Puntos clave: garganta, ombligo y tobillos.

“No juzgue nada por su aspecto, sino por la evidencia. No hay mejor regla”; Charles Dickens (1812-1870), novelista inglés.

      Todo cuerpo tiene un único punto de equilibrio. Su centro de gravedad. Un sencillo método que concentra en él toda la masa para simplificar la resolución de problemas en física.

      Para hacer más sencilla la valoración de nuestro vestuario también podemos recurrir a ellos. En este caso serán tres. O mejor dicho el eje que pasa por todos ellos porque, además, deberán guardar consonancia para que el conjunto resulte adecuado.

      Si a la altura de nuestra garganta, en el ombligo y los tobillos existe armonía. El conjunto será acertado siempre que entre ellos no chirríen.

      En el caso particular del presente artículo, a la altura de la garganta confluyen el marrón de la chaqueta de lana (Sastrería Olego) con el azul claro de la camisa (Pedro del Hierro). Los tonos azules del pañuelo de bolsillo en seda (Cencibel) juegan sutilmente con la camisa, y el resto de sus colores resultan los únicos que aportan vistosidad a un conjunto pleno de lisos. Entiendo este punto en equilibrio.

      De existir otros complementos en el cuello -pajaritas, corbatas o bufandas- deberían integrarse sin destacar.

      En el centro de la cintura vuelven a coincidir la chaqueta y la camisa; mientras el pantalón negro de algodón grueso (Massimo Dutti) parte el cuerpo en dos mitades. Otra vez a vueltas con el marrón y el negro, y sigo sin observar que choquen entre sí. Aunque asumo que no es el tándem ideal, el tono de la camisa ayuda en su encuentro ya que una blanca podría destacarlo demasiado.

      El cinturón negro se camufla con el pantalón como prefiero hacer, más que pensar en combinarlo con el zapato. Cosa que por otra parte también ocurre.

      A la altura de los tobillos, donde confluyen calzado, calcetines y pantalones sucede lo mismo que en los dos puntos superiores. Negro, marrón y negro combinan en la secuencia, mientras que el marrón del calcetín le hace un guiño a la chaqueta.

      Los botines de Carmina, que parecen un segundo calcetín, me acompañan desde hace ya cuatro años. El único inconveniente que les veo es no me parece estético cuando asoma el calcetín al sentarme, porque este efecto no es tan favorecedor como el caso de un zapato. Será la costumbre.

      Un dato más. Las prendas bespoke no solo pueden convivir perfectamente dentro de un mismo armario con las de confección, sino dentro del mismo vestuario.

      Muchas gracias y buena suerte,

David García Bragado
Fotografía Jose M. Salgado

[mc4wp_form]

  • Leo

    Buenos días, querido David y Feliz Año Nuevo! Espero que hayas pasado unas felices fiestas con la familia y amigos.
    Después de una semanita de vacaciones totalmente desconectado es un placer volver a leerte. Me gusta cuando se acumulan tres o cuatro artículos y los leo de una sentada, además noto que se me pasa un poco el dolor de cabeza, la resaca y el exceso de dulce, típico de estas fechas. Ja, ja, ja!
    Como decías en el artículo anterior, sí que es verdad que el negro y el marrón combinan “raro”. Pocas veces he intentado vestir así, porque lo que veía en el espejo no me convencía y al final cambiaba a combinaciones más conservadoras.
    Yo añadiría otro punto clave a lo mejor no tan importante pero en el que suelo fijarme mucho, como es el de las muñecas. Ahí están los relojes, los gemelos, las pulseras… Una mala elección del reloj (el tamaño de la caja, el tipo de correa, etc.) o un exceso de pulseras estridentes pueden arruinar una estética bastante conseguida en lo demás.
    Por último, aunque llevo un tiempo haciéndome camisas a medida, sigo comprando de vez en cuando las de Pedro del Hierro, en particular las de “non iron”, que se planchan muy fácil y rápidamente. Además, si las compras en la rebajas-promociones ofrecen una relación calidad-precio estupenda (hace diez días compré dos por 80 €.).
    Un cordial saludo.

    • vestirseporlospies

      Feliz año querido amigo Leo y muy buenos días. Mis mejores deseos también para ti.

      Los excesos durante estas fechas los acumulamos todos… 🙂 Lo que no se si será tan bueno es un exceso de lectura VP JAJAJAJA

      Buen punto sin duda, el de las muñecas… sobre todo si lleváramos puesto guantes como es en la actual estación. Lo de los relojes es un detalle que habla, sin dudas, mucho de nosotros.

      A PdH la valoro como una de las firmas con mejor relación calidad precio que existen en la actualidad…. además patria… clásica, con variedad, aunque en ocasiones se viene arriba… pero es bastante de nuestro estilo. Tengo que probar esta de fácil planchado… 🙂 y te cuento.

      Muchas gracias por tu amable comentario y recibe mi más cordial saludo y deseos de un gran año,

  • Juan

    Estimado David, buenas noches.

    En primer lugar desearle Feliz y Próspero Año Nuevo cargado de salud y felicidad.

    Necesito adquirir un par de zapatos de color negro para traje. Siguiendo sus consejos, en un principio me decanté por el modelo Oxford, he de reconocer que posee una belleza y armonía inigualables, sin embargo siento una gran atracción por el modelo castellano de borlas tipo Tassel ¿Podría el segundo sustituir al primero?

    Un cordial saludo,

    Juan A.

    • vestirseporlospies

      Querido Juan, buenas tardes. Siento el retraso en contestar pero me fue imposible antes.

      Hemos comentado aquí en anteriores oportunidades que los mocasines carecen de la formalidad suficiente para utilizar con traje, pero que los del modelo Tassel en realidad son unos de cordones. Pues las borlas son solo sus remates. Así que sí, serían los siguientes a utilizar después de los Oxford, los Derby y los Monks.

      Otro saludo cordial para ud. y mis mejores deseos para el próximo año.

      • Juan

        Muchas gracias David, es todo un lujo contar con su opinión.

        Un cordial saludo.

        • vestirseporlospies

          Un placer querido Juan y a vuestra disposición.

          Mi saludo más cordial y feliz día,