Vaqueros, Teba y chaleco de punto

“La actitud es la de expresar las cosas que a vos te interesen hacer, o sea, lo que vos haces es de alguna manera parte de lo que vos vivís”; Clorindo Testa (1923-2013), arquitecto argentino.

      El chaleco es la prenda de punto que menos se utiliza. Queda algo relegada de nuestro vestuario, así como de las colecciones de las firmas, a pesar de aportar un estilo singular y permitir una mayor libertad de movimientos en los hombros. Por no hablar de la comodidad cuando se viste con una chaqueta por encima. Sigue leyendo

Náuticos

“No perdamos nada del pasado. Sólo con el pasado se forma el porvenir”; Anatole France (1844-1924), escritor francés.

Nauticos-zapatos-mocasines-Sperry-boat-shoes-00

      Existen dos tipos principales de zapatos náuticos: los de verano y los de invierno. Los primeros, genuinos, fueron ideados para permanecer a bordo de un barco sin resbalar sobre la cubierta. De ahí su nombre en inglés boat shoes. Con su inconfundible suela blanca de goma plástica y estriada evitan, además, rayarla o mancharla. Sigue leyendo

Mocasín “horsebit”

“Todo hombre, por naturaleza, desea saber”; Aristóteles.

horsebit-shoes-loafers-mocasin-adorno-bocado-caballo-detalle-metalico-00

      El porqué de las cosas da sentido a los detalles. Sabemos que los principales adornos de los mocasines son el antifaz, las borlas (Tassel) o las piezas metálicas. De los primeros vimos que fueron el alojamiento del penique de los estudiantes ingleses y las borlas sabemos que se corresponden con los remates de los cordones -cuál lacrado- para evidenciar su optima construcción. Pues bien; el detalle de metal proviene de un aparejo utilizado en caballería: el bocado. Sigue leyendo

Castellano negro de borlas (tassel loafers)

”La mayor parte de fracasos vienen por querer adelantar la hora del éxito”; Amado Nervo (1870-1919), poeta mexicano.

castellano-mocasin-borlas-negros-hombre-00

      Nunca faltan los buenos recuerdos. Uno de los míos relacionado con el zapato que hoy nos ocupa es de hace tres décadas, y está en la imagen de un bello escaparate con marco de madera en la capital leonesa. Cerca del barrio que invita a las mejores tapas en España, el Húmedo, había una zapatería (Berley) que siempre tenía expuesto en su ventanal -dedicado al calzado de hombre- una colección de mocasines. Colmado de refinadas versiones. Sigue leyendo

La raya tiza, los mocasines belgas, el puño francés y más pliegues.

“El mayor acto de rebeldía de nuestros días consiste en ser un verdadero caballero”; anónimo.

varios-vestuario-caballero-00

      La felicidad radica en lo que somos, sentimos o sabemos; no en lo que tenemos. Shakespeare decía que era feliz porque no esperaba nada de nadie, y es que cuando se desea algo y no se logra entristece. Incluso una vez logrado, sucede con frecuencia que la felicidad no perdura en el tiempo. Sigue leyendo

Zapatos. Cuando utilizar cada tipo de calzado.

calzado-zapato-hombre-cordonos-cuando-usar-00“He aquí el camino, y lleva siempre consigo, impecable, numerosos mañanas”; Ko Un, poeta coreano.

      Saber vestir es saber comportarse. Por lo tanto nuestra imagen es educación, o mejor escrito una parte de ella. Ni más ni menos importante que cualquier otra característica de nuestra personalidad, pero -seguramente- tan necesaria como cualquiera.

      Todos conocemos a profesionales dedicados un sector determinado que afirman que la característica de su producto -o servicio- es lo más importante. Así, en el mundo de la comunicación algunos afirmarán que saber transmitir es lo más importante. Es decir: tener una buena oratoria, correcta dicción, el lenguaje no verbal de los gestos pertinente, etc.

      Los maestros nos enseñaron que cultivar nuestra mente era vital, los abogados nos asesoran que debemos tener todos los documentos en regla para nuestra tranquilidad, los médicos nos aconsejan sobre los beneficios de una vida saludable y los entrenadores deportivos nos invitan a hacer un ejercicio físico constante, entre algunos ejemplos. Cada uno arrima el ascua a su propia sardina. No en vano, promocionar los beneficios de un producto es velar por los intereses del propio negocio. De acuerdo.

      Si seguimos todos estos consejos de manera metódica, y nos formamos en todos ellos, los profanos en las distintas materias nos encontraremos sin tiempo -prácticamente- durante toda nuestra existencia para tanto como hay qué hacer para estar a la altura. Mantenernos idealmente saludables, cultos, con buena presencia y sin problemas legales, entran dentro de un largo etcétera de compromisos que lejos de mejorar nuestra calidad de vida nos abocarán, estresados, a abandonar muchos empeños.

      No debiera ser para tanto, y conviene ser más natural. Lo que se espera de nosotros solo es que seamos nuestra mejor versión, no expertos en todo. Por lo que conviene asimilar reposadamente los conceptos más básicos, integrarlos, tomarlos con calma, relativizar y, sobre todo, resumir y consolidar unos pocos. Sigue leyendo