin montar ningún hilo y normalmente sobre otro para darle relieve, cuando es artesanal y a mano. Resulta como una firma de la calidad del profesional.

Es también usual, principalmente en las solapas de chaquetas cruzadas con pico, que este se cosa en los dos lados para acentuar la simetría de ésta. También existen variantes en las que no se cose ojal alguno siendo esta menos habitual.

El ojal tiene el perfil de una cerilla no exagerada, por supuesto, debe tener el tamaño ligeramente superior al del botón y estar perfectamente alineado los otros, activos, dado su origen. Continuar leyendo “Las mil … y una maneras de adornar el ojal de la chaqueta del caballero”

El hermano menor del Jersey: el chaleco de punto

Versiones
Versiones para el golf de Ralph Lauren

Aunque no es tan protagonista como “el primogénito”, y de alguna manera se encuentra eclipsado por éste, entendemos que debería tener su lugar y que deberíamos rescatar a este brillante y clásico elemento del vestir de sport. Infinitamente menos usado que el jersey, no conviene desmerecerlo ni negarle su incuestionable belleza y notables ventajas como; la mayor libertad de movimientos y ligereza de la prenda, así como una mayor comodidad con el uso de la chaqueta. Continuar leyendo “El hermano menor del Jersey: el chaleco de punto”

La elegancia del pañuelo; El complemento por excelencia que marca la diferencia

Lucidos por los más “GRANDES”

      El pañuelo de bolsillo, handkerchief, pochette o pocket square, es el complemento indispensable en el atuendo de todo caballero, cuyo origen se remonta doscientos años a de C. en las orillas del río Nilo para secar el sudor y proteger del sol. En la historia más reciente, es Sir George Bryan Brummell, asesor de moda del rey Jorge IV de Inglaterra y considerado como uno de los hombres más elegantes de la historia, quien lo redescubre como complemento en Europa.

      Entendemos que es un complemento que marca la diferencia, al que lo porta y luce, por su elegancia singular y cuidada. Para nosotros, es de obligado uso siempre que se utilice la chaqueta, sea ésta la del frac o la de blazer más casual. Además del icono de nuestro logotipo.

Continuar leyendo “La elegancia del pañuelo; El complemento por excelencia que marca la diferencia”

El irresistible encanto de una “Blazer Navy”. (2ª Parte)

De Gran Formalidad

Como continuación a la primera parte, completamos con el presente.

Cuestión de momentos;

Esta prenda de caballero -aunque no exclusivamente, ya que podemos verla en versión adaptada para la mujer de modo que pueda ser usada con acierto también por el género femenino-, es sumamente elegante y agradecida, de manera que se puede utilizar dando: desde un resultado altamente clásico y ligeramente “formal” hasta lo más desenfadado y casual. Todo depende de la combinación y variantes que escojamos.

Admite perfectamente ser acompañada por pajarita, corbata, incluso un pañuelo de seda anudado estilosamente al cuello (modelo Ascot) o sin ningún otro complemento. Pero como en el resto de sus “hermanas chaquetas”, SIEMPRE ha de portar y lucir, indiscutiblemente, un pochette (pañuelo) en el bolsillo superior de la misma. Ya sabemos que este se confeccionó para tal fin.

Combinando;

La camisa que más le va a favorecer será una de tonos muy claros, precisamente por el contraste que resulta, siendo especialmente agradecida las de colores azules claros (lisa o con rayas/cuadros blancos) y el blanco. Continuar leyendo “El irresistible encanto de una “Blazer Navy”. (2ª Parte)”