Rowing blazer. Chaquetas deportivas para remo.

“Qué delgada es la línea entre el genio y la locura y entre la determinación y la obstinación”; Richard Branson, empresario inglés.

chaqueta-deporte-remo-rowing-jacket-00

      La elegancia comienza cuando tomamos conciencia de lo que vestimos. De su procedencia, de cómo o porque lo hacemos. El conocimiento aporta seguridad, y evita ridículos, por lo que conocer la historia se antoja necesario. Después de todo, somos la evolución de nuestro pasado.

      La chaqueta para remar, rowing blazer, ha sido utilizada desde 1825 por los remeros del club St John´s en la Universidad de Cambridge. Cada club deportivo tenía su propia uniformidad, y se hicieron populares gracias las famosas regatas que se celebran sobre el Támesis desde 1829 entre esta universidad y la de Oxford.

      Servían para abrigar a los remeros durante el ejercicio y deben su vivo colorido a que distinguen a los remeros entre la neblina gris de los ríos ingleses. Se confeccionaban sin forro pero con un tejido grueso para soportar la fría humedad.

      En la época eduardiana (1901-1010) los hombres las comienzan a incorporar a su atuendo de calle -junto con su canotier– para pasar la tarde remando.

      Una vez que se comenzaron a popularizar las sudaderas de algodón con capucha, estas chaquetas se vieron relegadas para distinguir a los pertenecientes a cada fraternidad fuera de los ríos de entrenamiento y competición.

      La historia de esta chaqueta preppy es amplia. Tanto que dio material para el libro que Jack Carlson escribió en 2014 para Thames & Hudson bajo el título Rowing Blazers.

      Junto con esta chaqueta, son muchas las prendas que han saltado del deporte a la calle como los polos o los jerséis blancos por su belleza.

      Este tipo de chaqueta sport no solo se ciñe al deporte del remo sino que son asociadas a otros como el cricket, el tenis o la célebre verde de golf que acredita al campeón del Master de Augusta (1934).

      Actualmente este tipo de chaquetas sirven de inspiración. Sastrerías como la del francés Marc Guyot o firmas como Ralph Lauren le han sabido sacar partido; y otros como Brooks Brothers o Hackett también produjeron sus versiones.

      A día de hoy solo podemos verlas en ambientes como el Pitti Oumo, por su extraordinaria espectacularidad. Aunque si su versión es discreta, y mientras no se mezcle con unos pantalones tartan (cheked troursers), rayados o idénticos a la chaqueta; podría resultar acertada en su entorno.

      Muchas gracias y buena suerte,

David García Bragado

Si deseas recibir de forma cómoda nuestras publicaciones, déjanos tu e-mail de contacto y te haremos llegar -periódicamente- una actualización con nuestros últimos artículos. Estamos a tu disposición. Muchas gracias y buena suerte

O consulta todos nuestros artículos desde la página de archivo