Oxford, lanas y camisa vaquera

“Todas las teorías son legítimas y ninguna tiene importancia. Lo que importa es lo que se hace con ellas”; Jorge Luis Borges (1899-1986).

      La teoría se demuestra con práctica. Hace pocas fechas adelanté que había pescado alguna ganga durante las rebajas, y que a la menor oportunidad que tuviera os las iría presentando. Aprovecho ahora el momento de estrenar los Oxford Richard V de Cobbler Union para presentar la primera. Una camisa vaquera de Cortefiel.

      A priori, la horma de un zapato Oxford -y menos aún lisos- no es nada apropiada para utilizar con una prenda tan casual como lo es una tejana. Sin embargo entiendo que su tono caoba nos lo permite.

      Este color marrón intermedio en el zapato lo relaja, sea cual fuera su horma. Lo contrario, sabemos, que no aplica. Es decir, un mocasín negro nunca será apropiado para utilizar con un traje.

      Me gusta la combinación resultante. Lanas y algodones. Azules y grises. La franela del pantalón con el tweed de la chaqueta sumadas a la camisa denim, de grueso algodón, hacen un efecto correcto.

      Lo que demuestra que al vaquero le cae bien la lana.

      En esta ocasión los algodones y franelas trabajan bien porque son de un tejido de gramaje similar.

      El gris y el azul todos compartimos que se llevan genial.

      El pantalón tenía que ser muy claro, eso seguro. Tan (broceado) o gris para que el calzado sea siempre de un tono más oscuro como es preceptivo.

      Utilizo uno de los últimos pantalones que me realizó Alberto de la Sastrería Olego y mi chaqueta window pane de mi otro sastre Roberto de la Sastrería Basanta.

      Respecto a las pieles de la cartera y los zapatos son semejantes, que no iguales, y dan un aspecto equilibrado. Si fuera negra alguna de las dos pieles chocarían.

      A la cartera de COCUAN le estoy dando bastante uso durante los días laborales. Porque en ella puedo guardar organizados tantos útiles como sean necesarios. Desde la tableta a un bloc de notas, las carteras, llaves, el teléfono móvil y todos los artilugios que necesitemos caben.

      Para completar el atuendo, calcetines gris marengo largos hasta la rodilla de lana, aún, y pañuelo -Amoreno- completan el conjunto. Este último complemento está realizado con la tela de una camisa de algodón gruesa azul muy pálida descartada.

      Toda práctica debe ser, siempre, edificada sobre la teoría.

      Muchas gracias y buena suerte,

David García Bragado
Fotografía Jose M. Salgado

Si deseas recibir de forma cómoda nuestras publicaciones, déjanos tu e-mail de contacto y te haremos llegar -periódicamente- una actualización con nuestros últimos artículos. Estamos a tu disposición. Muchas gracias y buena suerte

O consulta todos nuestros artículos desde la página de archivo