Perfumes

“El recuerdo es el perfume del alma”; Amandine Aurore, Baronesa Dudevant y novelista francesa.

colonia-perfume-fragancia-aroma-00

      Aunque el perfume viste, confieso -en mi condición de ex fumador- que durante años tuve embotado el olfato debido a los nocivos humos del tabaco quemado. Sin embargo, como los cinco sentidos que tenemos proporcionan singulares placeres -y una vez descongestionada mi nariz tras más de una década sin fumar- reconozco que el perfume produce similares satisfacciones que el vestuario.

      La llegada de los Reyes Magos, al igual que otras fechas como el Día del Padre, nos recuerda lo socorrido de las colonias como regalo. Pero es que además estas fragancias proporcionan -con olor- elegancia a otro sentido no menos importante. El sentido del olfato.

      Internet, medio visual y acústico, poco puede aportar en este campo sino es de manera teórica, donde es superada por a la edición escrita que puede incluir muestras olfativas. Aunque otros canales de comunicación a través de la pantalla como el cine ya toman ventaja en este sentido disponiendo butacas de donde surgen olores en las salas más vanguardistas.

      Formando un todo de nuestra imagen elegante, también en nuestro olor prima la discreción frente a la ostentación. Menos es más. Aunque resultará difícil que un perfume pase desapercibido, como caracteriza a la elegancia, debemos evitar ahogar a nuestros cercanos.

      En cuanto a sus beneficios; a parte del meramente estético ahí están los científicamente demostrados de la aromaterapia. Ciertos aromas provocan percepciones olfativas que se convierten en beneficiosos efectos psicológicos al llegar a nuestro cerebro.

      El perfume tiene una parte de consumo para uno mismo, primera y principal, pero otra evidente de compartirlo con nuestro entorno. En función de ésta -al igual que nuestras ropas- resulta evidente que no será igual de idónea la fresca fragancia recomendable para acudir a la oficina en nuestro día a día que otra más intensa para ocasiones formales puntuales.

      Ninguna colonia huele mal pero algunas irán mejor con nuestra personalidad que otras. Y descubrirlo solo se consigue probándolas, rociando nuestra piel para ver como se comporta sobre ella.

      El sector de las colonias es tan amplio y específico como lo puede ser el de la zapatería, la relojería o la sastrería, y este segundo artículo solo pretende reabrir de nuevo el tarro de las esencias.

colonia-perfume-fragancia-aroma-01

Firmas
Las fragancias -igual que los trajes- también tienen su elaboración bespoke disponible en las casas más tradicionales.

      Santa Mª Novella (1612) en Florencia, Floris (1730) y Penhaligon´s (1870) en Londres, Guerlain (1828) y Caron (1904) en Paris o Álvarez Gómez en Madrid (1899) son algunas de las casas más antiguas.

      Las firmas más comerciales y que copan el mercado actual de las ventas son: Paco Rabanne (Invictus y 1 Millon), Loewe (Solo y 7), Dior y Armani (Code y Acqua di Gio).

Fórmulas
La composición de las lociones se consiguen con la alquimia de sustancias provenientes de flores como la lavanda, maderas como el cedro, especias como el clavo o la pimienta, frutas cítricas, la vainilla, el incienso, el tabaco, el cuero, las hojas de menta, los granos de café o semillas tan exóticas como el haba tonka.

      Su elaboración es muy delicada, y hasta el orden de factores en la fase de mezclado altera el resultado final de la fragancia.

      Los aceites esenciales y el alcohol que lo componen determinan la intensidad de un perfume. Pudiéndose clasificar en función de éstos en: perfumes, aguas de perfume (EDP), aguas de baño (EDT), aguas de colonia (EDC), colonias o aguas refrescantes.

Usos
Un perfume nos identifica, sin embargo si solo usamos uno resultaremos monótonos. Alternar varios, dentro de nuestro estilo de igual manera a como hacemos con nuestra ropa, enriquecerá con gusto nuestra presencia.

      Hay perfumes aptos para la mañana, frescos, y para la noche, más intensos. Así como unos son más adecuados para el calor del verano y otros para el frío invierno. Cuales prendas existen las idóneas para cada ocasión, y hemos de tener en cuenta que la transpiración acelera la evaporación el alcohol, y por lo tanto la pérdida del aroma.

      El perfume no puede enmascarar olores, función propia de sus orígenes, sino que debe ser pulverizada sobre la piel aseada en los puntos más calientes de nuestro cuerpo (cuello, pecho y hombros). Es recomendable evitar rociar sobre las telas que no lavamos a diario por lo que solo sobre la camisa cuando toma contacto con nuestra piel rociada con la loción será adecuado. Por otro lado, perfumar nuestro pañuelo de bolsillo me resulta especialmente acertado.

      Un perfume se percibe en tres fases; la primera es la conocida como “nota de salida” y es el primer olor que percibimos al aplicarla sobre nuestra piel. Resulta determinante, porque basándonos en ella solemos comprarla y duran minutos (principalmente debidos a los cítricos y hojas). La “nota corazón” es la determina su familia olfativa (florales y especias), perdura durante varias horas. Por último, está la “nota de fondo”, formada por los olores más duraderos (maderas y cueros) de casi un día entero.

      El sentido al que va dirigido es único, el olfato, pero también se vale del diseño de su frasco para seducir al cliente, convirtiéndolas en auténticas joyas.

      Muchas gracias y buena suerte,

David García Bragado

[mc4wp_form]

  • Anonimo

    Acertado articulo en estas fechas de regalo ya que con una colonia tanto para hombre como par mujer siempre aciertas. Como tú bien dices en la variación esta el gusto y nunca una buena colonia o perfume nos deja indiferentes a su olor. Felices reyes!!!!, que para eso somos españoles y tenemos que conservar nuestras tradiciones.

    • vestirseporlospies

      Felices Reyes Magos estimado amigo.
      Claro que debemos proteger nuestra cultura y, no solo eso, sino también sentirnos orgullosos de ella. Es así como sienten los países que van por delante de nosotros… Orgullosos de lo bueno del pasado y creando un mejor futuro.
      Un abrazo fuerte,
      PD. A nivel personal me he pedido una colonia… haber si tengo suerte y me lo ponen esta noche… bueno -por lo menos a días- he sido 🙂