Segundo encuentro con sastres

“La voluntad es la que da valor a las cosas pequeñas”; Seneca.

      La moda dicta tú también; mientas que el estilo defiende yo decido. Como esta exclusividad la facilita un artesano, de ahí nuestro interés por los profesionales de la sastrería.

      Si el primer encuentro con sastres tuvo lugar en Madrid hace un par de años, el segundo encuentro lo celebramos en La Coruña la pasada semana.

      Aprovechando que Alberto Olego (Ponferrada – León) me visita al comienzo de cada temporada para diseñar nuevas prendas para mi vestuario (adelanto que para esta nueva temporada será una chaqueta sport fusionando la teba y la sahariana) invitamos a que nos acompañaran otros sastres conocidos de esta, vuestra, casa.

      Asistieron el maestro local García de Loza, Cesareo, y Alberto Basanta (A Estrada – Pontevedra) si bien es justo reconocer que Jesús Iglesias, de Orense, nos manifestó su deseo de unirse. Circunstancia no pudo ser debido a que le coincidía con una boda.

      Quedamos en la sastrería de García de Loza. Aunque no abre los sábados por la tarde, en esta oportunidad hizo una excepción para que estuviéramos en ambiente y mostrarnos algunas de sus creaciones. Por espacio de una hora, larga, los tres profesionales de la tijera intercambiaron impresiones sobre el paño.

      Posteriormente nos desplazamos para tomar café a la sede social que el Real Club Náutico (1926) dispone en la renovada y diáfana zona de la Dársena de la Marina, anexa al Parrote, enfrente a las famosas galerías de la ciudad herculina. Nos acogieron con la amabilidad que acostumbran y elegimos la terraza para continuar la conversación motivados por la benévola climatología. Desde nuestra posición disfrutamos de las vistas al muelle de atraque de transatlánticos que visitan la ciudad (en número de casi un centenar al año) y a los pantalanes de las embarcaciones de recreo de los socios del club.

      Los tres profesionales, que no se conocían con anterioridad, departieron de forma animada como si trabajaran juntos de toda la vida con la confianza que da compartir oficio.

      La anécdota tuvo lugar cuando Cesareo, ejerciendo de decano, bromeo con Alberto sobre el encuentro de la manga con el hombro de la chaqueta que me había cosido y llevaba puesta. Al comentario del coruñés acerca de lo que había que hacer para que las líneas de los cuadros se alinearan, en horizontal y vertical, durante el corte; el berciano, resuelto, justificaba que con ese gesto se desperdiciaba mucha tela y que hay aprovechar el tejido al máximo.

      Al final fue eso, ni más ni menos que una reunión donde profesionales que se dedican a ejercer el mismo arte intercambian sus impresiones. O como lo describió Alberto Olego cuando ya nos despedíamos: “ha sido un encuentro fraternal en un lugar distinguido bajo el común denominador de la pasión por un oficio”. Amén.

      Muchas gracias y buena suerte,

David García Bragado
Fotografia Jose M. Salgado

[mc4wp_form]

  • DJR

    ¡¡Que bien!! ¡¡Podemos ser un poco malos!! “En casa del herrero cuchara de palo”. Faltan corbatas, caidas de pantalón poco lucidas, muchas arrugas en americanas, ¡vamos! menos tu todos un poco desastres, ¡que me perdonen! creo que deberías llegar a un pacto, tu compras sus creaciones y ellos leen tus artículos. ¡¡Que no se enfade nadie!! no se trata una critica seria, simplemente me hace gracia que autenticos maestros de la costura sean un poco desatres pero… ¿cuantos peluqueros de primer nivel se pasan el día dicendo como cuidar el cabello y están calvos? Un cordial saludo

    • vestirseporlospies

      Mi querido amigo Juan, muy buenos días y muchas gracias por tu comentario.
      Además de educado y simpático, te lo agradecemos por lo natural que resulta, y diré -en su defensa- que su labor es la de “vestirnos”… no en “vestirse” 🙂
      Saludos cordiales y a tu disposición,

    • Carlos

      No quería iniciar el tema, creo que tiene razón DJR. Serán muy buenos artesanos, pero “pardiez” que mal visten. Lo que me lleva a pensar que el cliente lo tiene que tener muy clarito y especificar “tela”.

      No se si te acuerda que hablábamos del Marketing hace relativamente poco tiempo. Pues bien, lo más importante del marketing es que todos los instrumentos vayan de la mano, todos hablen de lo mismo… el producto (en este caso servicio), el precio, la distribución y por último la comunicación. Aquí de lo que habla el producto (imagen de marca está incluido dentro de el), no permite establecer un precio acorde con el trabajo que sin duda hacen (de bueno), y la comunícación en este caso deja bastante que desear. Siento la crítica, aunque creo que es constructiva. Un saludo.

      • vestirseporlospies

        Gracias estimado Carlos por tu comentario, que tanto viene al caso….

        Efectivamente recuerdo perfectamente el tema del marketing. Arturo Cifonelli, Mariano Rubinacci o Edward Sexton por citar solo algunos ejemplos suelen predicar con el ejemplo y eso es otro punto a su favor…
        La calidad y la estética no siempre van de la mano, craso error.
        Sin embargo dejo constancia -una vez más- como he defendido en anteriores ocasiones, las prendas que me han elaborado tanto Alberto como Roberto fueron de mi total agrado y de una calidad contrastada. El trabajo que he visto de Cesareo es destacable.

        Saludos cordiales y, sin duda, tu apunte es muy enriquecedor por lo que te lo agradezco mucho.

  • Alberto

    B. Noches,

    Respetando profundamente su opinión, he de decir, que yo llevaba puesto un traje de lino, que después de 2 horas de viaje como pueden enteder es imposible que permanezca sin arrugas (sobre todo el pantalón). Tengan en cuenta que precisamente la gracia del lino, está en las arrugas.

    En cuanto al largo de mi pantalón, para mi es el adecuado ya que reposa levemente sobre el zapato, lo cual me permite que al caminar no asomen demasiado los calcetines. Cosa que no es de mi agrado. Y el largo de la manga como pueden observar deja verse 1cm. La camisa, que es lo correcto según los actuales canones.

    Dicho esto, les agradezco sus críticas porque mi objetivo es siempre mejorar, un cordial saludo a todos.

    Alberto Olego

    • vestirseporlospies

      Muy buenos días, querido Alberto:

      Gracias por tu comentario, creo que hace honor a la verdad. De hecho Adolfo Dominguez hizo famosa la frase “la arruga es bella” en alusión al lino y a una de sus colecciones en este tejido.

      Diré en defensa de las arrugas debido a los viajes que resulta muy complicado para los que aparecemos en las fotos que permanecer totalmente planchados, es realmente complicado ya que los desplazamientos se arruga las prendas muchísimo, de hecho de manera personal normalmente llevo dos pantalones: el de viaje y el de los reportajes, pero no siempre es posible ni operativo.

      Respecto al tema del bajo y las medidas de los puños, entiendo que te asiste la razón. Luego sobre el estilo de cada uno es un tema absolutamente personal.

      La crítica siempre constructiva porque nos hace mejorar…

      Muchas gracias a todos y saludos cordiales,

  • Alberto

    Disculpen la falta de ortografía, quise poner “Llevaba”

    • vestirseporlospies

      Rectificado. Todos comentemos deslices sobre el teclado estimado Alberto. Gracias por tu aviso y saludos cordiales,