Richard V de Cobbler Union

“Todo nuestro conocimiento proviene de las sensaciones”; Leonardo Da Vinci (1452-1519).

      Sensaciones. Descubrimos experimentando sensaciones, así que escribo el presente artículo calzado con los zapatos que presentamos con una sensación de franco confort. La que transmite una pieza de calidad cuya suavidad en la pala contrasta con la firme estabilidad de su suela completando un modelo de lujo.

      Porque precisamente lujo es la palabra que más repiten Santiago Pereiro y Daniel Porcelli, fundadores de Cobbler Union en 2014, cuando hablan de su producto. Lujo de verdad. El auténtico. Él que define a un zapato artesano realizado con la mejor piel.

      Sus zapatos están realizados a mano mediante 220 operaciones diferentes llevadas a cabo por hasta 20 profesionales involucrados en su ejecución. Fabricados íntegramente en España.

      La firma de Santiago y Daniel nace en Barcelona y vende on-line a más de 50 países de todo el mundo. En uno de ellos, Estados Unidos, lograron un especial éxito por lo que disponen de una tienda y su sede en la ciudad de la Coca-Cola, Atlanta.

      Actualmente Cobbler Union trata de fortalecer su presencia en Europa, y ha empezando por España con una tienda on-line específica. Además de su recién inaugurado un Showroom en la tienda que TomBlack disponen en Madrid. Calle Segre 25, bajo. Para acudir es necesario pedir cita previa.

      Santiago junto con Daniel González lideran este crecimiento en Europa.

      El modelo que elegí corresponde al Richard V y resulta una evolución de dos modelos anteriores (el Richard y el Richard IV). Tengo la fortuna de estrenarlo, en exclusiva para la firma, porque se lanza para toda Europa a partir de este momento.

      Este Oxford plain de color marrón medio está realizado con piel de becerro curtido en Italia tipo “museum” de primera categoría. Su tipo de cosido es el Goodyear Welted con canal cerrado.

      La simplicidad del modelo contrasta con los numerosos detalles con los que cuenta. El talón cuenta con un refuerzo en su contorno superior y sorprende un interior revestido con un almohadillado en piel de ternera en plena flor (o grano lleno).

      En cuanto al tacón; la mitad posterior es de goma para mayor comodidad al caminar, atenuar su desgaste y no resbalar. Además, de venir matado en su esquina interior y sujeto mediante once puntas de cabeza perdida de metal dorado.

      El cambrillón es de tal presencia que se adivina desde el exterior. Verdadero pilar para mantener estable nuestra pisada.

      Por otro lado, sus finos cordones tipo tallarín (aplastado) que no espagueti (redondo) no es asunto baladí. Pues le aporta un grado de finura global difícil de mejorar.

      Se trata de zapato ejecutivo con puntera cap toe (dedo de pie) cuyo tono modera la formalidad de su patrón. La claridad del marrón lo hace apto para una ocasión relajada o el uso con un traje claro de verano.

      Soy de la idea, lo sabéis, de que el canto de la suela (borde exterior que se ve) hay que oscurecerlo un punto más que el resto. Este no es caso. Único fallo a priori, por que hablando de poner pegas -y en honor a la verdad- estoy deseando comprobar como se comportan con el paso del tiempo.

      Su linea esbelta en el empeine no molesta, como me sucede en otro modelo similar que dispongo de la firma lusa de Carlos Santos. Aunque la piel aún se tiene que adaptar por completo a mi pie.

      En los extras, las hormas de madera rosada de cedro sin tratar emanan un aroma natural que literalmente perfuman el interior del calzado. De porosidad evidente por la ligereza de su peso, absorberá sin problemas la humedad de cada jornada. Vienen presentados, cómo no, dentro de una caja de cartón rígido con su agujero de ventilación y dos bolsas de raso para guardarlos. Perfecto.

      Detrás de toda firma están personas que impulsan su idea dejando impronta, en esencia, de su personalidad. Santi y Dani no son una excepción. El lujo de la mejor piel con una realización artesanal tratando de hacerse asequible. Son, mis, sensaciones.

      Muchas gracias y buena suerte,

David García Bragado
Fotografía Jose M. Salgado

Si deseas recibir de forma cómoda nuestras publicaciones, déjanos tu e-mail de contacto y te haremos llegar -periódicamente- una actualización con nuestros últimos artículos. Estamos a tu disposición. Muchas gracias y buena suerte

O consulta todos nuestros artículos desde la página de archivo