Oda al calzado negro

“La belleza es una de las pocas cosas que no dan lugar a duda”; Jean Anouilh, dramaturgo francés.

zapato-negro-calzado-hombre-00

      Nos sucede de forma periódica. Todos, antes o después, retornamos al origen, a lo auténtico, a lo básico. De forma personal, cada nuevo día que me calzo con un zapato de color negro siento que vuelvo a empezar. Que comienzo desde cero.

      El zapato negro representa la elegancia primaria. Aquella a la que recurrimos, cuando saturados con tantas pruebas, y no poca osadía, sentimos la necesidad revisar los cimientos sobre los que se asentaron los pilares de nuestro vestuario. Volver al punto de partida. Aquél desde el que se crece, pero que no nos permite divagar porque evidencia donde está lo sublime. Lo insuperable.

      La camisa blanca, una chaqueta azul oscura o el zapato negro -más que básicos- son la esencia de nuestro armario.

      Un bonito tono marrón oscuro, el delicado rojizo, el tabaco o incluso los novedosos azul marino y verde botella podrán resultar adecuados para nuestros zapatos, y por supuesto aportan variedad a nuestra imagen, sin embargo nunca superarán al legitimo.

      Cuantos más colores probemos para el calzado, más ganas tendremos de retomar el negro.

      El negro, además, resulta un remanso de paz. Un punto de lucidez y cordura para cualquier ansia transgresora. La cura de humildad que nos infringe lo que sabemos que nunca será sometido.

      A un básico no se le puede reemplazar, y sustituirlo supone toda una odisea.

      En la cúspide de los zapatos negros están los de cordones, en la horma Oxford, pero tanto para los mocasines como para los modelos de hebilla (monkstrap) es igual de acertado.

      Sin duda es el tono de calzado más apto para acompañar a los pantalones oscuros, pero su idoneidad para el resto es tal que puede acompañarlos por claros que fueran sin afearnos. Son más propios del frío del otoño e invierno, de los actos formales y para la noche, pero nunca desentonan durante el día de diario o con calor.

      Ahora que espero recibir esta misma semana el último par de zapatos que he encargado -en un tono distinto al negro y del cuál aún no disponía ninguno- confieso que añoro este color; y sé que el siguiente modelo que elija volverá a ser del color más bello. El zaino.

      Muchas gracias y buena suerte,

David García Bragado

[mc4wp_form]

  • JAVIER

    Excelente exaltación del zapato negro. Soy de la opinión que hay que revisar los “clásicos” de vez en cuando y no solo en la indumentaria masculina, sino en otros ámbitos de la vida, literatura,cine, música, humanidades, etc. Supone una gratificante experiencia, mas aún cuando lo que abunda es lo trivial y mediocre. Un buen par de zapatos negros es una apuesta segura.
    Saludos afectuosos.

    • vestirseporlospies

      Muchas gracias estimado Javier por tu amabilidad.
      Me sucede que tanto revisar multitud de fotos todos los días, patrones, propuestas, etc. al final tengo tal “ofuscación mental” que solo me centro volviendo a origen. Como los ordenadores: reseteando. Y me doy cuenta lo grande que es la sencillez.
      Además creo que, como bien apuntas, lo que perdura es lo clásico, lo contrastado, la excelencia porque supera a la simpleza ordinaria e improvisada, sin trabajo ni fondo
      Otro cordial saludo para ti,

  • Anonimo

    Hay cosas que por mucho que avancemos y por mucho tiempo que pase siempre serán parte de nuestra cultura y hay cosas que son inmortales que nunca pasaran de moda. No todo el pasado es poco moderno y siempre resulta útil mirar al pasado para encarar el futuro.

    • vestirseporlospies

      Completamente de acuerdo estimado amigo: “Para tomarse la licencia de romper las reglas, hay que primero haberlas superado”… y esto está al alcance de muy pocos genios… me sorprende siempre pensar en que las letras más vanguardistas de hoy en día don de hace varios siglos… de los escribas de los monasterios….
      Un abrazo y feliz día estimado amigo,

  • WILLIAM GALLARDO

    Tanto hemos leído que el Marrón es el nuevo Negro, que el Azul es el nuevo Marrón, pero la realidad es que el Negro es la esencia de el todo.Creo que como muchos de los que aquí compartimos sabemos que el calzado nos define, de reciente incorporación unos Oxford semi Brouget Clarks Craftman en negro, y al combinarlos con el jeans, la camisa de un blanco impoluto y el blazer azul marino, esa sensación de estar en las nubes , es única…..Viva el zapato Negro…….

    • vestirseporlospies

      Estimado William, sin duda, compartimos tu sentimiento.
      El crecimiento es quizá eso… aprender y desaprender… incorporar y despendrender… ir sumando hasta comprobar que la elegancia es cuando ya no sobra nada porque todo es necesario.
      Por cierto, enhorabuena por tu nuevo modelo de calzado incorporado, tiene muy buena pinta.
      Muchas gracias por tu reflexión y recibe nuestro más cordial saludo.

      • WILLIAM GALLARDO

        Gracias David, si algo me gusta de este site es la preocupación que mantienes en vincularte de manera directa con tus lectores y por supuesto tu acertados comentarios…..

        • vestirseporlospies

          Gracias a vosotros por hacerlo posible…. lo digo siempre con el convencimiento de llevar cinco cursos en el oficio… me debo en primera instancia a vosotros, mis lectores sin los cuales nada es posible. En segundo lugar a las marcas que nos hacen viables y en tercera instancia a nuestros colaboradores (fotógrafos, informáticos, etc.) por que sin equipo no hacemos nada…. 🙂
          Más abrazos,