Spectator, pero no tanto

spectators-zapato-hombre-calzado-bicolor-000“El éxito en la vida podría definirse como el crecimiento continuo de la felicidad y la realización progresiva de unas metas dignas”; Deepak Chopra, médico hindú.

      Un aprendizaje gradual siempre se asimila mejor. Los intentos de crecimiento súbito -ávidos de fuertes experiencias- suelen atragantarse, además de generar estrés. Resulta mucho más gratificante ir paso a paso, sin saltarse ninguno, que quemar etapas.

      Aún recuerdo mis años de afición a la bicicleta cuando acompañado de mi amigo Amadeo, mucho más experimentado, me aconsejaba acometer los retos de manera gradual. De esta forma primero subimos las tachuelas más livianas, seguidamente ascendimos a los puertos de 3ª y 4ª categoría para más tarde acometer los de superior calificación. Así hasta que logramos coronar -entre otras célebres cumbres- los míticos Lagos de Covadonga con La Huesera incluida.

      Meterse de buenas a primeras “un categoría especial” entre pecho y espalda puede provocarnos tal frustración, en caso de sufrir la más que probable pájara, qué hará que abandonemos cualquier actividad por mucha afición que le tengamos.

      Lo mismo ocurre con las prendas más atrevidas para nuestra imagen. Por este motivo es recomendable dosificar y experimentar, paulatinamente, también en este terreno.

      Si optamos como primera opción por un modelo tan especial como unos spectators de colores de contrate llamativos, como unos negros y blancos, podemos atraer demasiado la atención al inicio. Incluso a nosotros mismos nos chocará.

      Para estos pasos intermedios están una serie de modelos en dos pieles distintas pero muy similares. Son sumamente distinguidos, muy bonitos y bastante más discretos que los más claros en contraste con un color oscuro. Condición, esta última, como todos sabemos proporcional e intrínseca a la elegancia.

spectators-zapato-hombre-calzado-bicolor-00

      Algunos hombres se quedaran -ya- solo con esta opción, y otros seguirán explorando.

      Estos modelos pueden ser en dos tonos similares de un mismo color, en un par de colores distintos pero muy afines como el granate y el azul marino o en dos pieles distintas del mismo tinte, ante y piel pulida por ejemplo aunque también se puede optar por textiles.

      Las propuestas de este estilo son fenomenales porque aúnan a una sola vez la belleza de un gran modelo de calzado con cierta sencillez.

      Existe un viejo dicho africano que dice: “para dejar huellas en las arenas del tiempo, debes lucir zapatos de trabajo”. Pues en ello llevamos trabajando unas cuantas semanas y ésta será la siguiente promoción que presentaremos de una de nuestras firmas de confianza: Vidal Fernandez.

      Muchas gracias y buena suerte,

David García Bragado

[mc4wp_form]

  • Anonimo

    La verdad es que viéndolos en las fotografías dan ganas de ponerlos, pero tienes razón que hay que atreverse. Esta claro que sin atrevimiento hay cosas que no puedes conseguir. Bueno lo intentaremos con los mas clásicos y colores más afines pero no va a ser fácil. Un saludo

    • vestirseporlospies

      Siempre de menos a más… y sin parar; se logra todo lo que uno se propone 🙂
      Gracias estimado amigo por tu comentario y saludos cordiales,