Año nuevo, vida nueva. Hasta pronto.

“El mundo odia el cambio, sin embargo, es lo único que ha traído el progreso”; Charles Kettering (1876-1958), ingeniero electricista.

      Nada es perdurable salvo el cambio. Llega el momento de hacer un alto en el camino. Es un buen momento puesto que gozamos de salud y estamos en el mejor momento de nuestra historia; y siempre es mejor irse que hundirse. Luego el tiempo dirá si fue para centrar el tiro, pues en movimiento se dispone de menor puntería, para ser más efectivos al mediar cierta distancia o algo definitivo.

      La caballería (caballeros) nunca retrocede, da la vuelta y sigue avanzando. Con este sentimiento aparco esta actividad, al menos con la dedicación casi total que me exigió durante los últimos seis años. A partir de este momento solo me me embarcaré en aquellos proyectos que me motiven de forma especial o cuando menos nos reporten unos beneficios imprescindibles para hacer viable esta plataforma.

      Mantener un blog activo los 365 días del año, abierto durante las 24 horas del día con más de dos mil lectores diarios y una media de casi doscientas mil páginas visitadas al mes no es tarea aficionada. Redes Sociales al margen. La moda masculina, clásica, es una temática tan refinada como minoritaria y no resulta rentable versar sobre ella. Además, son imprescindibles la calidad y el esfuerzo. Ambos conceptos gravosos con los que hay que cumplir. Gastos de desplazamiento, fotógrafos, gestoría, informáticos y alquiler del alojamiento, la seguridad social, los impuestos… y los siempre fatídicos imprevistos son facturas que hay que pagar en €uros (y no con bonitas palabras). Continuar leyendo “Año nuevo, vida nueva. Hasta pronto.”

Feliz Navidad, felices fiestas.

“Alimentad el espíritu con grandes pensamientos”; Benjamin Disraeli (1804-1881), político inglés.

      Mis queridos amigos, solo unas palabras para desearos todo lo mejor durante estas fechas cargadas de abundancia y un halo de sensibilidad. Ojalá se prolonguen durante muchos días del próximo año. Continuar leyendo “Feliz Navidad, felices fiestas.”

La elegancia. El perfume del espíritu de Miguel-Ángel Martí García.

“Me gusta echar al lago diamantes, topacios, las cosas de los hombres. A veces, mientras lloro, algún niño se acerca y me besa en las llagas, me roba el corazón”; fragmento de la obra Truenos y flautas en un templo de Antonio Colinas.

      Este libro llegó a mis manos como caído del cielo. Casi de manera literal, pues a las pocas horas de publicar el artículo del pasado jueves recibía por correo postal en forma de regalo de José Antonio -sacerdote y lector del blog– el volumen de Miguel-Ángel Martí García (1945). El ensayo que me hubiera gustado escribir a mí. Continuar leyendo “La elegancia. El perfume del espíritu de Miguel-Ángel Martí García.”

JAJOAN de Alejandro García

“No juzgues el día por la cosecha que has recogido, sino por las semillas que has plantado”; Robert Louis Stevenson (1850-1894), escritor escocés.

      Alejandro es un empresario nato con alma sartorial. En su ADN destacan los genes del sastre que fueron su padre y abuelo, mas son sus cabales e hiperactivas neuronas las responsables del coloso que emerge. Continuar leyendo “JAJOAN de Alejandro García”

Universo Falcó

“Necesariamente, los personajes se parecen a su autor”; François Truffaut (1932-1984), director de cine.

      Quien niegue la importancia del vestuario en la personalidad de cualquier ser humano, debería leer algunas novelas de Arturo Pérez-Reverte (1951). Principalmente las dos primeras entregas del espía español Lorenzo Falcó. Continuar leyendo “Universo Falcó”

Lo mejor de Vestirse por los Pies

“Los libros son más importantes que los autores. Los mejores, incluso, parece que se escribieron a sí mismos”; Juan Villoro (1956), escritor mexicano.

      Mi editora Laura me recuerda cada seis meses -con la liquidación de mis derechos de autor- que no puedo vivir de la literatura. Mas como no solo de pan vive el hombre, merece la pena seguir escribiendo por otros motivos. Continuar leyendo “Lo mejor de Vestirse por los Pies”