Mangas; Grupo Cinnabar, confecciona unas camisas a medida de VP

 Tenía decidido desde un primer momento, recién inaugurado este vuestro blog, hacer un artículo sobre hacernos camisas a medida, para lo cual me dirigí a la camisería de una pequeña localidad cercana que me pareció de tan buen gusto como luego resultó; distante y desconfiada para “dejarse hacer” un artículo. La pequeña camisería es; lujosa, bonita, céntrica, “ensombrada” pero casi siempre –dignamente- desértica. Cuanto más la visité más me apetecía homenajearla, tenía buen gusto, pero cada vez mi frustración iba en aumento, tras mi tercera presencia “física” y después de presentar mi “altruista” oferta de colaboración, repetidas veces y por escrito, directamente y a través de su empresa de comunicación (porque la tenía y yo cada vez más despistado), todo eran largas, y si pero no… ninguna negativa, más silencios y mucha expectativas. El trabajo continuaba pero faltaba vuestro artículo, sobre camisas a medida!!!! Solo solicitaba información y autorización, el resto era cosa nuestra… Nada.

Finalmente me decidí dirigirme a la que yo entendía como una de las firmas nacionales, con proyección internacional, más famosas y de reconocido prestigio…, a los 20 minutos de reloj que les expusiera mi oferta en el buzón corporativo de su web, tenía en mi teléfono móvil la amable llamada de su director general D. Francisco Javier Guillen Barba caballeroso y disponible desde el primer momento, al que solo puedo dar gracias por su generoso despliegue de medios y toda serie de facilidades para la realización de las primeras camisas a medida V. P. Diligente, eficaz y amable.

Este fue el proceso de diseño de estas camisas con MANGAS;1.- Ipso facto y como primera medida recibí el documento donde tenía que plasmar mis medidas físicas; 9 en total y una serie de opciones; 16 posibilidades… ya pintaba bien desde el principio. Foto 1.

2.- Una vez completado, previo paso por mi sastre para completar dicho dossier, lo remito no sin antes notificar mis numerosas preferencias personales; entallada pero no ajustada, iniciales bordadas, tipo de puño y cuello…. Me dispongo a esperar noticias, tampoco se demoran.

3.- En menos de 24 h. recibo en mi oficina con una presentación inmejorable una impecable camisa blanca “de prueba” del mejor algodón, Oxford de 160/220 grs., con todos los detalles solicitados; Puños dobles para gemelos, tres pliegues repartidos en el encuentro con la tela de la manga…, con excelente acabado y medidas ajustadas. Perfecta de ejecución.

4.- Nuevo paso por mi sastre para que la ajuste a la milésima, ya teniendo un patrón real podíamos seguir experimentando y comprobando mucho más fácil y precisamente, sobre “la medida perfecta”. En realidad no hace falta más que, y eso fue error mío, por querer lucir en demasía el puño, disimular algún kilogramo y apurar el largo, dar alguna mínima variación en los centímetros de algunas medida; Uno en los hombros, cuatro en la manga y seis en el largo del faldón. Era rizar el rizo y apurar a la máxima precisión y minuciosidad. Se podía.

4.- Comenzamos pues con el diseño de un par de camisas, una de vestir y otra más formal. Le remito y pongo a prueba con un montón de datos y rebuscando en el archivo de las miles de fotos que ya disponemos para forzar su capacidad de réplica;

  • Camisa formal/informal; Cuello blanco tipo “extrem cut away”, resto de rayas finas azules y muy finas, puños dobles para gemelos y del mismo color que el resto de la camisa NO BLANCAS. Remito foto de referencia.
  •  Camisa casual; Mono color con un cuello italiano de estampado azul de rayas horizontales y verticales, según modelos remitidos. Y le adjuntaba algunos modelos de mi gusto. Remito foto de referencia.

El resultado lo podéis observar en las fotografías pero si la de camisa de “prueba” ya me quedaba perfectamente, el grado de adaptación y comodidad de este par de nuevos modelos, unidos a su gran belleza y ajustado a mis preferencias, me ha dejado realmente satisfecho. Muy recomendable este servicio a distancia, de camisas no ya solo “a medida” sino “para TI”.

Como excelsos detalles;

  • Personalizado con las iniciales V. P. bordadas.
  •  Refuerzo en el extremo inferior de las costuras laterales.
  • Ballenas y botones de repuesto en estuche correspondiente.
  • Bolsa de tela para albergarlas y caja de cartón de calidad como presentación.
  • Y por supuesto; la adaptación al cuerpo como una segunda piel.

Una gran ventaja que le veo a este sistema es que no me tengo que volver a preocupar por las tallas, simplemente tendré que escoger el modelo de camisa que me gustaría lucir y en 24 h. la tendré en la dirección que indique lista para disfrutarla. Diseñada por mí y trabajada por profesionales con los materiales de la mejor calidad. Además cuando haya que cambiar puños o cuellos será inmediato, un mantenimiento con el que mantener mucho tiempo impecables estas prendas.

Muchas gracias caballero, D. Francisco Javier por tu servicio, he quedado más que satisfecho con el producto, pero sobre todo y ante todo por el trato “personalizado de verdad” y haber realizado estas camisas aparte de acorde a mis medidas antropológicas… PARA MÍ, y con un gusto V. P.

La moraleja que he extraido es; “Si no queremos sucumbir a la crisis, tenemos que reinventarnos, asumiendo ciertos riesgos, sobre todo si son tan económicos, moderados y colaborativos, y; trabajar, trabajar y seguir trabajando para satisfacer a nuestros clientes hasta que estos se confiesen satisfechos”.

¿Qué te ha parecido?