Ilustración de Walter G

“Y el hombre, en su orgullo, creó a Dios a su imagen y semejanza”; Friedrich Nietzsche (1844-1900), psicólogo alemán.

      Me encantan las ilustraciones. Siento una especial debilidad por descubrir como los diferentes ilustradores captan a una misma persona con estilos individuales tan diferentes.

      Todos resultan diametralmente distintos. Sin embargo cuando se realizan con calidad identificamos al sujeto en particular sin lugar a confusiones. Sigue leyendo

Laurence Fellows, maestro de ilustradores

l.fellows-laurence-fellows-maestro-ilustrador-referente-ilustracion-caballero-00“El plagio es necesario. Está implícito en el progreso”; Conde de Lautréamont.

      Cada actividad tiene sus propios referentes. Luego contados son los que se convierten en iconos y el resto -inevitablemente- bebemos de sus fuentes, seguimos el legado que nos dejan o aprendemos con su magisterio. Resulta incuestionable, además, que cada uno dispone de su propio estilo, y al final solo perduran los más auténticos.

      El mundo de los ilustradores –el cual empezamos a explorar gracias al arte de Lucia Serreno, Ivan Kasaj y Firdaus Ahmed -también tiene sus propios maestros dentro de la imagen masculina. Entre ellos se encuentran el que hoy traemos a colación: L. Fellows. Otros tan influyentes como él son su propio maestro Leslie Saalburg, Joseph Christian Leyendecker o el encargado de realizar los bocetos para la biblia del menswear –aún hoy no superada- Dressing The Man de Alan Flussher, David Croland.

      Laurence Fellows nació en 1.885 y murió en 1.964 por lo que vivió en plenitud el apogeo de una de las épocas más doradas en la imagen del hombre, los años 30. Durante esta década el culto por el vestuario fue tan acusado que de hecho la moda clásica de hoy en día es -prácticamente- idéntica a ella. O, siendo sinceros, poco se ha mejorado.

      Formado en las academias de artes gráficas de primer nivel, como la prestigiosa Julien francesa, Laurence también curso en otras de Inglaterra. Las cuales le aportaron el dominio de las reglas del gentleman que refleja en sus dibujos.

      Fue en su Pensilvania natal donde desarrollo su prolífica actividad profesional trabajando para las principales publicaciones del momento como fueron (y aún lo son): Esquire, Vanity Fair, Life y The American Magazine entre otras. Sigue leyendo