Sastrería Santa Eulalia; elección de tejidos y toma de medidas.

“El placer que acompaña al trabajo pone en olvido a la fatiga”; Quinto Horacio Flaco (65-8 a. C.), poeta de la antigua roma.

      Sin mayor dilación, ya en mi primera visita a Santa Eulalia elegimos las telas con las que testar el trabajo que se desarrolla en la sastrería de Luis Sans. Todo el proceso ha sido y va a seguir siendo grabado, por lo que compartiré el resultado con todos vosotros según se vaya editando. 

      En esta boutique son todo recursos. Un numeroso equipo humano de profesionales, especializados en cada materia, dotados con un espectacular despliegue de medios.

      El conjunto elegido va a ser una chaqueta y un pantalón para la temporada de invierno en tonos marrones tostados.

      Para ello, el eficaz Ángel Córcoles (coordinador de la sastrería) tomó nota de las medidas que le dicta el sastre titular Raúl Perera. Primero registraron mis medidas antropométricas con la chaqueta puesta, y luego procedieron sin ella. Diez registros en total para la chaqueta y ocho en el pantalón, además de múltiples anotaciones rellenan mi ficha de cliente número 29.445.

      Tras este trámite definimos como sería el diseño. Abundaron facilidades y propuestas.

      El propio Luis interviene, conocedor del tema desde su más tierna infancia cuando jugaba a recoger los alfileres del suelo en el taller con un imán, y me anima con tonos claros a pesar de la estación. Para iluminar y no resultar apagado, además rejuvenece; me comenta.

      Dos detalles me reafirman del cuidado por el detalle en el hacer de Luis. El primero es que defiende que el lugar preciso donde coser la etiqueta de la sastrería en la chaqueta es en el interior de la espalda a la altura de las primeras cervicales, en detrimento del pecho donde me asegura acostumbra la confección. Otro, es que por defecto el forro que utiliza para la elaboración de sus trajes bespoke es con la marca al agua de su firma SXE.

      Contaremos, paso a paso, como resulta la calidad de todo el proceso durante su ejecución.

      Trabajar con variedad de sastres, me ha animado a escuchar más y dejar hacer. Así me enriquezco de conocimientos ajenos. Intervenir menos y dejarme asesorar; pues lo que puedo diseñar ya lo sé mientras que diferentes opiniones a las propias siempre suman.

      Solo resulta imprescindible decantarse por aquello que uno esta dispuesto a vestirse.

      Elegimos un tejido marrón claro para la chaqueta y más claro aún, casi blanco roto, en el pantalón. En primera instancia fue una tela de lana de Loro Piana, pero la casa italiana se disculpó al no tener la referencia 627025 de lana super 120´s y 320 gr/ml en stock, y buscamos una alternativa en la siempre solvente firma inglesa SCABAL.

      Finalmente la blazer será de un tejido compuesto por lana de cordero al 95% y 5% cashmere con referencia 802071 y 360 gramos de peso. Mientras el pantalón será de tricotina de algodón al 98% con un mínimo porcentaje de material elástico de la firma Caccioppoli de referencia 570324 y con 430 gramos de peso. Un conjunto armado. Para el frío.

      La preciosa sorpresa estará el forro. Se trata de un exclusivo modelo de E. Marinella (Nápoles, 1914) con la imagen de la italiana basílica de Santa Chiara. El propio Luis reservaba una chaqueta a punto de estrenar con un interior similar pero en otro color, y que disponiendo de múltiples detalles en gamuza me mostró en directo.

      Sorprende comprobar como este detalle, de tela interna, está siendo tan bien recibido entre el entorno sartorial. Algo que solo es para el cliente y no para mostrar a quien nos vea. Es decir, para el disfrute propio igual que la experiencia de realizarlo.

      Porque un aspecto tan personal justifica que vestimos primero para nosotros mismos y luego como respeto hacia nuestros semejantes. Nunca como arma letal elegante.

      A finales de octubre volveremos para la primera prueba, y deseando estoy volver a disfrutar de esta experiencia -entre sastres- en el marco de un escenario propio de reyes. Donde me hacen sentir como a un campanu en el Narcea.

      Muchas gracias y buena suerte,

David García Bragado
Fotografía Santa Eulalia.

Si deseas recibir de forma cómoda nuestras publicaciones, déjanos tu e-mail de contacto y te haremos llegar -periódicamente- una actualización con nuestros últimos artículos. Estamos a tu disposición. Muchas gracias y buena suerte

O consulta todos nuestros artículos desde la página de archivo