Michael de Kent, el príncipe elegante

“No hay mayor nobleza que la de la virtud del saber”; José María Morelos.prince-michael-kent-principe-elegancia-00

Una de las cuestiones que más me preguntan, y con mayor dificultad contesto, es aquella acerca de cuáles son los hombres más elegantes del momento. Sinceramente creo que la mayoría son, y en no poca cantidad, totalmente anónimos. De los conocidos por todos, contadas son las excepciones que merecen tal elogio y, lamentablemente, los más son famosos por la carencia de tal virtud.

Muchos coincidiremos en que uno de los máximos exponentes de la elegancia en el Reino Unido es el Príncipe Michael de Kent. Este primo de la reina Isabel II de Gran Bretaña es uno de los caballeros que destila mayor clase por el mundo en la actualidad. De porte regio, canoso cabello y cuidada barba representa uno de los ejemplos más tradicionales del caballero inglés en nuestros días.

Mr. Michael George Charles Franklin acaba de cumplir 72 veranos y tiene una imponente presencia, seguramente adquirida en su larga carrera militar. Ha sido portada de la prestigiosa revista de moda para caballeros The RAKE y asiduo de otras publicaciones (del sector rosa y económico principalmente).

Destaca por la naturalidad y sencillez de su vestuario. Sabe escoger el atuendo preciso para cada ocasión y como principales señas de identidad destacaría: sus muy voluminosos nudos en la corbata, es asiduo a las chaquetas cruzadas de doble botonadura, utiliza una gran variedad de sombreros a la menor oportunidad y luce un marcado corte anglosajón en sus trajes (a buen seguro de la londinense calle del Row).prince-michael-kent-principe-elegancia-0

Resulta un ejemplo para las generaciones más jóvenes, ya que aparte de constituir una reserva de las más tradicionales normas del mejor vestir del siglo pasado, conserva un aire muy fresco en su imagen debido -en gran parte- a su alegre pero contenido colorido. Entiendo que es mucho más actual que la de su pariente el Príncipe Carlos, con el que –seguramente- sea algo más difícil identificarse.

A pesar de su edad, a menudo destaca en las listas de los más estilosos caballeros cuando acude a sus compromisos, públicos o privados. Con su sola presencia comunica y demuestra que siempre es momento para lucir la mejor imagen, y representa un ejemplo de lo atemporal del buen gusto. A este gran embajador del estilo inglés solo le detecto una única manía: que siempre abrocha el último botón de su chaqueta cruzada.

Parece claro que su réplica en el polo transalpino correspondería a Beppe Modenese pero en España tendrían que competir entre D. Arturo Fernández, D. Jose Luis de Vilallonga, D. Adolfo Suarez y algún otro más que también sería merecedor de entrar en liza… lo dejaremos para una próxima oportunidad.

Muchas gracias y buena suerte,