Camisa guayabera, una prenda de etiqueta

“Hay mucho que saber, y es poco el vivir, y no se vive si no se sabe”; Baltasar Gracián (1601-1658), pensador español.

      La idea es buena. Muy buena. Tanto como cómodo y práctico resulta vestir con una liviana camisa guayabera, en un clima húmedo y caluroso como el tropical, para acudir a un evento formal en detrimento del traje y una corbata. Toda una liberación. Sigue leyendo

Blazer + Tuxedo = Blazedo by The Rake

“Todas las ideas, incluso las sagradas, deben adaptarse a nuevas realidades”; Salman Rushdie, escritor inglés.

      Adaptarse o desaparecer.

      Antes de ayer escuchaba a D. Rubén, durante su homilía dominical, utilizar el símil sobre el distinto efecto que causa una ola cuando choca contra el acantilado, a medio camino de su ciclo, que si finalmente termina su recorrido depositándose de manera plácida sobre la playa. Sigue leyendo

La etiqueta masculina como la auténtica elegancia para el hombre

traje-etiqueta-masculina-autentica-elegancia-hombre-0“Yo no nací con una cuchara de plata en la boca, me la puse ahí”; Cecil Beaton, diseñador y fotógrafo británico.

   La educación se resume en sabernos comportar en toda situación. Y los códigos del vestuario masculino fueron implantados para que nos sintiéramos cómodos entre iguales. Donde prime la educación, y sean los detalles del estilo individual los que evidencien nuestra personalidad.

   No en vano, la gran mayoría de nosotros pensamos que es en nuestro interior donde reside la verdadera elegancia. Siendo nuestra imagen exterior quien -únicamente- la transmita y refuerce.

   Hemos venido repitiendo con regularidad el esquema de nuestro vestuario según los cánones clásicos más tradicionales, donde es fundamentalmente el largo de la chaqueta, es decir la existencia o no del faldón trasero hasta las rodillas, la que establece el límite entre lo “formal” y lo “no formal”.

Etiqueta Formal
El frac es el traje para las ceremonias nocturnas más protocolarias. Así como el chaqué será su equivalente durante el día, con luz natural o antes de las seis de la tarde.

   Una excepción es el frac administrativo. Utilizado en actos judiciales, y que consiste básicamente en un frac con la pajarita y el chaleco negros. Seguramente motivado por desarrollarse las actividades propias de este gremio durante el día.

Etiqueta Semi-formal
El smoking, Tuxedo, Tux o dinner jacket es el traje de fiesta nocturno por excelencia. Cuyo descubrimiento se lo disputan entre Griswold Lorillard por presentarlo en el Club Tuxedo de Nueva York hacía 1886, y Angus Cundey por confeccionárselo al Príncipe de Gales (contemporáneo) durante 1865 en la mítica sastrería ubicada en el número 15 de Savile Row, Henry Poole. Sigue leyendo

El chaleco del chaqué; todas las posibilidades para The Gentleman

De The Gentleman Tailored visto por VP by AmorenoSi bien es cierto, como ya hemos visto, que así como en el frac los únicos colores aceptables son el blanco y el negro con la consiguiente maravilla de resultado con solo estos, que además de ser los más opuestos, uno es la inexistencia del mismo, el otro la unión de todos ellos,… se consigue un majestuoso traje para la posteridad y que habrá que preservar por los siglos de los siglos. En el caso de hoy queremos retocar -el chaqué- con la incursión de los “contados” colores que son, tradicionalmente, aceptables. Estudiamos que estos segundos trajes formales cuyos modelos; “morning coat code” (levita negra y pantalón a rayas grises y negras) y “morning dress code” (versión gris claro) son inalterables en sus dos piezas fundamentales; la chaqueta y el pantalón, además de en el zapato, tienen (aunque no en el caso del vespertino) cierto margen en lo que se refiere a su tercera pieza, en el chaleco y mínimo en el resto; la camisa (blanca, muy tenues azules o el clarísimo y desaconsejable amarillo) y sobre manera para los tres complementos principales; corbata, pañuelo y calcetines con algo más de cierta holgura. Sigue leyendo

Firmas VP; la excelencia en la calidad de artículos para el caballero

 

PORQUE OTRA FORMA ES POSIBLE; con conocimiento, con facilidad, con comodidad, sabiendo lo que se adquiere, para qué,  como se mantiene y utiliza, con inmediatez, gusto y placer…

Inauguramos en este preciso momento un nuevo apartado como consecuencia natural del desarrollo, crecimiento y demanda de esta, vuestra plataforma.

Cuando hemos cumplido los primeros diez meses de la existencia de este, mi proyecto, surge la necesidad de seguir innovando, presentar nuestra diferenciación y serviros de la mejor manera posible.

Es nuestra intención, y ya tenemos compromisos adquiridos con algunas de las más relevantes marcas de vuestro gusto y agrado, el mostraros productos de la más alta calidad y ofreceros la posibilidad de tener acceso directo para su adquisición a través de enlaces directos desde este blog a sus creadores, con nuestro aval y conformidad. Será nuestra selección de productos específicamente elegidos para vosotros, de las más selectas firmas a nivel mundial. Sigue leyendo

Gafas de sol; el favorecedor complemento para el caballero

 

Este complemento tan útil y necesario para evitar el dañino efecto nocivo de los rayos del sol sirve además para ver con comodidad en los días de excesiva luminosidad, pero desde hace muchos años ha dejado de ser, su uso, una cuestión de necesidad y si más bien obedecer a una razón de estética, por lo favorecedoras que resultan en la mayor parte de las ocasiones, además de no tener pocas ventajas. Con el comienzo del buen tiempo aprovecharemos para dedicarle nuestra atención y estudio a tan elegante y favorecedor complemento, seguramente por su carácter misterioso y sofisticado, cuyos usos ha sido extendido a múltiples y variadas ocasiones y circunstancias.

Parece que su origen se remonta en los estados unidos y para las actividades donde se requería proteger la visión de los reflejos y destellos que producían el astro rey. Más hoy en día, aparte de este uso, es muy utilizado como complemento estético y se utiliza sin ser necesario, sino como embellecimiento de nuestra imagen exterior y “vestimenta” de nuestro rostro. Sigue leyendo