Marc Munill: “La elegancia está en la personalidad”

“Para saber que sabemos lo que sabemos, y saber que no sabemos lo que no sabemos, hay que tener cierto conocimiento”; Nicolás Copérnico (1473-1543), astrónomo polaco.

      Desarrapados tiempos nos toca vivir. Días donde los modernos visten anticuados, y todo destello consiste en asomar el bajo de la camisa entre el pantalón y el jersey o sustituir los zapatos de piel por modelos actualizados de las deportivas de los años 80. Mas hay esperanza. Mientras queden testimonios de tiempos más genuinos, más creíbles y más auténticos todo será posible.

      Por si cada vez fuéramos a menos, me siento en la obligación moral de plasmar legados a los que recurrir para “recalcular” -que diría el navegador- cada vez que nos sintamos perdidos dentro de la vorágine.

      Dos meses después (que parecen años) de visitar Santa Eulalia en Barcelona comparto la conversación que mantuve con un profesional que dedicó más de medio siglo de su vida a vestir al hombre. Ya jubilado, el sastre catalán Marc Munill nos deja su parecer; y agradezco la ayuda de Mini Garibay (gestora de comunicación de SXE) en esta labor.

      Esperando que la disfrutéis, os remito un cordial saludo.

Muchas gracias y buena suerte,
David García Bragado Continuar leyendo “Marc Munill: “La elegancia está en la personalidad””

Vestirse: cultura y personalidad

“Lo importante es tener voluntad; el resto es técnica”; Halldór Laxness (1902-1998), escritor islandés.

      Verídico. Ayer, un tipo -en su minuto de gloria televisivo- aseguraba: “a mi me gustar vestir bien”. Lucía camiseta negra con dibujos de llamativos colores debajo de una chaqueta de similar tono, estrecha, con lentejuelas en las solapas acompañando a unos vaqueros gastados. No pude apreciar su calzado, lo siento; tanto daría. Continuar leyendo “Vestirse: cultura y personalidad”

Árbitros de elegancia

“Porque es una lástima muy grande no decir nunca lo que uno siente…”; Virginia Woolf (1882-1941), escritora inglesa.

      No conviene idealizar a ningún mortal. Dios solo hay uno, y el resto somos -todos- seres imperfectos con diferentes medidas.

      De la personalidad de dos de los máximos exponentes de la moda masculina del siglo pasado lo más amable que se puede decir es que fueron unos crápulas. El Duque de Windsor (1894-1972) y Gianni Agnelli (1921-2003); tal para cual. Continuar leyendo “Árbitros de elegancia”

Feliz Navidad, felices fiestas.

“Alimentad el espíritu con grandes pensamientos”; Benjamin Disraeli (1804-1881), político inglés.

      Mis queridos amigos, solo unas palabras para desearos todo lo mejor durante estas fechas cargadas de abundancia y un halo de sensibilidad. Ojalá se prolonguen durante muchos días del próximo año. Continuar leyendo “Feliz Navidad, felices fiestas.”

La elegancia. El perfume del espíritu de Miguel-Ángel Martí García.

“Me gusta echar al lago diamantes, topacios, las cosas de los hombres. A veces, mientras lloro, algún niño se acerca y me besa en las llagas, me roba el corazón”; fragmento de la obra Truenos y flautas en un templo de Antonio Colinas.

      Este libro llegó a mis manos como caído del cielo. Casi de manera literal, pues a las pocas horas de publicar el artículo del pasado jueves recibía por correo postal en forma de regalo de José Antonio -sacerdote y lector del blog– el volumen de Miguel-Ángel Martí García (1945). El ensayo que me hubiera gustado escribir a mí. Continuar leyendo “La elegancia. El perfume del espíritu de Miguel-Ángel Martí García.”

Los puntos sobre las íes

“Las mejores y más bellas cosas del mundo no pueden ser tocadas o vistas, deben ser sentidas con el corazón”; Helen Keller (1880-1968), escritora estadounidense.

      La elegancia no está en la ropa. Nada más lejos. Elegante es lo que somos, sentimos o hacemos con -y sin- ella puesta. Continuar leyendo “Los puntos sobre las íes”