Segunda promoción de un traje de esmoquin RTW en VP

“Los premios no son nada. Mi premio es mi trabajo”; Katharine Hepburn.

La mejor recompensa a un buen trabajo es poder realizar más. En esto me centro cada vez que me surge una nueva oportunidad. Y como consecuencia de este razonamiento, aproveché la amable invitación que me cursó, para su elegante gala, el grupo de El Correo Gallego TV del pasado miércoles. Ya tenía la perfecta coartada para disfrutar, diseñando mi nuevo conjunto semi-formal. La invitación reflejaba: cóctel de etiqueta con traje de fiesta.

Encantado comparto con todos vosotros la experiencia de cómo preparé este modelo, en traje de smoking, para dicho acto. Dirigirlo ha sido muy gratificante y, sobre todo, divertido.

Recibí el comunicado con un mes holgado de tiempo, y descarté la sastrería “bespoke” esencialmente por tiempo, pero también porque entiendo lógico que no estaba justificado para lucirlo, a priori, en esta única ocasión. Así que inmediatamente me puse en contacto con Bruno González-Barros, creador y responsable de la marca Knack Men, como mejor opción para elegir un RTW que hasta la fecha conozco. Y debido a que, como es sobradamente conocido, confío en su fino y clásico estilo. Nos abrió, inmediatamente, su delegación más cercana, para nuestro trabajo. Estefanía, que así se llama la encargada de su sede en La Coruña, sería el fiel reflejo de la disponibilidad de esta firma. Un detalle que lo resume -en esencia- es que; Cuando el día 23 del presente me fui a las 17 h. a vestir a su delegación, tenía el traje, con todos los complementos, perfectamente colocados y organizados en su vestidor, esperando por mí. Muy agradecido por tantas facilidades.

El primer día que fui a probar este Tuxedo, comprobé que al pantalón no le había más que retocar el bajo, para que ajustara hasta que “besara” el bello calzado de Pepe Albaladejo. Cierto es que, como en las fotos se aprecia, no lo conseguí en todas ocasiones, pero creo que fue más debido a que -yo- lo cargaba en exceso con mis gestos y que con su corte provocaba una ligera doblez con un pequeño pliegue, porque en las dos pruebas que realicé rozaba perfectamente el charol. El resto del conjunto, resultó perfecto.

La chaqueta, aunque no pude dejar de probar su versión blanca (como sabemos, para ocasiones al aire libre o más relajadas), estaba cantada que sería la de hilera sencilla. Puesto que prefería la opción de tres piezas frente a la chaqueta cruzada, que por otra parte no forma parte de la habitual oferta, actual, del mercado. Las solapas de seda definen el conjunto y me parecen sumamente logradas.

Contar, además de la chaqueta, que pude haber escogido –quizá- una talla mayor, pero preferí que se me ciñera al cuerpo y abriera un poco, para que luciera más, la parte frontal. Me encantó que cerraran las costuras de la parte trasera inferior de la misma, el faldón, para que cumpliera con los cánones clásicos de no contar con aberturas. El resultado no pudo ser mejor.

Del chaleco, pieza clave para mí en este caso, comentar que tiene una preciosa caja delantera que permite ver toda la pechera en semicírculo y cierra en una hilera sencilla muy bonita. No se lo puse fácil ya que esta opción, me la tuvieron que realizar “ex profeso” para esta ocasión, con un patrón especial. Probé hasta tres versiones que disponían y ninguno fue tan óptimo como este. Reitero para mí es la prenda principal. Precioso corte, en toda su curva solapa. Rematada en un proporcionado pico del de la blázer, de confección exquisita. Mereció la pena el esfuerzo, porque es una pieza de gran categoría.

Camisa de pechera de piqué con cuello “normal”, en el que los tres pliegues juntos en la zona superior -del encuentro del puño con la manga- hablan del gran cuidado en la elaboración del conjunto de esta prenda.

En cuanto a los complementos: tirantes de un bonito gris muy oscuro y diminutos motivos blancos, con pañuelo blanco y calcetín -hasta la rodilla- negro completó lo que para mí era: la estupenda y excelsa alternativa RTW de Knack Men.

Respecto al calzado, pilar fundamental de todo look, cierto es que lo más refinado son las exquisitas “opera pumps”. Pero para hacerlas “bespoke”, se necesita un plazo mínimo de 3 meses en condiciones normales. No obstante, en este caso entiendo que no aplican. En honor a la verdad el conjunto estaría desequilibrado y lo suyo era un calzado acorde de exquisita calidad, RTW, de una de las mejores firmas españolas. Así que descolgué el teléfono y llame a la firma Meermin-Mallorca, su modelo “black patent” era mi favorito, pregunté por el responsable de comunicación. Para mi sorpresa me pasaron directamente con D. Pepe Albaladejo -en persona- el cual se alegra que se lo proponga y que cuente con el modelo de Oxford que le solicitaba. En menos de 24 h. disponía de su fabuloso modelo, en mi oficina. Presentación de excepción y un servicio de lujo. Para mí, he de confesarlo una vez más, no puede haber cosa más bonita, que un calzado de este patrón. Las imágenes hablan por sí mismas y creo que es la perfección fabricada en zapato. El brillo es espectacular, el olor a piel: auténtico y los estrené con igual comodidad que si hubieran estado cientos de horas -anteriormente- en mis pies. Pepe demostró ser un verdadero caballero VP. Con vocación de culto por el servicio al cliente.

Como creo que la diferenciación está en los detalles, es ahí donde busco la excelencia. Los gemelos y los botones son obra de mi amiga y -mejor joven orfebre del noroeste español- Susy Gesto de Taaroa, espacio de creación. Las joyas para los puños son de zaino azabache pulido, perfecto para combinar con el negro del Tuxedo, y la plata de estos gemelos, combinaba perfectamente con la de los botones. Cuyo motivo entendí depurado, en el delicioso símbolo de la flor de Lis.

Permitirme para rematar una reflexión personal. Si bien estoy seguro que en el futuro diseñaremos un modelo artesanal y a medida, con puño francés, seguramente en un azul de medianoche, de botones forrados en seda, calzado bespoke, con todo lujo de detalles como trabillas y demás. Solo se valoran las cosas en su justa medida, cuando forman parte de una progresión razonable, trabajada, progresiva y, por supuesto, ajustada a la ocasión para la que se requieren. Esta producción es asequible para –casi- todas las economías. Por lo que estoy muy contento con el resultado obtenido y agradecido a las firmas y profesionales que tanto nos han aportado, con su confianza en nuestra plataforma, en esta ocasión de especial manera a las españolas firmas -que están a la altura de las mejores internacionales-: TAAROA, MEERMIN y KNACK MEN.

El copyright del inmejorable reportaje gráfico corresponde a Jose Manuel Salgado. Y quiero apuntar que, si bien es cierto que el smoking está prescrito para el interior, me permito tomar fotos de camino al evento, en el Parador de los Reyes Católicos -exteriores-, como promoción comercial y homenaje a una de las ciudades más bellas de la cristiandad. Santiago de Compostela.

Gracias, muy especialmente a todos vosotros, y buena suerte.

O consulta todos nuestros artículos desde la página de archivo

  • Luis Conde

    Estimado David,
    Nos comenta que en la invitación se requería “cóctel de etiqueta con traje de fiesta” entiendo que significa que habría que asistir con black tie, he visto en la web del Correo Gallego las fotos de acto de la entrega de premios y salvo algunas excepciones los caballeros no hicieron mucho caso sobre esa indicación, incluso he visto muchos trajes claros y caballeros sin corbata. ¿Podría darnos su opinión sobre la indumentaria de los caballeros en esa velada?
    Su smoking le sentaba perfecto y destacaba sobre el resto, enhorabuena ¡¡

    • Amoreno

      Mi estimado Luis, muchas gracias por tu amable comentario.
      Respecto a tu pregunta creo que la mejor contestación es mi opción personal. La libertad individual es así: la propuesta del anfitrión es una y la respuesta, la que cada cuál opta.
      Me vas a permitir que no entre en más valoraciones, en esta ocasión, porque si bien lo he hecho en otras ocasiones como en las galas de los Óscar o Goya, esta era una velada en la cual se trataba de premiar la elegancia. Y el jurado y público hablaron y eligieron, así que se impone mi máximo respeto por la opinión de la mayoría y los expertos en la materia.
      Un fuerte abrazo y a tu disposición,