Paul Stuart SS 2015 y los errores de bulto

paul-stuart-coleccion-primavera-verano-hombre-phineas-cole-00“Cuando la gente comete errores lo último que necesita es que la regañen. Es el momento de infundirle valor y hacerle recobrar su confianza”; Jack Welch, empresario estadounidense.

     Ésta vez no. Y lo siento mucho porque Paul Stuart siempre ha sido una de mis firmas de referencia, sin embargo en la última entrega de su línea Phineas Cole contradice tanto los cánones del manual más clásico del vestuario masculino que no lo comparto. Por este motivo, y en mi opinión, la versión “pata negra” de su colección en la presente temporada no luce con ese buen gusto al nos tiene tan acostumbrados.

     La firma estadounidense, en la que actualmente Michael Ostorve ocupa el puesto de CEO, siempre me ha sorprendido por su ingenio y creatividad. Ciertamente mantener estas características temporada tras temporada tiene que extenuar y no me cabe duda que debe ser muy complicado.

     Tener que reinventarse o actualizarse cada semestre es con diferencia la peor faceta del negocio. Esta obligación además de agotar, hace que a veces la imaginación no de para tanta creatividad y debemos parar o retornar al origen. Lo cual no es siempre posible.

     Es un hecho que yerra más quien más trabaja, porque aquél que no crea es el que nunca se confunde. Desde esta perspectiva, lo que no me ha gustado nada ver en esta colección son los siguientes desatinos:

En los pies.
Las opera pumps son un calzado de etiqueta que solo es apto para vestir con la pajarita blanca o negra del frac y del esmoquin, respectivamente. Colocárselas a un traje informal, aunque sea de tres piezas, en el mejor de los casos confunde. Es de lejos el peor gazapo.

     Por otro lado, y debida a mi propia experiencia, he comprobado que el botín inglés liso resulta más adecuado para unos vaqueros que para un traje. Los elegí en su día para mi primer traje bespoke pero me arrepiento de ello y no los volví a usar para este fin, porque aunque favorece una caída muy limpia del pantalón, estéticamente prefiero que existan cordones en las botas para estos atuendos.

paul-stuart-coleccion-primavera-verano-hombre-phineas-cole-02

En la corbata.
Los motivos (o dibujos) que normalmente utiliza en este complemento son muy acertados, pero en esta ocasión me parecen demasiado grandes. Pronto se pasarán de moda… Es decir, su tamaño cansará y no se hará intemporal.

     Aunque me sigue encantando como combina éstos con el resto de complementos, en esta ocasión frecuenta en demasía el blanco para el pañuelo y el gris para los calcetines.

paul-stuart-coleccion-primavera-verano-hombre-phineas-cole-06

En la camisa.
La camisa rosa chicle que le plantifica al esmoquin no favorece a un hombre de piel morena, pero además constituye un sacrilegio para las normas más tradicionales del vestir con smoking. También apaga este semiformal conjunto.

     Mucho más acertados recuerdo los -arriesgados- colores grises, verdes y burdeos para sustituir al negro de la chaqueta y el pantalón del tuxedo de la holandesa Suitsupply en temporadas pasadas.

paul-stuart-coleccion-primavera-verano-hombre-phineas-cole-07

Epílogo.
En el resto de la colección, la cual en líneas generales raya al nivel que suele, creo que abusa del color gris para los trajes al presentarnos una campaña primaveral y veraniega en la cual debería ofrecer el mayor colorido.

     Todo esto lo que me hace pensar es que tan solo es un patinazo propio del que trabajando y arriesgando tanto no acierta siempre o, en momentos puntuales, se queda sin -felices- ideas.

     Muchas gracias y buena suerte,

David García Bragado

[mc4wp_form]

  • Anonimo

    Supongo que lo que querían hacer es precisamente romper con los cánones y ver que es lo que dice el cliente. A veces las transgresiones cambian tendencias y aunque realmente este de acuerdo con tú opinión experta y acertada, puede ser aunque creo que no será el caso, al público le guste y les salga bien la apuesta.

    • vestirseporlospies

      Estimado amigo, no creo que te falte ni un ápice de razón. Es más a veces pienso que las reglas limitan nuestra creatividad, pero es desde el conocimiento desde donde creo que se debe hacer.
      A Paul Stuart seguro que le sobran los motivos -como decía Joaquín Sabina- y el conocimiento, por descontado.
      Por ejemplo, hace unos días en estos mismos comentarios revindicaba las opera pumps en un tono marrón oscuro o en piel vuelta, para utilizar en un momento casual… creo que puede ser muy acertado… ¿porque no?
      Muchas gracias por tu comentario y recibe un cordial saludo,

    • vestirseporlospies

      Estimado amigo, no creo que te falte ni un ápice de razón. Es más a veces pienso que las reglas limitan nuestra creatividad, pero es desde el conocimiento desde donde creo que se debe hacer.

      A Paul Stuart seguro que le sobran los motivos -como decía Joaquín Sabina- y el conocimiento, por descontado.

      Por ejemplo, hace unos días en estos mismos comentarios revindicaba las opera pumps en un tono marrón oscuro o en piel vuelta, para utilizar en un momento casual… creo que puede ser muy acertado… ¿porque no?

      Muchas gracias por tu comentario y recibe un cordial saludo,

  • Jaime Romero-Requejo

    Efectivamente, sorprende de una firma como Paul Stuart. Casi parece un manual de “errores del hiperdandismo”. Lo de la camisa rosa no tiene ningún pase. Aunque no rompiera con las normas de etiqueta, el resultado es francamente desfavorecedor. Nada que ver con el conjunto de chaqueta de fumar y pantalón tartán de Colin Firth que veíamos el otro día. Un abrazo David.

    • vestirseporlospies

      Gracias estimado Jaime; es exactamente eso. Cuando rompamos con lo existente, que sea para mejorarlo…
      La verdad es que me produjo cierto estupor ver la colección porque sabéis lo que me gusta esta marca y espero sus novedades “como agua de mayo” pero su resultado me desencantó.
      Otro cordial abrazo para ti amigo,