Método para hacernos ropa en la sastrería “bespoke”

“Cuando dudes a la hora actuar entre “hacer” y “no hacer”, escoge hacer. Si te equivocas, al menos, tendrás la experiencia”; Alejandro Jodorowsky, artista chileno.como-hacerse-ropa-sastreria-artesana-clasica-tradicional-00

    Los hombres con personalidad tienen su propio gusto. Además, saben lo que quieren y se procuran la manera de conseguirlo. Por este motivo y a la hora de elegir nuestro vestuario –a tantos- nos resulta complicado encontrarlo en la confección industrial. Cuando se han saboreado las mieles de lo artesanal, ya solo se desea disfrutar de esta opción como preferencia.

    ¿Por qué? Lo primero porque es muy divertido, creativo y pone a prueba muchas de nuestras habilidades… pero sobre todo, porque se consiguen prendas únicas, irrepetibles y de la mejor calidad. Exclusivas.

    Además, conforme vamos descubriendo nuestro estilo nos resulta más complicado delegar en paladar ajeno esta responsabilidad de elegir nuestras prendas. Será necesario conocimiento y formación, como también dejarse asesorar por nuestro sastre. Un profesional en la materia, conoce muchas más variables que nosotros y… dos mentes siempre suman, y piensan más que una de ellas sola.

    Durante estos días, y ante la necesidad que tengo de incorporar nuevas prendas a mi vestuario me estoy haciendo un par de chaquetas y algunos pantalones con dos sastres completamente distintos y nuevos para mí: Roberto Basanta y Alberto Olego. Sin embargo, el procedimiento está siendo muy similar, y sumado a mis experiencias anteriores, este es el método que a día de hoy he madurado gracias a todos ellos.

    Premisas fundamentales.
    Elección del sastre.
Lo propio es que tengamos nuestro reducido número de sastres con los que nos identificamos y trabajaremos más a gusto. No obstante, me parece de una incalculable riqueza el trabajar con el mayor número posible de profesionales –distintos- para aprender de su magisterio, y madurar con lo mejor de cada uno.

    Cada maestrillo tiene su librillo, dicen, y todos ellos nos aportarán su valor personal. Algunos tienen la costumbre de reconocer al detalle el contorno de nuestro cuerpo, cada uno mide a su manera pero sobre todo ejecutan sus pruebas de forma única y todos tienen su sello personal para cada una de las cuatro -imprescindibles- fases: medida y diseño, primera prueba (“la del sastre”), segunda prueba y acabado o retoques.

    Selección de la tela
La primera diferencia fundamental, con salir a comprar, ya estriba en la numerosa variedad de oferta para la primera elección: la tela por la que nos inclinaremos. En función de si nuestra prenda es un abrigo, un traje, chaqueta, pantalones o cualquier otra, tendremos a nuestra disposición una ingente cantidad de posibilidades.

    En el comercio esta oferta está limitada, principalmente por el espacio pero también porque con la cantidad de tallas necesarias lo hace inviable económicamente.

    Dispondremos de centenares de telas para elegir. Aunque a priori nos dé cierta pereza la revisión del muestrario, una por una, no está nunca de más y en pocos minutos nos familiciaremos con todas ellas. Parecerá mentira lo pronto que hicimos la primera y fundamental criba.

    Lo complicado viene entre la media docena que más nos gustan. Para decantarnos con mayor seguridad nos ayudará valorar el estado actual de nuestro vestuario y priorizar nuestras necesidades. Así yo, ahora, y al disponer de una razonable cantidad de chaquetas lisas, en esta última ocasión he escogido una de mínimos cuadros y otra estampada de múltiples rayas -finas- horizontales y verticales.

    Fundamental será tener en cuenta el gramaje (gramos que pesa el metro cuadrado de tela) o los metros lineales de hilo que alberga dicho metro cuadrado de cara a su elección. Así una lana super 120 (120s) será la tela que contiene 120 metros de hilo por cuadrado cuyo lado tiene la longitud de un metro. Advertiremos que cuanto mayor sea el número más ligero será el tejido, pues más metros de éste entrarán en el mismo espacio al ser el hilo más fino.

    Aunque la escala teórica oscila entre los extremos de 80s y los 250s, la práctica totalidad de los tejidos que utilizaremos estará comprendida entre los 110s y 140s. Para el verano corresponderán los de mayor dígito, que son más fáciles de arrugar y resultan más frágiles para usar, y lo contrario para los números menores. Sin embargo, lo más decisivo serán la calidad de la fibra del pelo animal y su torsión de hilado.

    Diseño de la prenda
Una vez definido lo fundamental solo nos resta recrearnos en el diseño la prenda. Con la ventaja que supone contar con una gran oferta fotográfica en la web, yo no dudo en recurrir a los miles de fotos de mis referencias y extraer lo mejor de cada uno adaptándolo a mis circunstancias y preferencias.

    Siempre, siempre, es obligatorio –al menos moralmente- aportar nuestro granito de arena. Aportando algún detalle que no se haya visto nunca y que corresponda a la cosecha propia. Decía el Conde de Lautréamont que: “el plagio es algo necesario porque está implícito en el progreso”, pero también es cierto que solo se avanza innovando.

    Conclusión
No es la primera vez que escucho a una persona que se hace su casa desde cero en un estudio de arquitectura que se “marea” con tantas elecciones. ¿Número de baños y/o habitaciones?, ¿dimensiones, grifería, tipos de suelos?… todo son incógnitas y a cada variable hay que darle una respuesta, por lo que surgen las dudas. Se aturde el gusto.

    Mis recomendaciones son: elegir sobre la primera impresión en los detalles, rectificar al ver la globalidad con detenimiento y dejarse asesorar por el sastre. Trabajarlo. Cuanto mayor sea el esfuerzo, mejor será el resultado. El método y la ilusión conformarán la pieza, y ésta agradecida lo reflejará en su acabado.

    Por mi parte y en cuanto disponga de las nuevas prendas, en cosa de poco más de un mes, de una manera u otra las compartiré con todos vosotros.

    Muchas gracias y buena suerte,

David García Bragadocomo-hacerse-ropa-sastreria-artesana-clasica-tradicional-07[mc4wp_form]