N. Peal; un punto de calidad

“A partir de cierto punto no hay retorno. Este es el punto que hay que alcanzar”; Franz Kafka.

n.peal-london-knitwear-prendas-punto-lana-cashmere-0

       Las cosas buenas llevan su tiempo. No se pueden construir grandes obras de la noche a la mañana, y otro ejemplo es -nuevamente- una firma inglesa del comercio con solera. N. PEAL. La cual, por cierto, bien podría hallarse incluida dentro del libro de James Sherwood.

       Las prendas tejidas con lana gruesa (knitwear en inglés) tienen en N. Peal (establecida en 1936) un punto de referencia. Sus tiendas de Londres deberían ser un lugar de peregrinación para todos los que somos amantes a este tipo de ropa.

      N. Peal no solo destaca por vestir en la actualidad al superagente 007 en sus últimas producciones o a las bellas kates: la modelo Kate Moss y Duquesa de Cambridge (Kate Middleton); sino que en el pasado más reciente fueron sus clientas personajes de la talla de Ava Gardner, Marilyn Monroe, la esposa de JFK -Jackie Kennedy-, Lady Di, Elizabeth Taylor o -la Princesa de Monaco- Grace Kelly.

      La firma que fundó Nat Peal hace ocho décadas dispone, en estos momentos, de cuatro tiendas en la City situadas de manera inmejorable. Una está a la entrada de las Arcadas de Burlington en el Barrio de Mayfair (donde a escasos pasos se ubica Savile Row) y otra en pleno entorno de la célebre plaza de Picadilly en la calle de Saint James.

      Su peor inconveniente es, cómo no, el elevado precio de sus productos. Puesto que a sus elevados costes fijos se suma que para su elaboración utilizan cashmere como materia prima. Esta exclusiva lana es obtenida de las ovejas de esta raza criadas en Mongolia.

      Su mayor ventaja la encuentro en la variedad de formatos que disponen. Cardigans, jerseys con cuello en V, redondo, alto, etc, chaquetas de punto grueso con solapas… están a nuestra disposición en diversidad de colores y tipos de tejido.

      En su página ofrecen una serie de consejos útiles para el cuidado y mantenimiento de sus prendas de punto de lana entre las cuales resumí y amplié estas:

  • Resulta preferible el lavado a mano que en la lavadora, porque la prenda sufrirá un menor desgaste.
  • En cualquier caso, utilizar una pequeña cantidad de detergente especifico, y dejar escurrir sin forzar antes de tender presionando levemente dentro de una toalla para que transfiera gran parte de su humedad.
  • De realizar el lavado a máquina es aconsejable que se elija un programa adecuado (para prendas delicadas, corto y en frío), darle la vuelta a la prenda e introducirla dentro de una bolsa de tela para protegerla lo máximo posible.
  • A la hora de colgarla, tenderla en una posición horizontal evita que se estire la prenda.
  • Para librarse del ataque de las polillas y la humedad, los productos indicados son las bolsitas de naftalina y silicagel respectivamente. Deben colocarse en los estantes horizontales donde ordenamos -dobladas- las prendas de punto.
  • El almacenamiento para largas temporadas -durante la época de calor, por ejemplo- se debe realizar dentro de bolsas de tela, transpirables, para evitar que el polvo se acumule en ellos.

      En reiteradas oportunidades he comentado mi dificultad para encontrar prendas clásicas de punto cercanas a mi estilo, porque en casi todos los establecimientos que visito se empeñan en sobrecargar de forma innecesaria estas prendas o a deformar el modelo clásico. Pues bien. N. Peal es un punto de referencia que ofrece variedad con calidad… y el coste es la consecuencia de ello, y de su historia.

      Muchas gracias y buena suerte,

David García Bragado

Si deseas recibir de forma cómoda nuestras publicaciones, déjanos tu e-mail de contacto y te haremos llegar -periódicamente- una actualización con nuestros últimos artículos. Estamos a tu disposición. Muchas gracias y buena suerte

O consulta todos nuestros artículos desde la página de archivo