Mocasín castellano burdeos tipo antifaz de la zapatería ROSI

“Allí donde hay una empresa de éxito alguien tomó alguna vez una decisión valiente”; Peter F. Drucker (1909-2005), filosofo austriaco.

castellano-mocasin-antifaz-burdeos-hombre-00

      La situación económica actual no ayuda. Casi todos sentimos en carne propia que cada día cuesta más mantenerse en el apacible estado del bienestar, pero mientras unos se resignan a una lenta agonía otros buscan alternativas y se adaptan a los tiempos. Proceder de manera emprendedora es la opción elegida por Óscar Barroso gerente de Calzados ROSI.

      Óscar pertenece al gremio de los propietarios de locales tradicionales, desde 1982, que son diariamente visitados por unas cuantas decenas de clientes de su entorno más próximo. Emocional o geográfico. Sin embargo, ha descubierto que en el escaparate de dimensiones universales que ofrece la web su producto puede ser ofrecido a varios miles de potenciales compradores en cuestión de horas. Motivo por el cual me ofreció testar su calzado, y que con gusto acepté.

      Me abrió las puertas de su negocio y adquirí dos modelos. El primero fue uno negro, como prometí que haría hace pocas fechas, y otro fue éste que presento ahora. Un básico penny loafer (mocasín de centavo) de color rojizo.

      Haciendo un poco de historia, los habituados a esta horma sabemos que el calificativo penny proviene del penique que los estudiantes ingleses insertaban en el interior de la lengüeta horizontal a mediados del siglo pasado. Bien como amuleto, o de una manera más práctica para tener a mano la moneda necesaria para llamar desde una cabina de teléfonos, lo cierto es que ahí alojaban esta moneda. Y a la postre fue lo que les confirió este apelativo aunque sean originarios del modelo utilizado por los pescadores noruegos, y existen desde 1930 bajo el nombre Weejun.

      Mi elección resulta un zapato cómodo y asequible (89 €) de la firma Edward´s Joseph (que lleva realizando calzado desde 1966). Su horma resulta algo ancha en el empeine lo que le hace más cómodo aunque menos estilizado. Abierto en la entrada del pie y sin forro resulta fresco, así como su elasticidad es patente desde el principio debido a una piel legitima extraordinariamente flexible.

      De su estética hablan mejor las fotos de lo que podría hacerlo yo.

      Al negocio ROSI puede que le falte una mano de marketing, pero su responsable lo suple con grandes dosis de educación. Ejemplos como la carta manuscrita que nos remite acompañando al pedido hablan de ello. Además, Óscar, siempre atiende de manera amable y cumplidora como los dependientes de toda la vida. Que esto no se pierda. Sin urgencias, pero con la afabilidad propia de un caballero desde nuestro primer contacto hace ya algunos meses.

      La calidad no es cara, y quien quiera mostrarse elegante siempre encontrará la forma. Así como quien no lo desee siempre hallará una disculpa. Calzados ROSI se postula como ejemplo asequible para que en momentos de inestabilidad económica cualquiera pueda lucir impecable.

      Muchas gracias y buena suerte,

David García Bragado
Fotografía Jose M. Salgado

castellano-mocasin-antifaz-burdeos-hombre-21

Si deseas recibir de forma cómoda nuestras publicaciones, déjanos tu e-mail de contacto y te haremos llegar -periódicamente- una actualización con nuestros últimos artículos. Estamos a tu disposición. Muchas gracias y buena suerte

O consulta todos nuestros artículos desde la página de archivo