Náuticos

“No perdamos nada del pasado. Sólo con el pasado se forma el porvenir”; Anatole France (1844-1924), escritor francés.

Nauticos-zapatos-mocasines-Sperry-boat-shoes-00

      Existen dos tipos principales de zapatos náuticos: los de verano y los de invierno. Los primeros, genuinos, fueron ideados para permanecer a bordo de un barco sin resbalar sobre la cubierta. De ahí su nombre en inglés boat shoes. Con su inconfundible suela blanca de goma plástica y estriada evitan, además, rayarla o mancharla.

      Se atribuyen al marinero Paul Sperry, quien diseñó en 1935 los primeros náuticos para navegar. Cuenta la leyenda que se resbaló y cayó al agua, lo que le motivó a buscar una solución que solventara esta situación de manera definitiva. La idea se la dio su perro cuando lo observó caminando por el hielo sin dificultades, y decidió realizar un calzado con un piso similar al de las plantas de sus pezuñas.

      En 1939 durante la Segunda Guerra Mundial, sus náuticos fueron utilizados por la Marina americana. Sperry, vendió su empresa a la Rubber Company en 1940 sobreviviendo hasta nuestros días con su apellido.

      John F. Kennedy o Errol Flynn fueron algunos de los personajes que con su utilización les dieron fama.

      La pala de este mocasín está confeccionada con ligera piel tratada para que soporte la agresividad del agua del mar. Aunque también se presentan en ante o materiales como la loneta (textil) o el végano (a base de fibras de PVC).

      Se realizan en todos los colores, siendo los marrones y azules los más comunes. Sus cordones están indefectiblemente realizados con la misma piel y los remaches de los ojales en acero inoxidable para que no sean atacados por la humedad y el salitre. En ocasiones se suelen anudar unas borlas marineras en sus extremos.

Nauticos-zapatos-mocasines-Sperry-boat-shoes-11

Nauticos-zapatos-mocasines-Sperry-boat-shoes-14

      Existe otro calzado “tipo náutico” mucho más robusto que se utiliza para el frío. Son propios de la montaña o para excursiones campestres, aunque también se dejan ver sobre el asfalto acompañando a chaquetas tweeds y pantalones de pana. La piel de vacuno con la que está hecha su pala es mucho mas robusta y rígida, y dispone de una gruesa suela dentada de caucho en color miel.

      Mi recomendación para la versión del frío son los de la firma PIELSA. Los he utilizado durante más de 15 años y están como nuevos a pesar del exigente uso que les he dado caminando por la naturaleza.

      Aún existe una tercera variedad de náuticos a medio camino entre ambos; son los driving shoes o drivers. Mocasines con la suela de puntos de goma y la pala en piel o gamuza.

      Los náuticos estivales representan un elegante sustitutivo para el buen tiempo de las zapatillas de esparto. Propios para acompañar a la ropa de verano en un entorno lúdico de manera fresca y cómoda. Los de invierno sirven como alternativa para relajar al calzado casual. Y en cuanto a los zapatos para conducir… solo lo usaría si tuviera la certeza de que no iba a salir del coche.

      Muchas gracias y buena suerte,

David García Bragado

Si deseas recibir de forma cómoda nuestras publicaciones, déjanos tu e-mail de contacto y te haremos llegar -periódicamente- una actualización con nuestros últimos artículos. Estamos a tu disposición. Muchas gracias y buena suerte

O consulta todos nuestros artículos desde la página de archivo