Maestros artesanos zapateros japoneses

“Me encanta la manera en que cada detalle de la ceremonia del té se considera y se refina hasta alcanzar la perfección”; John Pawson, diseñador inglés.

calzado-japones-zapato-japon-00

      Si todos pensáramos igual, significaría que ninguno lo haríamos mucho. Aún así, pocos discrepamos en cuestiones tales como que resulta lamentable una imagen personal que no se asiente sobre el mejor calzado. Un zapato de baja calidad no soporta el peso de ningún atuendo elegante, pues se cae de igual manera que lo haría un rascacielos sobre cimientos de yeso.

      Los que nos vestimos por los pies profesamos un culto por el calzado, considerando a algunos modelos como verdaderas joyas.

      Siguiendo el proverbio japonés: sólo en la actividad desearás vivir cien años, algunos profesionales del Extremo Oriente vienen realizando un producto de una belleza excepcional. No hace demasiado tiempo que fundaron sus marcas, sin embargo salta a la vista que lo hicieron con fortuna.

      A tres de estas firmas las venimos siguiendo desde hace algún tiempo, y aunque el primero está ubicado en la península autónoma china de Hong Kong lo he considerado japonés por ser -su fundador- discípulo del maestro zapatero Chihiro Yamaguchi (natural del país del Sol Naciente).

      Son estos:

– Masaru Okuyama -2008- (Honk Kong, China)

Refinado y original, su patrón resulta estilizado. De gran belleza.

masaru-okuyama-calzado-japones-zapato-japon-00

– Yohei Fukuda -2010- (Tokio, Japón)

Con originales colores, su acabado más que pulido parece un barnizado.

– Hiro Yanagimachi -1999- (Tokio, Japón)

Tiene cierto aire británico y ofrece variedad en acertados modelos clásicos.

      De igual manera que los elementos naturales son el fuego, el agua, la tierra y el aire, los que conforman nuestra imagen son los tejidos con los que se confeccionan nuestras prendas, los metales con los que se montan nuestros relojes y la piel con la que se le da la forma de nuestros pies sobre una horma.

      La calidad es una simbiosis entre la materia prima y el artista que la configura, que cuando ambas coinciden en un mismo producto el resultado es una joya.

      Muchas gracias y buena suerte,

David García Bragado

[mc4wp_form]

  • jacobo

    Hay modelos verdaderamente irresistibles. La última fotografia de la izquierda es un ejemplo, (botin balmoral?). Estos modelos, que combinan dos tonos muy distintos de piel, o piel con otro material que puede ser tela, terciopelo, gamuza, etc… se me antojan de muy dificil mantenimiento. Es muy dificil pasar crema o betún a un zapato de estas caracteristicas, ya que por mucho cuidado que se ponga siempre algo del producto pasara a la tela, gamuza, o terciopelo que cubre la otra parte del botin o zapato… provocando un disgusto.

    • vestirseporlospies

      Estimado Jacobo, coincido de forma plena contigo… algunos modelos son sublimes.
      Efectivamente, te dejo un enlace para que veas distintos tipos de botines: http://vestirseporlospies.es/principales-tipos-de-botines-y-sus-variedades-de-botas/.
      Estas botas hay que cepillarlas con un cepillo blando especial en la tela y la crema con un solo dedo enrollado en tela para aplicar la crema y que no se manche… luego sacarles brillo con una gamuza. Son delicados. Además son algo formales pero no dudaría en tener un buen par algún día. ¿no te parece?
      Muchas gracias por comentar y recibe mi más cordial saludo,

  • Lenin Leonardo Macana Guerrero

    Cómo se encuentra Don David, nuevamente yo, jejeje, su asiduo lector colombiano, es mucha la belleza plasmada en estos zapatos japoneses, una cultura muy responsable en todo lo que hacen de calidad, pero parecen zapatos duros que hay que amansar con doloroso esfuerzo. Estaba leyendo por internet diferentes métodos de construcción de zapatos aparte del goodyear, hay el mckay, mckay rapid el aka noruego, el bologna y el pegado sin ninguna costura entre la vira con la pala y la suela. Todos con ventajas y desventajas, por ejemplo casi todos coinciden donde leo que el goodyear por su dedicada construcción tiene la desventaja de ser un zapato duro, poco flexible, y los demás métodos son más flexibles pero más vulnerables al gasto de la suela y su impermeabilidad. Usted, que tiene de primera mano información que método le gusta? recuerdo los zapatos de marrón claro que hace unas semanas nos compartió de la firma Santos que se mostraron tan flexibles y cómodos, me pregunto si usaron algún tipo de construcción híbrida entre el goodyear y otro método para crear esa flexibilidad en el zapato porque hasta la suela se ve algo más delgada que los zapatos mostrados en esta última entrega referente a la zapatería japonesa o los vistos de otras respetadas casas zapateras.

    Gracias por su siempre amable atención.

    • vestirseporlospies

      Muy bien gracias al recibo de la presente estimado Lenin nuestros mejores deseos también para Colombia…
      Aún no conozco método de mayor calidad para la construcción de calzado para hombre que el Goodyear, aunque hay variantes que la perfeccionan.
      La técnica que usó Carlos Santos para la construcción de su modelo la explicamos en el artículo, con los datos que nos facilitó la firma. Sin embargo apuesto a que todo el secreto está en la calidad extraflexible de sus pieles y un cosido muy fino, aunque a este concreto aspecto Ana no nos quiso confesar más lógicamente.
      Siempre he pensado que un zapato no puede que ser duro, sino adaptable, firme y consistente. Si fuera estilo chicle será una deportiva que con el tiempo nos pasará factura… me gustan los zapatos con la rigidez necesaria aunque sean de verano. A la larga es comodidad y salud.
      Cuando en verano paso mucho tiempo en menorquinas (chanclas) en la playa, o descalzo, me duelen al final del día los pies horrores… (porque son planas y blandas…) eso pasaría con un calzado sin la firmeza suficiente. El calzado de calidad también es salud 🙂
      Un abrazo muy fuerte y estamos a tu disposición,