Usos del polo de manga larga

“El sentido común es el sentido de la oportunidad”; Dino Segré (1893-1975), escritor italiano.

      La oportunidad determina el acierto. Existen momentos dentro de un contexto relajado, y por el gramaje de las prendas que nos acompañan, que una camisa pide ser sustituida por un polo de manga larga. Sigue leyendo

Calcetines perfectos. Bresciani 1970.

“Estilo es plagiarse a si mismo”; Alfred Hitchcock (1899-1980), director de cine inglés.

      Los calcetines son una de las prendas que más tenemos que renovar de nuestro vestuario. Sufren y se desgastan con rapidez. Paradójicamente resulta bastante complicado comprarlos sin dejarse una pequeña fortuna o que apenas duren. Sigue leyendo

Jersey de ochos con cuello vuelto

“Vivir las experiencias que nos ofrece la vida es obligatorio, sufrirlas o gozarlas es opcional”; Álex Rovira (1969), motivador español.

      Existen preferencias personales sin fácil reconciliación. Pertenecientes casi al capítulo de las manías más que relacionadas con el propio gusto, como puede ser la preferencia por el zumo de naranja con o sin pulpa, limitan nuestras decisiones.

      En cuanto a los jerséis de punto se refiere, existe quien no soporta la sensación de cubrirse el cuello y aquellos a quienes nos encanta esta cálida sensación. Sigue leyendo

Cazadora de algodón Gran Sasso

“El problema está en ver la realidad tal cual es”; Thich Nhat Hanh (1926), monje budista vietnamita.

      Las chaquetas nos favorecen -probablemente- más que ninguna otra prenda. Ensalzan nuestros hombros estilizando la cintura y cincelan el torso con una idealizada caída en la manga. Sin embargo, reducir todo nuestro vestuario a ellas sería un desacierto porque perderíamos otras opciones que lo enriquecen variando nuestra imagen. Sigue leyendo

Jersey “Fair Isle”

“El corazón actúa por razones que la cabeza no entiende”; Blaise Pascal (1623 – 1662), científico francés.

      En la ropa, como en tantos otros de sectores de la vida, cuanto más originales seamos menos posibilidades tenemos de acertar. Por ende, de tener éxito y poseer la suficiente notoriedad publica podemos llegar a dejar un legado para la Historia. Sigue leyendo