Tejidos cómodos; para viajar y el calor

“La educación tiene por objeto la formación del carácter”; Herbert Spencer (1820-1903), sociólogo inglés.

      Formación y fortaleza. Con dos efes para recordarlo fácilmente, constituyen los pilares fundamentales sobre los que crecer en cualquier faceta de nuestra vida. Formación para asimilar los conceptos apropiados, y fortaleza para persistir en la labor sin despistarse ni dejarse contaminar. Sigue leyendo

Cómo vestir cuando llega el buen tiempo

“Todo se puede decir sabiéndolo decir”; Francisco Martín Moreno, escritor mexicano.

como-vestir-con-buen-tiempo-00

      Quien tiene estilo no sigue tendencias; pero sabe adaptarse a las circunstancias. La formalidad de la situación a la que se acude es una de ellas como otra lo es el clima. Cuando varía cualquiera de las variables, es el momento de saber adaptar nuestro vestuario a ellas. Sigue leyendo

Como mostrase elegante con tanto calor y no morir en el intento

propuestas-elegancia-hombre-calor-verano-00¿Qué haría un hombre, si se ve obligado a vivir siempre en el calor sofocante de la sociedad, y nunca pudiera bañarse en la fría soledad?; Nathaniel Hawthorne, novelista estadounidense.

      Sobrevivir al calor con clase es posible. Ésta es la buena noticia. Sucumbir a descuidar nuestro atuendo cuando sufrimos los rigores del verano suele ser la tentación. Sin embargo, resulta fácil mostrarse impecable a la par de cómodo -siguiendo una serie de sencillas pautas- sin necesidad de sufrir con ello cuando el astro rey incide sobre nosotros con sus rayos tan verticales.

Tejidos
Elegir los tejidos más aptos para el calor es lo primero adecuado. Lógicamente durante estos momentos hasta un pañuelo de bolsillo en cachemir da calor, aparte de desentonar.

      El lino es la tela más fresca, aunque se arruga con mucha facilidad y sea algo cara. Los algodones sobre todo los del tipo seersucker y las lanas frías con mezcla de seda -también- resultan telas muy adecuadas.

      Los colores claros sabemos que reflejan (a modo de escudo) parte de los rayos del sol. Así que son los apropiados en detrimento de los oscuros, que actúan como un auténtico imán de estas radiaciones. Absorbiéndolas. Luego los tostados, crudos y cremas son los colores más acertados, además de los tonos más tenues de los colores marrón, verde y azul.

Pies
La liberación de prescindir de los calcetines tan pronto como podamos es uno de esos placeres del verano.

      No puedo recomendarlo cuando portemos una corbata (para cuyo caso existen los calcetines de fino lino que apenas se sienten). Sin embargo, para el resto de las ocasiones no vestirlos resulta perfecto. Es más, lo contrario no parece indicado. Sigue leyendo