El pañuelo de cuello o Ascot; el otro gran olvidado

Como lo expone T. M. Lewin

Conocido también como modelo “italiano” o modelo “Ascot”, es el pañuelo que se lleva anudado estilosamente al cuello en las ocasiones más lúdicas en las cuales es perfectamente prescindible y aconsejable el uso de la corbata.

El Dandi George Bryan Brummel, alias -Bello Brummel-

Parece que ser, que como todo lo elegante de nuestra época, fue “reinventado” por el bello Brummel (cuyo nombre completo fue Sir George Bryan Brummell), considerado por muchos como el dandi más elegante de todos los tiempos. Sin embargo, ya lo usaban las culturas antiguas y en nuestra reciente historia, se hizo célebre, como su propio seudónimo indica, cuando fue utilizado para evitar la humedad y el frío en las carreras de caballos que también le ha dado sobrenombre o apelativo.

Los materiales más habituales para su confección son: principalmente la seda, el cashmère (la lana fina de muy excelente calidad, que debe su nombre a la zona del desierto del Gobi donde habita la oveja que la produce) y el modal (una fibra de celulosa de haya muy valorada por su ligereza y suavidad).

Classic Uomo, Remate, Gilet and Silk and Hackett

Sus medidas aproximadas serán en torno a los 80 x 80 cm. Obviamente, mayores que la de los pañuelos de bolsillo, que oscilan entre los 25 y 35 cm.

Entendemos que este detalle no pasará desapercibido, ya que es un original complemento más al que el caballero puede recurrir para variar y ampliar su estilo. Posibilitará una mayor variedad de opciones del vestuario, aumentará su  capacidad de elección y por tanto, de su elegancia.

Además, dependiendo del acontecimiento al que se dirija, ya que debemos hacer hincapié en que es una alternativa totalmente informal de la corbata, no pudiendo sustituir a ésta más que en ocasiones mucho más lúdicas y relajadas, pero de todos modos será una acertada opción para los que se animen.

Démosle una oportunidad, ya que lo vistieron los más grandes y elegantes de nuestro tiempo y será una nueva forma con la que mejorar y agrandar nuestro vestidor.

Lo vistió con asiduidad el gran Mr. Grant.-

 

  • Pablo

    Yo tengo 3 pañuelos ascot preciosos, heredados de mi abuelo, pero la verdad es que, así como nunca me ha avergonzado llevar pañuelos de bolsillo, chaquetas o pantalones con personalidad, con el pañuelo de cuello me cuesta más, nunca veo la ocasión para llevarlo, más que un fin de año que lo llevé con traje, tal vez por los lugares que frecuento o las compañías, si ya llamo la atención normalmente, con el ascot sería mucho más, pero bueno, no le cierro la puerta, el día menos pensado me lo anudo al cuello y me acostumbro, nunca se sabe.
    Un saludo

    • Amoreno

      Gracias querido Pablo por compartir con nosotros tu buen gusto. Disfrútalo!!! Saludos cordiales.-

  • zandra

    ME ALEGRA MUCHO SALUDARLO Y COMO MADRE DE TRES HIJOS PROFESIONALES, LE DIGO QUE ESTE ARTÍCULO ME A CAÍDO PERFECTO, POR QUE ES UNA ALTERNATIVA MÁS PARA EL VESTUARIO ELEGANTE DE LOS CABALLEROS. MUCHAS GRACIAS.

    • Amoreno

      Muchas gracias a ti estimada Zandra por tu visita. Saludos cordiales y bienvenida,

  • Carlos Sáchez

    Un excelente complemento.
    Me encanta usarlo, resulta de lo más agradable.
    Y es muy cierto que llama la atención. Hace falta algo de temple para usarlo.
    Saludos.

    • Amoreno

      Muchas gracias estimado Carlos y buenos días, yo lo usé desde muy joven ya que entiendo que “relaja” algo más que la corbata para los momentos menos serios. Saludos cordiales,

  • Pingback: Regresa el pañuelo Ascot -()

    • Amoreno

      Muchas gracias,