Luciano Barbera; otra conversación con “El Dandi”

“Lamentablemente, la naturaleza no nos ha proporcionado ese gran sentimiento poético de la sensibilidad con la que hacer el nudo a una corbata”; Luciano Barbera.

Luciano-Barbera-carlo-dandi-made-in-italy-00

      Tras Bernhard Roetzel, James Sherwood y Bruce Boyer; y adelantando que tenemos comprometido a Alan Flusser para que sea la siguiente entrevista que publiquemos, le toca el turno a otro referente: Luciano Barbera.

      Esta segunda ronda de entrevistas a nuestros amigos dentro del sector de la moda clásica masculina, la siento más cercana, madura y en confianza. Lo que es seguro es que será más selectiva.

      Confieso que al dandi italiano por excelencia de nuestros días, Luciano, le tengo un especial afecto porque siempre nos dispensó un trato amable, dispuesto y generoso en el cumplido. Emanando, además, serenidad en sus formas.

      Esta ha sido nuestra última comunicación a través del correo electrónico, del pasado viernes, y espero que la disfrutéis tanto como yo.

      Muchas gracias y buena suerte,

David García Bragado

¿Cómo te encuentras estimado Luciano? Me alegra saber de ti una vez más.
Querido David, gracias por tu correo; estoy bien. Sigo tratando de estar mentalmente creativo.

¿Qué crees que te ha permitido llegar a donde estás?
Mejorar una forma de vestir compatible.

¿Cómo ves a tu compañía hoy con lo que ha cambiado el mundo y si cabe más el sector del vestuario masculino con multinacionales como ZARA-INDITEX?
Así es la forma de vida moderna.

¿Un éxito que recuerdes con especial cariño de tu carrera?
En New York a los pocos años del inicio de mi trabajo diseñando la producción de mi “Colección como Estilo de Vida”. Cuando la vi en las vitrinas de Bergdorf Goodman.

¿Qué crees que es lo más importante de tu empresa?
No existiríamos si en Luciano Barbera no nos concentráramos en la investigación; y continuáramos mejorando convulsivamente todo lo que podemos las categorías de todos nuestros variados productos.

¿En qué centras tu esfuerzo en el día a día de tu trabajo en la actualidad?
Estoy dedicado a mis creaciones para los almacenes BARNEYS.

Cada día es un nuevo desafío, ¿cuál está siendo tu último reto?
No creo en la idea de la globalización como un espacio de calidad para la ropa numerosa, porque todo el mundo puede expresar su concepto de elegancia, estilo y calidad.

      La colección de Luciano Barbera siempre es un espacio elitista y confidencial para los hombres que deseen personalizar y encontrar el camino correcto para expresarse.

¿Que le dirías a una persona que opina que la corbata es un trozo de tela inútil en el cuello y una pérdida de tiempo anudarla cada mañana?
También son necesarios.

      La respuesta es que, lamentablemente, la naturaleza no nos ha proporcionado ese gran sentimiento poético de la sensibilidad con la que atar una corbata.

¿Un cliente que recuerdes con especial cariño y porqué?
John John Kennedy. Desde que nos conocimos hasta el día en el que lamentablemente siendo muy joven dejó este mundo, siempre hubo una relación de estimación y amistad mutua. Retengo con gran amor una página del Washington Post donde le muestra en el Despacho Oval del entonces presidente de los EEUU Jimmy Carter. Al periodista le llamó la atención su ropa, recordando que nadie nunca había acudido tan pulcramente elegante al salón oval después de su padre John F. Kennedy.

      John John escribió de su puño y letra esta frase: “Querido Luciano, mira que puedes llegar lejos vistiendo un traje de Barbera”.

      Además, siempre tengo en mente el animado colorido excéntrico pero a la vez trabajado de mi amigo el sastre Derril Osborn (con el que comparto la pasión por la flor fresca en la chaqueta). Y la sobriedad, y aún más el desprecio por el eufemismo, que recuerdo del mejor amigo que conocí: Murray Pearlstein.

Te reconoces un apasionado por el cuidado de los detalles: ¿nos puedes decir como lograrlos?
Es absolutamente necesario que sean ofrecidos por los maestros y la tradición realizada sólo en Italia.

¿Con que perspectiva ves, ahora la trayectoria de tu dilatada vida profesional?
He viajado a menudo en busca de la confirmación de mi gusto. Percibí una tensión continua de todo el mundo hacia mi y continuo imaginando que podría haber hecho.

De todas las personas que he conocido en estos últimos años -dentro del sector- tú has sido el que me ha transmitido mayor paz interior… ¿como lo consigues?
Yo no creo que tengan ciertos momentos específicos. Vivo el tiempo de mi vida creativa en cada ocasión de mi día concreto.

¿Crees que está todo inventado, en la sastrería, y solo hay que seguir adaptando la prenda al físico de las personas o se ha de ir un paso más allá?
Hay que tomarse licencias para transformar una manera de vestir anónima y sin brillo en otra apariencia alegre y personal.

      De otra forma; cada momento de la vida debe ser “personal”, incluso en la forma de vestir.

      La sastrería a medida seguirá tratando de dar más posibilidades válidas para las expresiones en movimiento de cada persona, utilizando todos los nuevos tipos de tejidos que ofrece el mercado.

A la vieja Europa parece que le ha salido un fuerte competidor desde Oriente… ¿cómo ves el trabajo estos profesionales?
Italia continuará teniendo la oportunidad de ofrecer al mundo una forma especial de vestuario elegante y no ser la producción del miedo de los países del Este.

      Si no te humillas compitiendo por el precio a expensas de la calidad de los materiales con que están hechos los productos producidos de manera artesana y exclusiva por expertos.

      Las prendas de confección se han generalizado. Debe ser, pronto, fijado por ley el verdadero “Made in Italy”, con garantías de derechos de consumo.

Con que ilusión o deseo miras al futuro…
Que el mundo crea en nuestras colecciones.

Gracias Luciano.
Espero haber respondido a tus solicitudes, David.

En corto:

  • ¿Motos o coches? Motocicleta para la diversión y coche para el trabajo.
  • ¿Traje o conjunto de chaqueta y pantalón? Traje para las citas importantes; y el conjunto de chaqueta y pantalón para la vida de todos los días.
  • ¿Florencia o Milan? Florencia por el arte, y Milán para los negocios.
  • ¿El lino o el tweed? El lino para la poesía, y el tweed para la campiña.
  • ¿Un italiano universal? Leonardo da Vinci.
  • ¿El mejor embajador de la moda clásica de siempre? El Duque de Windsor.

Luciano-Barbera-carlo-dandi-made-in-italy-31

Si deseas recibir de forma cómoda nuestras publicaciones, déjanos tu e-mail de contacto y te haremos llegar -periódicamente- una actualización con nuestros últimos artículos. Estamos a tu disposición. Muchas gracias y buena suerte

O consulta todos nuestros artículos desde la página de archivo