Los tirantes; la forma elegante de sostener el pantalón del caballero

     La principal función de los tirantes es mantener el pantalón del caballero con la máxima clase y distinción en su justo sitio, la cintura, que es aquel lugar a medio camino entre el obligo y la cadera. Pero además ofrece una estilosa distinción al que lo usa ya que, siendo su utilización sumamente poco extendida entre los caballeros de hoy en día, es otra de las costumbres diferenciadoras de la imagen de caballerosidad que con el tiempo más se van perdiendo.

     De esta manera, con su uso, se presenta la única forma de tener el pantalón transversalmente, además de en altura o verticalidad, cosa que no logra el cinturón.

     “The braces” (los tirantes en inglés) siempre aportarán mayor clase, distinción y estilo que el cinto para conservar el pantalón en su exacto lugar y que estos con el movimiento no se vayan cayendo -por efecto de famosa ley física descubierta por Newton cuando le cayó una manzana en todo lo alto, la gravedad- o girando por distintos movimientos.

     Además de aportar bastante más clase y distinción que el cinturón, se utiliza, preferentemente, para ocasiones más formales, es decir, cuando usamos cualquier tipo de traje. Siendo obligado su uso para trajes formales y semi-formales e indicado para los informales atuendos. No así para los atuendos casual o sport, donde está muy recomendado e indicado el uso del cinturón.

     Este complemento calificará de mayor personalidad, creatividad y originalidad al estiloso caballero portador de los mismos, si bien es cierto que como pasa con el pañuelo de bolsillo, el sombrero,… y tantos otros complementos, en peligro de extinción, se requiere de cierta dosis de temperamento, no poca templanza y marcada personalidad, ya que su uso a buen seguro causará sensación por lo inusual, a nuestro alrededor. Esto no pocas veces supone sufrir cierto pudor hasta que nos acostumbramos a su uso y lo integramos en nuestro vestuario. Aunque apenas se ven y no está muy extendido su uso, cuando intuimos su utilización, su efecto óptico es maravilloso.

     Muchas son las ventajas que aporta su utilización y estos suelen ser completados, en ocasiones, por las “trabillas o tensores laterales” que se ajustan completando la total sujeción del pantalón a nuestro cuerpo cual efecto cinturón pero solo en las caderas.

     Entre otras las principales cuestiones a tener en cuenta en su uso son:

  • Preferiblemente usadlos con botones cosidos en la parte interior del pantalón y con terminaciones, lanzaderas, de cuero. Son los más clásicos, aunque hoy existen variedades como los botones “artificiales” de “quita y pon” (que mostramos en las fotografías) o la sencilla pinza, pero esta puede darnos algún que otro problema además de ser menos clásica y estéticamente más fea.
  • No han de utilizarse con los pantalones cuando estos dispongan de los pasadores del cinturón. Darán un efecto redundante, bastante desacertado y de artificial, eventual o encorsetado uso.
  • En la parte trasera de nuestro pantalón conviene que tenga forma de V en la zona donde se ata el tirante en forma de U, y que tire de dos puntos proporcionalmente, ya que evita la horrible arruga por la rabadilla.
  • El color para los que se van a usar en eventos de etiqueta, frac o esmoquin se deberán usar blancos, negros o combinaciones muy discretas de ambos. En cuanto a otras uniformidades se tendrá en cuenta el resto del conjunto para que esté acorde al mismo, pero se propiciará la originalidad.

     Así como las principales ventajas que nos aportan son;

  • La forma de la hebilla del cinturón que en muchas ocasiones hace un feo efecto, como bulto, en la chaqueta o chaleco desaparece. Además de la incomodidad que nos da el sentirla cuando nos sentamos o doblamos… es una gran liberación!!!
  • Ya hemos comentado que si el cinto se mantiene en su sitio por rozamiento, los tirantes lo hacen por sujeción y esta es mucho más difícil que se desajuste además de ser más ergonómica.
  • Son más cómodos, evitan la compresión en la barriga, así que después de las comidas o si ganamos cierto peso, nos concede cierto margen de comodidad. Y no olvidemos que la graduación del cinturón es escalada y no lineal, por lo que nunca es perfecta.

Además; aportan seguridad y evitan el feo efecto de subirse el pantalón, mantiene cierta ventilación entre el pantalón y la camisa, da seguridad psicológica al mantener constantemente en su sitio el pantalón y confiere cierta impresión de alargar la figura al no aparecer el efecto óptico de “corte” en dos mitades del traje como ocurre con el uso del, en esta ocasión, denostado cinto.

           Hay que tener en cuenta que los pantalones para usar tirantes son específicos y no es adecuado ponérselos a unos pantalones confeccionados para uso de cinturón, normalmente los primeros tienen además de una cintura más elevada, una estructura muy distinta con un corte en forma de “V” en la parte superior con una curvatura especial. Ni que decir tiene que nos se debe usar ambos complementos bajo ningún concepto.

     Respecto a su constitución, acompañamos algunas fotos pero baste decir que en sus extremos, denominadas lanzaderas, siempre son de cuero y están hechos con box-cloth (fieltro) en modelos de cierta calidad, que además suelen venir provistos de pinza para con un sistema de cómodo automático unir al tirante, del cual se puede prescindir fácilmente, y que cuentan con parejas de puntos de unión al pantalón, dos delanteras y una trasera, seis unidades en total.

     Este complemento suele ser considerado una prenda interior por lo que no se deben mostrar en absoluto. Tal circunstancia que nunca nos sucederá por: el uso del chaleco en el traje de tres piezas, el de la chaqueta cruzada que nunca se desabotona o en el caso más sencillo (de hilera simple) porque desprenderse de su chaqueta como sabemos, es uno de los mayores pecados que se pueden cometer cuando vestimos cualquier traje.

     Resumiendo; el uso de tirantes, sí, sin duda, pero de calidad, solo con traje con botones por el interior de una cintura especial para habilitar este complemento y sin pasadores cosidos para el cinto. Negros y blancos para trajes formales y combinados para los informales. Estilizará nuestra figura y mantendrá el pantalón es su precisa y tridimensional ubicación.

     Y tú, ¿qué opinión tienes de este artículo? Eso lo más importante para todos nosotros.

     Muchas gracias y buena suerte,

David García Bragado

[mc4wp_form]

  • Pingback: Tirantes para pantalones()

    • Amoreno

      Muchas gracias queridas damas y estimados caballeros de la página Ey hombres!!! por su amable referencia. A vuestra disposición y saludos cordiales,

  • Estimado David:

    excelente blog, muy ameno, lo sigo hace un tiempo y me a gustado mucho el aprendizaje que incentivas respecto a estos temas.
    Respecto a suspensores son un fanático y te recomiendo http://www.albertthurston.com/ son los mejores, los ocupo hace mucho tiempo. y son los mismo que ocupa el príncipe de Gales.
    saludos Gonzalo ( desde Chile)

    • Amoreno

      Estimado Gonzalo; Muchas gracias por tu agradable comentario.
      Efectivamente la firma que nos recomiendas son vanguardia. Aquí suelen ser más fáciles de adquirir otras firmas como Leyva.
      Un saludo muy cordial y a tu disposición,

  • Pingback: Cómo usar los tirantes -()

    • Amoreno

      Muchas gracias por la alusión, estimados colegas de H&E, encantado de conoceros y saludos cordiales,

  • Pingback: Gregory Smith()

    • Amoreno

      Thank you very much dear Gregory. All the best to you,

  • Pingback: Vanessa Smith()

    • Amoreno

      Thanks so much, dear Vanessa. We are to your disposal,

  • Lorena Canalejas

    Muy interesante, pero a día de hoy prácticamente todos los pantalones tienen los pasadores para el cinturón, inclusive el chaqué inglés de mi novio lo tiene, en ese caso, que sería mejor? el bulto del cinturón o poner los tirantes igualmente? veo en vuestras fotos que se ponen igualmente..
    Gracias y me ha gustado mucho vuestro artículo.

    • vestirseporlospies

      Buenos días querida Lorena y muchas gracias por tu consulta y amabilidad.

      Efectivamente la práctica totalidad de los pantalones -incluidos los de etiqueta- a día de hoy llevan pasadores.
      Si queremos utilizar los tirantes lo suyo es preparar la cintura del pantalón para albergarlos. Esto se consigue quitando esos pasadores para el cinto que hacen un mala imagen si no se utiliza y cosiendo unos botones en el interior de la cintura.

      También es muy recomendable ese corte trasero en triángulo para que el tiro no haga arrugas en el centro ….

      Saludos cordiales,

      PD. Te aconsejo la lectura de este otro artículo también: https://vestirseporlospies.es/tirantes-normas-practicas-de-uso/