Sobre el buen gusto de vestir la moda clásica

El buen gusto en el vestuario del hombre

“Un verdadero gusto elegante -generalmente- se acompaña con la excelencia de corazón”; Henry Fielding.

En cuestión de gustos es cierto que no hay lugar a la unificación de criterio posible. Ya que es tan subjetivo como la valoración que cada uno de nosotros hacemos, y aún en cada momento. Si acaso sí que cabe el disfrutar de compartirlos y comentarlos para avanzar, conjuntamente, en su descubrimiento.

La belleza en el atuendo que vestimos en cada momento es una cuestión de múltiples variables, algunas de las cuales, vamos a tratar con, como no, un listado de conceptos de los entendemos que dependen con la seguridad que nos volvemos a meter en un “terreno pantanoso” del que esperamos no salir escaldados. A pesar de ello, esta es mi opinión;

  • Es una cuestión de magnitudes;

Hemos visto que una variable principal es que la ropa sea de nuestra talla exacta, si no puede ser confeccionada a nuestra medida, por lo menos, si adaptada a la misma según cánones.

  • Es una cuestión de tonalidades;

El color y su vital importancia… pero como las reglas pueden llegar a ser tan farragosas. Mejor dos claves infalibles; que la elección sea innata y trabajada, es decir que nos fiemos de nuestro instinto pero con el mayor esfuerzo posible en su elección.

  • Es una cuestión de personalidad;

Tiene que salir de dentro, hay algo que no se compra ni se vende y es que lo que vestimos vaya acorde con nuestro carácter y modales.

Es de un binomio tan indivisible como difícil de explicar, pero vale con decir que si no nos gusta algo que lucimos malamente vamos a transmitir su gusto a otros y que si por el contrario a nosotros nos parece acertado, defenderlo con sencillez pero carácter, ya que es nuestro gusto que puede no coincidir con otros.

  • Es una cuestión de naturalidad;

Básico; si no sale del propio convencimiento y la felicidad de vestirlo, mejor obviarlo.

Transmitimos sentimientos, no imágenes. Si te sientes a gusto y orgulloso con tu ropa, será imposible no transmitir coherencia y gran paladar.

  • Es una cuestión de criterio;

Tiene que guardar una coherencia de quienes somos, donde vamos, que hacemos, a que nos dedicamos…

El atuendo no puede ser el mismo dependiendo de nuestra edad, nuestra actividad profesional, nuestro lugar de ocupación.

  • Es, fundamentalmente, una cuestión de emociones;

El interior -nuestras convicciones- y el exterior – la imagen- tienen que destilar serenidad y armonía, orden y mesura. No es algo que nos puedan marcar o pautar, ya que lo que vistiendo un caballero puede resultar de un depurado refinamiento para otro, y no hablamos de la talla, no transmite la misma impresión.

Si concretamos podemos decir, acompañándonos de la galería con las fotografías mejores valoradas por nuestro público de las redes en los últimos meses, que el buen gusto se resume en;

  1. Sencillez y limpieza; Fotos 1, 2, 3, 4 y 5. La sencillez de carácter es el resultado natural del pensamiento profundo, dijo alguna vez William Hazlitt. Es fundamental; los básicos y lo más discreto es la mejor garantía del éxito.
  2. Valentía; Asumir riesgo en la innovación y originalidad; Fotos 5, 6, 7, 8, 9, 10, 11, 12 y 13. Ser diferente y distinguirse.  Chaquetas rojas, blancas, de cuadros o amarillas, trajes de dos piezas con colores distintos, cardigans cruzados, vistosas corbatas, etc.
  3. Calidad; Que no lujo, es decir, transmite más una pieza de prestigio que cien malas. Mejor tener un vestuario comedido e incluso reducido pero de buena naturaleza que uno amplio de baja laya. No hablamos de marcas o firmas hablamos de una determinada condición. Fotos 14, 15, 16 y portada.
  4. Trabajo y esfuerzo; porque no dudamos que la inspiración exista, pero para afectarte ha de encontrarte trabajando, lo dijo el gran pintor del siglo pasado Pablo Picasso. No dudamos que existan caballeros con mejor o menos agraciado paladar… pero los mejores, Cary Grant también, trabajaban su atuendo hasta el punto de hacer corregir sus camisas milímetros para que les asentaran a la perfección, por ejemplo.

¿Tu como ves, tú, la cuestión del “buen” gusto?

  • Elkyn Salazar Gonzalez

    Necesito un traje para ceremonia de grado soy hombre de 40 años que no sea convencional pero tampoco vaya a rayar en lo ridiculo agradezco su valiosa colaboracion

    • Amoreno

      Mi estimado Elkyn en este blog podrás navegar entre más de 2.200 fotografias y te aseguro que con cualquiera de los modelos que te presetamos brillarás. Para un acto como el que comentas, se impone un traje oscuro, camisa blanca, corbata y por supuesto calzado de calidad, cordones y negro, además del obligado pañuelo. Si necesitas confrotar algún modelo en concreto dirigete a nosotros vía correo electrónico o en este mismo apartado y lo hablamos. Saludos cordiales,