Los benditos pantalones rojos

“Nunca lleves tus mejores pantalones cuando salgas a luchar por la paz y la libertad”; Henrik Johan Ibsen, poeta noruego.

pantalones-rojos-conjunto-casual-chaqueta-pantalon-00

      Existen unas prendas más fáciles de combinar que otras. Los pantalones rojos corresponden al grupo de las que resultan más complejas de vestir, o al menos así parece a juzgar por lo poco que los usamos.

      Acertar con los colores más inusuales para nuestros pantalones es de lo más complicado, pero también parece indispensable intentarlo porque nos distinguen y diferencian.

      Personalmente siempre me ha gustado a tener un modelo de este color -rojo- en mi armario porque los considero uno de los modelos básicos para tener.

      Aún recuerdo el modelo que vestí en mis años universitarios de un tono rioja, estaban confeccionados con una tela de algodón ligero y su patrón era similar al del clásico vaquero. Aquellos pantalones, de la firma LIBERTO, me dieron tan buen rendimiento (porque además los adquirí a precio de liquidación) que los recuerdo con el aprecio que solo se les guarda a esas contadas prendas de las que uno no se olvida fácilmente.

pantalones-rojos-conjunto-casual-chaqueta-pantalon-05

      Los que presento en esta ocasión son de la firma KnackMen y los compré hace más de tres años. Sin embargo las ocasiones en las que los utilizo son puntuales, y mucho menos habituales de lo que me gustaría. Sobre todo porque los pantalones de este color tan vivo -u otros similares- no se debe abusar, pero también porque resultan difíciles de acompañar.

      Lo propio para el conjunto con chaqueta es la navy blue blazer, prenda fetiche y comodín donde las haya. Pero coincidiremos en que ésta es la solución fácil, y que a poco que nos compliquemos enseguida encontraremos dificultades.

      Por fortuna, tan pronto como diseñé la chaqueta que me realizó Roberto Basanta en azul oscuro con líneas burdeos -formando un marco de ventana- supe que me daría ocasión de darle una mayor vida a este pantalón.

      El resto del conjunto no puede ser más sencillo: gafas de sol Ray Ban, camisa azul muy clara de la firma del recientemente fallecido Pedro del Hierro (D. E. P.), cinturón de piel marrón Burberrys, calzado mocasín de ante azul con lazo de Vidal Fernández y por supuesto con el complemento por excelencia -para el bolsillo de la chaqueta- de amebas azul de la firma de Javier Jimenez, CENCIBEL.

      Muchas gracias y buena suerte,

David García Bragado
Fotografía: © Jose M. Salgado

[mc4wp_form]

  • Anonimo

    Estimado David, estoy totalmente de acuerdo contigo en que combinar colores tan vivos es muy difícil. Yo además creo que sería incapaz de ponerme un rojo tan vivo o cualquier color tan intenso, siempre tendría la sensación de llevarlo mal combinado y me sentiría incomodo.
    Siempre pensé que el rojo es un color que les sienta muy bien a las mujeres asique prefiero vérselo puesto a quien le sienta bien. Un saludo

    • vestirseporlospies

      Cierto, amigo. Se hace muy complicado, sin embargo darle cierta chispa a nuestra existencia nos puede traer sorpresas agradables 🙂 ¿qué sería nuestra vida sin un poco de picante? 🙂 Los anteriores rojos que tuve eran mucho más apagados y, por lo tanto, ponibles. Un abrazo, gracias y todo lo mejor,