Pantalones grises, nunca son suficientes

“Menos es más”; Ludwig Mies Van Der Rohe, arquitecto alemán (1886-1969).

pantalon-gris-hombre-vestir-00

      La teoría del color reconoce al gris como el color del equilibrio. Del balance. Dentro de los pantalones básicos, el de color gris resulta principal. Personalmente me gusta más el azul marino que cualquier gris porque me resulta más alegre y de mi estilo, de hecho es del color de pantalón que más modelos dispongo, pero la realidad es que los azules combinan peor que los grises. Los tonos grises para el pantalón son los más versátiles.

      Se hace necesario tener pantalones grises de al menos tres tonos típicos: claro, medio y antracita. Para el primero lo ideal sería un tejido de lino, mezcla con seda o una gabardina de algodón, para el segundo el fresco o lana fría y para el último modelo una franela o cualquier otra lana virgen es lo habitual. Es decir, cuanto más claro más adecuado para una climatología cálida.

      La formalidad también se acentúa con la oscuridad del pantalón.

      Las tonalidades de grises son múltiples: marengo, ceniza, pizarra, humo, pálido, basalto, plateado, zinc, roca… Todas acertadas.

      Otra ventaja del pantalón gris en cualquier variedad frente a los pantalones azules es que los segundos casan peor con otras prendas azules a no ser de que sean similares. Sin embargo, en los primeros lo raro es que se maten entre sí.

      El pantalón gris, con quien mejor “trabaja” -como dicen los ingleses- es con el azul, pero en general combina bien con cualquier color. Especialmente acertado con chaquetas marrones. También la negra. Según se acentué la diferencia de los tonos grises entre el pantalón y la chaqueta, ayudará a mejorar la vistosidad el conjunto.

      En cuanto a con que zapato vestirlo; si el tono del pantalón es claro agradece un marrón oscuro o rojizo, pero en el caso de ser oscuro prefiero un calzado negro al marrón porque considero que el azul y el marrón combinan mucho mejor que el gris con el marrón. La gamuza le va como anillo al dedo.

      De los calcetines, los grises más claros ayudan en la transición con el zapato, pero siempre es mejor optar por un verde, azul o burdeos. Evitar a toda costa el negro propio de la etiqueta y el blanco para hacer deporte.

      Con todo, siendo el color de un pantalón su principal característica, no son menos importantes los detalles con que se confeccionaron.

      Lo recomendable siempre es ir de lo sencillo a lo complejo…. y cuando nos empecemos a complicar; lo mejor es retornar al comienzo. Resetear.

      Muchas gracias y buena suerte,

David García Bragado

Si deseas recibir de forma cómoda nuestras publicaciones, déjanos tu e-mail de contacto y te haremos llegar -periódicamente- una actualización con nuestros últimos artículos. Estamos a tu disposición. Muchas gracias y buena suerte

O consulta todos nuestros artículos desde la página de archivo