Mocasín “horsebit”

“Todo hombre, por naturaleza, desea saber”; Aristóteles.

horsebit-shoes-loafers-mocasin-adorno-bocado-caballo-detalle-metalico-00

      El porqué de las cosas da sentido a los detalles. Sabemos que los principales adornos de los mocasines son el antifaz, las borlas (Tassel) o las piezas metálicas. De los primeros vimos que fueron el alojamiento del penique de los estudiantes ingleses y las borlas sabemos que se corresponden con los remates de los cordones -cuál lacrado- para evidenciar su optima construcción. Pues bien; el detalle de metal proviene de un aparejo utilizado en caballería: el bocado.

      El bocado, o filete, es una pieza de metal que forma parte de las bridas del caballo. La que se introduce dentro de su boca para dirigirlo. La firma GUCCI fue la precursora de su utilización para embellecer a los mocasines o castellanos.

      Guccio Gucci, que comenzó como botones en el hotel Savoy de Londres, abrió en 1921 su primera tienda de guarnicionería (artículos de cuero para la equitación) en Florencia. Durante la década de 1930, el fundador de Gucci, se inspiraría en las carreras de caballos para decorar sus artículos de piel con piezas metálicas similares a los bocados o estribos de los útiles de caballería. En 1932, Gucci creó el zapato mocasín con este detalle en dorado. Motivado por su paulatino éxito, amplio su firma con una segunda franquicia en la Via Condotti de Roma en 1938 lo que sería el primer paso de expansión de la emblemática marca.

      Este tipo de zapatos es tan refinado que es el único exhibido en el Museo de Arte Moderno de Nueva York a día de hoy. De manera personal pienso que resultan delicados hasta el extremo, y fácilmente podrían ser tildados de “pijos”.

      Si el modelo mocasín ya es casual, esta pieza metálica lo caracteriza como un calzado casi sport. Propios para el ambiente lúdico de un puerto deportivo o una terraza de verano para acompañar a unos chinos u otros pantalones de fino algodón o lino durante el clima cálido y templado sin calcetines. Además, los asocio más a la piel vuelta o gamuza por su carácter relajado.

      Conocer todos estos detalles es cultura, y ser conscientes de su razón de ser aportará un estilo auténtico.

      Muchas gracias y buena suerte,

David García Bragado

horsebit-shoes-loafers-mocasin-adorno-bocado-caballo-detalle-metalico-21

[mc4wp_form]

  • RAF79

    Se puede decir que leyendo siempre se aprende, aunque no es mi modelo de zapato favorito o mejor dicho, mas que el modelo el detalle metálico del bocado, reconocer que es un modelo icónico de esta gran firma

    • vestirseporlospies

      Efectivamente, estimado Rafa, de lo que se trata es de conocer para escoger con la visión más amplia posible.
      Yo de forma personal no le haría ascos cualquiera de los dos modelos azules de la fotografías… como tercer mocasín tras los de borlas rojos y el de antifaz en marrón oscuro o negro.
      Saludos cordiales y muchas gracias por tu comentario,

  • Anonimo

    Interesante artículo, siempre sorprendente. Me encanta las curiosidades que nos dejas en tus artículos. A mi me encanta el mocasín, aunque sólo con el antifaz, sobre todo por su comodidad. Los otros dos me resultan demasiado “pijos” por calificarlos de alguna manera. Un saludo

    • vestirseporlospies

      Gracias amigo Antonio, el termino “pijo” es bastante elocuente y no me gustaría que quedara como despectivo sino más bien como un refinado muy llamativo. No encontré otro término que mejor se ajustara… Defiendo, además, que me gustan en primera persona y para un uso habitual.
      Saludos cordiales,

  • DJR

    Estimado David, tengo una duda dispongo de tres modelos “horsebit” y si bien uno de ello es de ante y solo lo utilizo en verano sin calcetín de una manera sport, los otros dos son de piel rectificada por lo que su aspecto es más formal, al residir en el Sur y en zona de costa el clima suave nos hace calzar de una manera distinta de tal manera que unos Tassel, Penny o Monkstrap son para el “frío invierno” y los Castellanos de pala baja se pueden usar casi todo el año, ahora bien ¿Estaríamos dentro de lo correcto si usamos este calzado para ir al trabajo, sin traje, o son demasiado sport? Muchas gracias

    • vestirseporlospies

      Muy buenos días, estimado Juan:

      Te agradezco mucho tu comentario porque así todos podremos opinar sobre el tema que nos comentas y aportar nuestra visión.

      En mi opinión los de piel pulida o como bien apuntas rectificada, es un punto más formal que los de gamuza, pero siguen siendo de la categoría casual. Por lo tanto creo que se puede utilizar perfectamente como dices acompañado de una chaqueta y unos mocasines. Perfecto para una jornada de trabajo casual o de un viernes tarde por ejemplo…
      De hecho estoy preparando un artículo para mañana sobre un tema similar a ver si me da tiempo :-).

      Saludos cordiales y a tu disposición,